Una misión japonesa a islas en disputa causa más tensiones con China

El interés por comprar las islas que reclama Japón y China como suyas, por parte del gobierno de Tokio, ha generado tensiones políticas
Islas Diaoyu  Islas Diaoyu
Autor: Jessica King
(Reuters) -

El gobernador de Tokio envió un equipo a estudiar un conjunto de islas en el Mar Oriental de China, las cuales Japón y China reclaman.

Medios de comunicación estatales chinos informaron que el estudio es "ilegal", mientras que el incidente aumenta las tensiones territoriales en el norte de Asia.

Las islas deshabitadas son conocidas como Senkaku en Japón, y en China como Diaoyu, y son propiedad privada de una familia japonesa.

Sin embargo, tanto China como Japón las reclaman como parte de su territorio. Las islas se encuentran entre Taiwán y Okinawa, en ricas aguas de pesca donde también se cree que es rica en recursos petroleros. 

El gobierno japonés arrienda la isla a la familia por mantenerla "pacífica y estable", dijo el secretario del gabinete, Osamu Fujimura.

El gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, ha iniciado conversaciones con los propietarios privados y dijo que espera llegar a un acuerdo para comprar la isla a finales de año.

"En lugar de un gobierno nacional pusilánime que no ha actuado de principio a fin, Tokio estudiará la manera de sacar el máximo provecho de los mares fértiles y abundante naturaleza de estas islas", dijo Ishihara a principios de este año.

El equipo enviado navegó un barco y luego subió en botes para estudiar la costa, pero no han puesto un pie en las islas.

Las islas son un símbolo de lo que muchos en China ven como un asunto sin concluir, corregir el impacto de la ocupación japonesa de 1930 y 1940.

China dice que la reclamación de Diaoyu se remonta cientos de años. Japón dice que China cedió la soberanía cuando perdió la guerra chino-japonesa en 1895.

Luego Japón vendió las islas en 1932 a los descendientes de los colonos originales, pero la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial nubló el asunto. 

Las islas fueron administradas por la fuerza de ocupación de Estados Unidos después de la guerra. En 1972, Washington las volvió a Japón como parte de su retirada de Okinawa.

El analista chino Guo Xiangang dice que  es donde comienzan los problemas. "Estados Unidos  entregó la isla a Japón para sus propios propósitos durante la Guerra Fría. Así que personalmente  creo que Estados Unidos debe asumir la culpa por la disputa de Diaoyu isla", dijo Guo. 

"No debería haber ninguna discusión sobre la isla de Diaoyu. Siempre ha sido parte de China", detalló el director adjunto del Instituto de Estudios Internacional de China, institución que pertenece  al Ministerio chino de Asuntos Exteriores.

En agosto estalló un conflicto diplomático entre Japón y China, después de que un grupo de ciudadanos chinos fueron fotografiados levantando banderas ahí, quienes fueron arrestados.

Activistas japoneses también han estado en tierra levantando su bandera en incidentes ocurridos en 1990 y 1996.

En 2010, las tensiones aumentaron cuando un barco pesquero chino chocó contra un barco de la Guardia Costera de Japón que patrullaba las aguas de las islas.

Japón detuvo a los miembros de la tripulación, pero luego los liberó bajo presión diplomática china y de comercio.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×