Tras 'Isaac', las altas temperaturas afectan Lousiana y Mississippi

Más de 100,000 personas continúan sin electricidad casi una semana después de que el huracán tocó tierra ‘Isaac’
'Isaac' ya se encuentra en Arkansas
Autor: Holly Yan y Jessica Jordan
(Reuters) -

A medida que más residentes en el sur de Louisiana regresan a su casa después del huracán Isaac, muchos ahora deben enfrentarse a un nuevo obstáculo: la reconstrucción de sus vidas en medio de temperaturas abrasadoras y sin aire acondicionado.

"Los valores del índice de calor continuarán en el rango de 100 a 105 grados Fahrenheit (unos 40 grados Celsius), posiblemente mayor en algunos lugares, y continuarán teniendo un mayor impacto en las personas que todavía no tienen electricidad", dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Mientras que muchos residentes se centran en la recuperación, "necesitamos que todos tomen en serio el riesgo del calor", dijo Bruce D. Greenstein, secretario del Departamento de Salud y Hospitales de Louisiana. "Esta es una condición grave que puede ser mortal".

Más de 100,000 clientes de servicios públicos en la Costa del Golfo se quedaron sin electricidad casi una semana después de que Isaac tocó tierra, mientras que unos 2,800 se encontraban todavía en refugios en Louisiana y Mississippi a causa de las inundaciones.

Tormentas eléctricas aisladas desde este martes al sábado podrían producir "relámpagos frecuentes y fuertes aguaceros" en partes del sureste de Louisiana y Mississippi del Sur, dijeron los meteorólogos

Las autoridades aún están frente a las amenazas que plantea la lluvia a los crecidos ríos y lagos, particularmente en St. Tammany Parish, en el noreste de Nueva Orleans.

El río de las Perlas, a lo largo de la frontera del estado de Mississippi, aumentó su nivel más de 5 metros por encima del nivel de inundación el martes que las autoridades supervisaron un bloqueo debilitado en un canal adyacente.

Funcionarios de Parish advirtieron a la gente que se mantenga alejada de la zona, pero las autoridades levantaron una orden de evacuación obligatoria el fin de semana después de que se liberara el agua para aliviar la presión.

Más advertencias de inundaciones estaban en efecto este martes por las partes de la costa de Mississippi, donde los ríos al norte de Pascagoula y Gulfport estaban muy altas.

En St. Tammany Parish, la Guardia Nacional de Louisiana tenía 253 miembros dispuestos a ayudar con la seguridad y evacuaciones cerca del río de la Perla, según un comunicado emitido este lunes por la oficina del gobernador Bobby Jindal.

Este lunes, el presidente Barack Obama elogió a los rescatistas y voluntarios que ayudan a limpiar después del huracán Isaac y ofreció ayuda federal para reforzar la protección contra las inundaciones en la zona afectada.

Obama supervisó los daños causados por las tormentas en St. John the Baptist Parish, en el oeste de Nueva Orleans, que sufrió inundaciones después de que Isaac golpeó el norte de la Costa del Golfo. Miles de residentes se vieron obligados a abandonar sus hogares cuando la tormenta aumentó los niveles de agua en las orillas del Lago Pontchartrain, pero no hubo víctimas mortales en Parish.

"Quiero felicitar a todo el mundo que está aquí por el excelente trabajo que han hecho para asegurar que se salvaron vidas, que si bien hubo un tremendo daño a la propiedad, la gente estuvo en condiciones de salir rápidamente", dijo Obama a los reporteros después de ver el daño.

Elogió a las autoridades que llevaron a cabo rescates a pesar de sus propias pérdidas y la "resistente" gente de Louisiana y Mississippi, muchos de los cuales todavía se enfrentan a la amenaza de inundaciones.

Las autoridades han registrado ocho muertes estadounidenses por Isaac, seis de ellos en Louisiana. El último se registró este lunes, cuando un hombre de 90 años de edad, fue encontrado muerto en su casa en los suburbios de Nueva Orleans, dijo Jefferson Parish Coroner Gerry Cvitanovich.

La casa estaba equipada con aire acondicionado, pero el sistema no funcionaba con la electricidad fuera, dijo Cvitanovich. Las temperaturas en la zona alcanzaban los 90 grados este lunes.

Greenstein, secretario de salud y de los hospitales de Louisiana, ofreció los siguientes consejos para lidiar con el calor: "Beba muchos líquidos, use ropa holgada y bloqueador solar y tome descansos en la sombra o en un lugar fresco y con frecuencia". Las autoridades dicen que la temperatura corporal de una víctima de un golpe de calor puede subir a 105 grados Fahrenheit (unos 40 grados Celsius) de 10 a 15 minutos.

Isaac golpeó la Costa del Golfo al sur de Nueva Orleans como categoría 1 el miércoles pasado, en lo que fue el séptimo aniversario del devastador huracán Katrina. Había matado a 19 personas en el país caribeño de Haití, donde golpeó antes de entrar en el Golfo de México.

La tormenta fue la primera prueba real de Nueva Orleans que realizó una inversión de 14.5 mil millones de dólares para reconstruir el sistema federal de control de inundaciones de la ciudad después de que falló durante Katrina en el 2005.

Katrina mató a casi 1,800 personas, la mayoría cuando la tormenta abrumó el sistema de diques e inundó la ciudad.

La mayor parte de las zonas duramente golpeadas por Isaac estaban fuera del sistema de diques reconstruidos.

Matt Smith, Martin Rick y George Howell contribuyeron a este informe.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×