La primera dama marcará el paso de la Convención Demócrata con su discurso

Michelle Obama intervendrá esta martes en la primera jornada en Charlotte para mostrar el lado más humano del presidente de EU
La esposa de Mitt Romney habla ante republicanos
Sarah Aarthun
Autor: Sarah Aarthun
CHARLOTTE, Carolina del Norte (Reuters) -

Cuando Michelle Obama salga al escenario el martes por la noche en la Convención Nacional Demócrata, enfrentará una tarea similar que la de Ann Romney: la de presentar a su marido como padre y hombre de familia, por encima de su persona pública en los reflectores políticos.

La primera dama hablará en la noche inaugural de la convención, exactamente una semana después de que Ann Romney pronunciara lo que un analista de CNN denominara como “terciopelo político”, un discurso en la convención republicana en Tampa, el cual fue sobre su, por momentos, encorsetado marido empresario, Mitt Romney, y que lo convirtió en un candidato carismático, quien será defensor de los estadounidenses de la clase trabajadora.

Michelle Obama afronta una tarea más sencilla al intentar convencer a los votantes de la simpatía del presidente. Las tendencias favorables de Obama en este aspecto están muy por encima de las de su oponente republicano. Sin embargo, ella aún debe trabajar para superar la percepción de que Obama es un presidente frío y a veces distante, y lento en su tarea de construir relaciones fuera de la Casa Blanca.

El propio Obama combatió esa imagen en una entrevista reciente con CNN, diciendo que la paternidad está antes que los chismorreos políticos con los negociadores de Washington.

Los Obama han hablado abiertamente acerca de la importancia de la cena con la familia y de, fuera de las exigencias de la Casa Blanca, pasar tiempo con sus dos hijas: Sasha, de 11 años, y Malia, de 14.

Los funcionarios de la campaña dicen que Michelle Obama ayudará a acrecentar la estrategia del equipo de campaña para utilizar la convención como una forma de mostrar “lo que impulsa diariamente (al presidente)”.

Obama encarará a un público receptivo. Ella es conocida por ser una primera dama cálida y abierta, cuyos más recientes números sobre su buena acogida en una encuesta realizada por CNN/ORC International alcanzan el 65%.

Justo hace cuatro años, ella fue retratada en una caricatura en la portada de la revista New Yorker como una especie de Angela Davis con aspecto afro, armada con una ametralladora y chocando los puños con su marido.

Ha construido su reputación de mujer agradable al abordar problemas como la obesidad infantil con su campaña ¡Movámonos!, al celebrar numerosos eventos de alto perfil en la Casa Blanca y al aparecer en campañas institucionales para alentar a los niños y a sus padres a mantener un estilo de vida activo. También comenzó un huerto de verduras en los terrenos de la mansión del Ejecutivo.

Incluso su tino por la moda ha ganado admiración. Por lo regular Obama opta por vestir con chaquetas de punto y faldas provenientes de esas cadenas minoristas como J. Crew, más que de diseñadores de altos estándares, poniéndose al mismo nivel de tiendas que el electorado femenino de clase media.

El voto de las mujeres es especialmente clave en esta elección, por lo que los demócratas trabajan en retratar a Mitt Romney y al Partido Republicano como alejados del electorado femenino.

En una entrevista reciente con la revista Parade, la primera dama señaló que le gustaría añadir los problemas de salud femenina a su lista de causas en caso de que su marido resulte electo para un segundo periodo.

La primera dama ha acelerado el paso en los últimos días para ayudar a llenar el vacío dejado por el apretado calendario de la campaña de su marido, reuniéndose con familiares de las víctimas del tiroteo en el templo sij en Wisconsin, haciendo campaña por su marido en la contienda electoral y pidiéndole a los voluntarios conseguir votantes en los estados que están en disputa.

El martes por la noche, Michelle Obama seguirá con su destacado papel de sustituta, e intentará marcar la pauta para la embestida final de su marido rumbo al Día de Elecciones.

Jessica Yellin, de CNN, contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×