La reforma migratoria, Afganistán y Guantánamo, los pendientes de Obama

El presidente de EU incumplió con la mayoría de sus promesas, según el sitio 'PolitiFact'; los demócratas alegan obstáculos en el Congreso
AFP
Guantanamo-Cuba-AFP  AFP
Autor: Dan Lothian
(Reuters) -

El electorado, estimulado por unas elecciones sin precedentes y las grandes expectativas, se ha acostumbrado a recibir a Obama coreando espontáneamente: “Yes, we can”. Obama prometió tomar “medidas atrevidas y rápidas” para rescatar a la economía, y terminar con el dominio partidista en Washington al acabar con “las rencillas mezquinas y las falsas promesas”.

“Hay quienes dudan de la magnitud de nuestra ambición, quienes insinúan que nuestro sistema no podrá con tantos grandes planes”, declaró el presidente estadounidense, Barack Obama, durante su discurso inaugural en 2009. “Tienen mala memoria, ya olvidaron lo que este país ha logrado”.

Con tan grandes expectativas quedó claro que habría muchas cosas por hacer; muchos republicanos se apresuraron a admitir públicamente que no facilitarían la tarea del presidente.

Muchos observadores políticos afirman que era necesario que el novato senador hiciera tantas promesas. “Debía probar su valía ante muchos electores demócratas”, señaló Bill Adair, creador y editor de PolitiFact, un sitio web dedicado a estudiar la honestidad en la publicidad de las campañas. “Hizo decenas de promesas pequeñas, pero específicas”, añadió.

PolitiFact evaluó las 508 promesas que hizo Obama y llegó a la conclusión de que el presidente ha cumplido el 37% de ellas, se ha comprometido a cumplir un 14%, ha roto el 16%, ha hallado obstáculos para cumplir con el 10% y el 22% están en “proceso de ser cumplidas”. Esta información se puede encontrar en detalle en la sección del sitio web llamada: Las calificaciones de Obama.

Uno de los mayores tropiezos ocurrió poco después de que el presidente tomara el cargo. Durante una entrevista con el programa 60 Minutos de la cadena NBC, Obama anunció su intención de cerrar Guantánamo y se comprometió a “llegar a las últimas consecuencias”. Sin embargo, los obstáculos legales y la oposición del Congreso lograron neutralizar la orden ejecutiva con la que se pretendía cerrar el centro de detención en menos de un año.

Otra promesa que se topó con la oposición del Capitolio fue la de revocar las exenciones fiscales para los contribuyentes más adinerados, implementadas durante el gobierno de Bush. Mientras los propietarios de inmuebles intentaban recuperarse de una terrible crisis hipotecaria, especialmente en estados como Nevada y Florida, se desvaneció la promesa de crear un fondo de 10,000 millones de dólares para evitar las ejecuciones hipotecarias.

“Hizo grandes promesas acerca de cambiar la dinámica en Washington, de unir a los partidos, de ser transparente respecto a su manejo de la Casa Blanca”, señaló Adair. “Entonces se vio en problemas. La presidencia se dio cuenta de que algunas de las cosas que se dijeron en la campaña de 2008 habían sido poco realistas dada la forma como funciona Washington”.

La larga lista continúa: no se ha logrado la reforma migratoria integral; no se ha implementado un sistema de límites e intercambios para regular las emisiones de contaminantes.

Los críticos se aprovechan de algunas de estas promesas rotas para alegar que el presidente es ineficiente. Sin embargo, la Casa Blanca cree que su balance de promesas es positivo: se logró la reforma de los servicios de salud; el rescate de la industria automotriz; se abolió la política No preguntes, no reveles a través de la que se prohibía abiertamente el acceso de los homosexuales, hombres y mujeres, a las fuerzas armadas.

En Las calificaciones de Obama se aprueba el desempeño del presidente en materia de seguridad nacional. El presidente se comprometió a poner fin a la guerra en Iraq durante una visita a Jordania en 2008. “Mi objetivo es que ya no haya tropas estadounidenses combatiendo en Iraq”, señaló el presidente. Cumplió su promesa en diciembre. A eso hay que agregar que el conflicto en Afganistán está menguando y que el terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden, está muerto. “La muerte de Bin Laden representa el logro más importante en la lucha de nuestra nación en contra de al Qaeda”, declaró el presidente cuando dio a conocer la noticia en un discurso que se organizó apresuradamente y que se transmitió a nivel nacional en mayo de 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De aquí al día de las elecciones, es probable que algunas de las promesas que no han cristalizado se derrumben o se cumplan; hay que tener en cuenta que la campaña ha consumido gran parte de los esfuerzos.  

Adair dice que hay muchas personas a quien culpar; señala que el Congreso ha puesto obstáculos insalvables y añade que algunas promesas podrían haberse logrado fácilmente a través de una acción ejecutiva que hasta ahora no se ha dado.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×