Barack Obama promete justicia tras la muerte de su embajador en Libia

El presidente de EU refuerza la seguridad diplomática y asegura que no afecta a la relación con el país; la investigación apunta a al Qaeda
Las relaciones entre el islam y el occidente
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El presidente Barack Obama dijo este miércoles que el ataque en el que murió su embajador en Libia, Chris Stevens, y otros tres estadounidenses, no quedará impune.

El gobierno de Estados Unidos anunció este miércoles, por medio de un comunicado, que la Armada de EU moverá a las costas libias dos buques de guerra y usará aviones no tripulados de vigilancia para seguir a los presuntos autores, dijeron las autoridades.

En comentarios desde la Casa Blanca, Obama condenó “en los términos más enérgicos” el incidente ocurrido este martes en el consulado de Bengasi, al cual calificó como “indignante y atroz”, y ordenó aumentar las medidas de seguridad en las instalaciones diplomáticas estadounidenses en todo el mundo.

Según Obama, “no hay justificación” para el ataque, y se trabajará en coordinación con Libia para llevar ante la justicia a los responsables. El hecho no causará una ruptura en las relaciones entre ambas naciones, según Obama.

“Esto es especialmente trágico, porque Chris Stevens murió en Bengasi, una ciudad que él peleó salvar”, dijo el presidente, que estuvo acompañado por la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

“No se equivoquen, se hará justicia”, agregó.

Según fuentes estadounidenses, el ataque contra el consulado fue planeado, y los atacantes utilizaron la protesta afuera del complejo como distracción.

No está claro si los atacantes instigaron la protesta o simplemente tomaron ventaja de la situación, pero las fuentes no creen que el embajador era un blanco específico de los atacantes.

Un grupo simpatizante de al Qaeda es el principal sospechoso del ataque en Bengasi según fuentes que monitorean a grupos islamistas en el este de Libia.

Presuntamente el ataque ocurrió tras un exhorto que hizo el líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, en venganza por la muerte en junio de un miembro de alto nivel del grupo terrorista, Abu Yahya al Libi.

El grupo sospechoso de estar detrás de los ataques, la brigada de Omar Abdul Rahman, surgió en mayo, cuando se atribuyó la responsabilidad de una explosión afuera del consulado de Estados Unidos en Bengasi. Después difundió un video del ataque.

En comentarios previos a los de Obama, Clinton afirmó desde el Departamento de Estado que no existe justificación alguna para dicho ataque.

“Este es un ataque que debe de conmocionar la conciencia de personas de cualquier religión en el mundo”, dijo Clinton.

La secretaria de Estado informó que este martes el complejo diplomático estadounidense fue atacado por militantes fuertemente armados, que fueron confrontados por personal de seguridad estadounidense y libio.

Clinton solo identificó a dos de los fallecidos: el embajador Chris Stevens y Sean Smith, un funcionario de manejo de información del servicio exterior. Los otros nombres no fueron dados a conocer a la espera de notificar primero a los familiares.

“En el vestíbulo de este edificio, el Departamento de Estado, los nombres de los que han caído en el cumplimiento del deber están inscritos en mármol. Nuestros corazones se rompen con cada uno. Y ahora, a causa de esta tragedia, tenemos nuevos héroes que honrar y más amigos que lamentar”, dijo Clinton.

Clinton recordó que Stevens llegó a Libia en un barco carguero a realizar contactos con los rebeldes durante las primeras semanas del levantamiento armado contra Moamar Gadhafi.

Sean Smith era un veterano de la Fuerza Aérea que estuvo 10 años trabajando desde La Haya y que se encontraba en Libia de manera temporal, según Clinton. Smith estaba casado y tenía dos hijos.

“¿Cómo pudo pasar esto en un país que ayudamos a liberar, en una ciudad que ayudamos a salvar de la destrucción?”, se preguntó Clinton, que culpó a un pequeño y salvaje grupo de personas.

En comentarios este miércoles, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, calificó como “atroz” y “repugnante” el ataque.

“Estados Unidos no tolerará ataques contra nuestros ciudadanos”, dijo Romney.

“No podemos dudar en utilizar nuestra influencia en la región para apoyar a quienes comparten nuestros valores”, afirmó el político en una conferencia de prensa en Jacksonville, Florida.

Según Romney, Obama ha mostrado “una falta de claridad en política exterior”.

En respuesta al ataque, dos funcionarios dijeron este miércoles que EU desplegó en Libia un grupo de marines conocido como el Equipo de la Flota de Seguridad Antiterrorista para apoyar en las tareas de seguridad en instalaciones estadounidenses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este martes, una "multitud enojada" marchó hacia el consulado estadounidense, indignada por una película en internet considerada como ofensiva para el islam, dijo este miércoles el viceministro del Interior, Wanis al Sharif. La sede de EU en Egipto también fue atacada este martes en respuesta al filme.

La última vez que un embajador estadounidense murió por terroristas fue en 1979, cuando el enviado a Afganistán, Adolph Dubs, fue secuestrado y asesinado durante un intento de rescate, de acuerdo con los registros del Departamento de Estado.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×