Otra protesta se torna violenta afuera de la embajada de EU en El Cairo

Elementos antidisturbios intervinieron para alejar a los manifestantes, en el segundo día de protestas contra una película sobre Mahoma
Manifestantes invaden embajada de EU en Egipto
/
EL CAIRO (Reuters) -

Policías antidisturbios lanzaron gas lacrimógeno y disparos de advertencia este miércoles afuera de la embajada de Estados Unidos en El Cairo, mientras los manifestantes trataron por segundo día consecutivo de romper la brecha de seguridad del edificio, indicaron funcionarios y testigos.

Los enfrentamientos estallaron en medio de crecientes tensiones en las misiones diplomáticas de Estados Unidos en la región, por el ataque de la noche de este martes en el consulado estadounidense de Bengasi, Libia, que provocó la muerte del embajador Chris Stevens y otros tres funcionarios consulares.

Los manifestantes se reunieron en El Cairo, como lo habían hecho el día anterior, para manifestarse en contra de una película que se burla del profeta del islam.

Las protestas de la noche del miércoles se tornaron violentas cuando los manifestantes comenzaron a arrojar piedras al edificio de la embajada, según Alla Mahmoud, un portavoz del Ministerio del Interior. A un auto le prendieron fuego.

“Las fuerzas fueron capaces de alejar a los manifestantes hacia la plaza Tahrir”, dijo Mahmoud, quien agregó que se hicieron algunos arrestos.

Más de una docena de personas resultó herida en los enfrentamientos que se extendieron hasta pasada la medianoche, dijo Khaled Khatib, del Ministerio de Salud.

Más temprano, el presidente de Egipto habló en los "términos más enérgicos" sobre el incidente del día anterior en la embajada —pero no se pronunció contra el ataque.

Mientras el primer ministro egipcio calificó el incidente de este martes como "lamentable" e injustificado, el presidente Mohamed Morsi condenó la película que incitó a los manifestantes.

Morsi se refirió al deber de Egipto sobre proteger las misiones diplomáticas y su oposición a los manifestantes ilegales, pero no criticó a los que asaltaron la embajada.

"La presidencia condena en los términos más enérgicos el intento de un grupo de insultar el lugar del Mensajero, el Profeta Mahoma, y condena a las personas que han hecho este trabajo radical", dijo el presidente en un comunicado publicado en su página de Facebook.

"El pueblo egipcio, tanto musulmanes como cristianos, rechaza tales insultos a santidades".

La declaración señaló que "el gobierno egipcio tiene la responsabilidad de proteger las propiedades públicas y privadas, y las misiones diplomáticas, además de la sede de la embajada de los distintos países" y que "respeta y protege el derecho de expresión y el derecho a la protesta pacífica, y se opone firmemente a cualquier intento irresponsable de rebasar la ley”.

Varios hombres escalaron los muros de la embajada de Estados Unidos  en El Cairo y destruyeron la bandera estadounidense el martes, cuando se cumplía otro aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

La bandera que los manifestantes colgaron desde el interior del complejo de la embajada estaba adornado con caracteres blancos que decían: "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su mensajero", un emblema que es utilizado con frecuencia por los radicales islámicos.

Se escucharon disparos de advertencia mientras una multitud se encontraba reunida en torno al recinto, aunque no quedó claro quién hizo los disparos. No se informó sobre muertos o heridos.

Cuatro manifestantes fueron detenidos en relación con los hechos, y estaban siendo interrogados por "perder el rumbo de lo que se acepta como protesta pacífica", dijo el portavoz del Ministerio del Interior, Alla Mahmoud.

El incidente en El Cairo no fue tan grave como la violencia en la vecina Libia, donde un ataque contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi mató a cuatro estadounidenses, incluyendo al embajador.

No estaba claro si los dos ataques estuvieron coordinados. Los manifestantes en ambos países estaban molestos por una película en línea que presenta al islam como una religión fraudulenta y al Profeta Mahoma como un mujeriego, pederasta y asesino despiadado.

En su declaración, Morsi pidió a los diplomáticos egipcios en Washington "emprender acciones legales contra las personas que tratan de arruinar las relaciones y generar discusiones entre las personas y los países”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El incidente se produce en medio de un periodo delicado en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Egipto, bajo el mando de Morsi, el primer líder del país desde el derrocamiento del viejo gobernante Hosni Mubarak, un aliado clave de occidente.

Mohamed Fadel Fahmy, Ian Lee in Cairo, Jomana Karadsheh, Matt Smith, Brian Walker, Elise Labott, Paul Cruickshank y Tracy Doueiry contribuyeron con este reporte

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×