El hombre que saltó a la guarida del tigre en NY quería "ser uno" con él

A pesar de múltiples fracturas, el individuo se encuentra estable en el hospital; el insólito hecho ocurrió en el Zoológico de Bronx
tigre zoológico bronx  tigre zoológico bronx
Brittany Brady
Autor: Brittany Brady
(Reuters) -

El hombre de 25 años que saltó del vehículo monorriel a la guarida del tigre en el Zoológico del Bronx no estaba ebrio ni está loco, dijo el comisionado de la Policía de Nueva York, Ray Kelly.

"Aparentemente tiene un tipo de fascinación con los tigres", dijo Kelly a KABC, afiliada de CNN. "Visitó el zoológico el mes pasado, hace un mes y medio, y se enfocó en esa área".

Kelly añadió que no había evidencia de que David Villalobos tuviera alguna enfermedad mental o intoxicación.

"No creo que fuera malicioso", dijo Kelly. "No hay indicaciones de que estaba bebiendo, pero que... momentáneamente perdió el sentido común".

Villalobos, quien se encuentra hospitalizado en condición estable, dijo que "su salto definitivamente no fue un intento de suicidio, sino un deseo de ser uno con el tigre", según Paul Browne, jefe de comunicación del Departamento de Policía de Nueva York.

Eran alrededor de las 15:00 horas de este viernes cuando, montado en el monorriel Asia Salvaje del zoológico, brincó "por encima de la valla perimetral de la exhibición" y cayó en la guarida, detalló el director del Zoológico, Jim Breheny. Después dijo que acarició a uno de los tigres antes de que éste se apartara. 

Villalobos se fracturó el hombro derecho, una costilla, un tobillo, la pelvis, y sufrió heridas punzantes, así como un colapso pulmonar, explicó el portavoz policial Brian Sessa. 

El comisionado dijo que, aparentemente, la mayoría de las lesiones del hombre son por la caída desde una altura de cinco metros.

La policía informó que Villalobos fue acusado de violar propiedad privada y que será procesado luego de que salga del hospital. 

Funcionarios del zoológico dijeron que los rescatistas utilizaron un extintor para separar al animal. Villalobos obedeció instrucciones y se metió "bajo un cable caliente para estar seguro", por lo que el tigre se dio la media vuelta, dijo Breheny.

El zoológico utiliza los denominados cables calientes –o cables con carga eléctrica- como herramientas de control para mantener a los animales lejos de zonas como los lechos de las plantas. Si los animales tocan el cable, reciben una pequeña descarga eléctrica.

La decisión de Villalobos de seguir las instrucciones y meterse debajo del cable "probablemente salvó su vida", dijo Breheny a los reporteros este viernes.

Se encontraba "consciente y hablando" cuando fue trasladado en ambulancia hacia el Centro Médico Jacobi, en Bronx, Nueva York.

"Puede decirse que si el tigre realmente hubiera querido hacerle daño a esta persona, ciertamente habría tenido el tiempo para hacerlo", dijo Breheny. “Este es un hecho extraordinario que ocurrió porque... alguien deliberadamente intentaba ponerse en peligro".

La exhibición Tigre de Montaña alberga a tigres siberianos y malayos, según la página de internet del Zoológico del Bronx.

Este es el parque emblemático de la ciudad y está a cargo de la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×