España aguarda más protestas tras darse a conocer el nuevo presupuesto

El país europeo sigue sumido en la recesión, los bancos necesitan una inyección de capital y la población protesta contra la austeridad
  • A+A-
Autor: Al Goodman, Irene Chapple y Catherine Tymkiw
(Reuters) -

España dio a conocer su nuevo presupuesto el jueves mientras enfrenta una crisis de deuda y las protestas de miles de españoles inconformes con los recortes anunciados.

El presidente, Mariano Rajoy, dijo en julio que se recortarían del presupuesto 65,000 millones de euros (83,000 millones de dólares) a lo largo de tres años, a través del aumento de los impuestos y la reducción de la burocracia.

El gobierno español anunció que creará una nueva autoridad fiscal para supervisar los nuevos recortes en gastos, aumento de impuestos y ajustes estructurales que se incluyen en el nuevo presupuesto.

Pese a  los recortes, la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamarina aseguró que habrá incrementos en pensiones y becas.

Pero el proyecto también incluye grandes reducciones en gastos en un esfuerzo por reducir el déficit de la nación. Por tercer año consecutivo, los salarios de los trabajadores públicos permanecerán congelados y los salarios de todos los ministros serán reducidos en un 12%, informó la funcionaria.

"Este presupuesto fue creado en tiempo de crisis, pero precisamente para salir de la crisis”, dijo Saenz. En el proyecto también está incluir 43 leyes propuestas que regularán varios sectores de la economía y cuyo objeto es estimular el crecimiento en áreas débiles.

El país europeo es una de las mayores economías de Europa y se encuentra en una batalla por disminuir el enorme déficit que arrastra, mismo que amenaza la estabilidad del euro, moneda usada por cientos de millones de personas a lo largo de Europa.

Sin embargo, los españoles han salido a las calles para protestar en contra de las medidas de austeridad y se espera que lo sigan haciendo ahora que se han dado a conocer los nuevos recortes.

Un vocero de la policía reportó una serie de enfrentamientos entre los agentes y los manifestantes el martes en la plaza de la Fuente de Neptuno, en el centro de Madrid, en los que decenas de personas resultaron heridas, dos de ellas oficiales de la policía. El portavoz agregó que 22 de las 6,000 personas que se calcula que se manifestaban fueron arrestadas. Los manifestantes declararon que la policía disparó balas de goma en contra de la multitud; la policía no hizo comentarios al respecto. Los manifestantes coreaban: “Los tenemos rodeados. No tenemos miedo”.

Llegó un momento en que la policía repelió a los manifestantes con porras para evitar que se acercaran al Congreso, que se encontraba en plena sesión.

España enfrenta una fuerte crisis económica; la tasa de desempleo ronda el 25%; los manifestantes acusan al gobierno y a la oposición por igual de tratar de resolver los problemas financieros del país con cargo al pueblo.

En un video tomado en el lugar de las protestas se puede ver a la policía golpeando a algunos grupos de manifestantes con sus macanas, aunque se trató de incidentes aislados.

La protestas que ocurrieron en la capital el martes parecen haber sido las más violentas de este año, aunque los hechos violentos se dieron en solo una de las 1,900 protestas que se calcula que han tenido lugar en Madrid durante este año, de acuerdo con cifras oficiales.

El país hace frente al costo creciente de los préstamos, la fuga de capitales del sistema bancario y las devastadoras tasas de desempleo. España se encuentra en recesión desde abril y los analistas creen que la situación económica empeorará antes de mejorar.

“Es muy probable que el crecimiento sea ínfimo durante un largo período”, señaló Ben May, economista de Capital Economics, en Londres. “Se requerirán medidas de austeridad adicionales”.

El Banco de España informó el miércoles que se espera que la actividad económica en el segundo trimestre siga debilitándose y calculó que el producto interno bruto caerá al 1.3%, lo que significa una contracción económica por tercer trimestre consecutivo.

‘Demasiado grande para fallar, demasiado grande para ser rescatada’

Grecia sigue en peligro de ser expulsada de la zona euro; sin embargo, la situación de España es más preocupante. Si una economía tan importante colapsara, las repercusiones podrían ocasionar un caos sin precedentes en Europa y el resto del mundo.

La economía de España es la cuarta de la zona euro, detrás de la de Alemania, Francia e Italia, y aporta el 11% del producto interno bruto del bloque. Para darnos una idea del tamaño, las economías combinadas de Grecia, Portugal e Irlanda, países que ya han sido recatados, componen menos del 6% de la economía del bloque.

Rajoy tiene una ardua tarea por delante para reducir el déficit. Michala Marcussen, economista de la Société Genérale, señaló que se requerirán “esfuerzos sustanciales” para lograr reducir el déficithasta un 4.5%. Marcussen subrayó que es posible reformar el sistema de pensiones a través de la modificación de la edad de retiro, 67 años en vez de 65, y trabajar sobre los impuestos y el mercado laboral.

El presupuesto se dará a conocer el viernes tras la publicación de la auditoría financiera del país, la que se espera que explique en detalle las necesidades del sector financiero.

El consenso es que los bancos requieren de una inyección de capital de cerca de 60,000 millones de euros (77,000 millones de dólares). Marcussen escribió en un análisis que “la cifra es tan baja que podría significar que aún hay pérdidas por enfrentar, especialmente en este frágil ambiente económico”.

Hasta ahora, parece que los bancos tienen una crisis de deuda de alrededor de 300,000 millones de euros y aún no está claro cuál será el costo total de la recuperación.

Los ministros de finanzas de la zona euro acordaron en junio ayudar al sector bancario español; sin embargo, Rajoy ha insistido en que el gobierno no necesita ser rescatado.

España, que atraviesa su segunda crisis desde 2009, es calificada de “demasiado grande para fallar, demasiado grande para ser rescatada”. El país sufre una crisis de desempleo: más de la mitad de los jóvenes menores de 24 años, o lo que es lo mismo, una de cada cuatro personas, están desempleados. La tasa de desempleo de España ha repercutido en la tasa de la zona euro, que ha alcanzado el 11%, la más alta desde la creación de la zona, en 1999.

¿Por qué está fallando la economía?

La situación de España se ha desarrollado igual que una tormenta perfecta: el dinero sale del país a pesar de la imperiosa necesidad de evitar la fuga de capitales y el apoyo al sistema bancario. España queda así en una precaria situación financiera, los inversionistas huyen, aumentan los costos de su deuda y hace más probable la necesidad de un rescate.

Esta situación es un recordatorio de que los gobiernos están unidos a los sistemas bancarios locales, que son el verdadero motor de su economía.

Los problemas de Europa se han exacerbado gracias a las malas noticias que no cesan de llegar de Estados Unidos.

Al Goodman desde Madrid, Irene Chapple desde Londres y Catherine Tymkiw desde Nueva York. Aaron Smith, Alfred Souza y Ben Rooney, de CNNMoney, y Tim Lister, de CNN, contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve