Irán podría fabricar una bomba nuclear en verano de 2013: Netanyahu

El régimen de Mahmoud Ahmadinejad está al 70% de su capacidad para fabricar un arma que haría peligrar al mundo, aseguró el líder israelí
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió a la comunidad internacional dirigir una “línea roja” contra el programa nuclear de Irán antes de la primavera de 2013, como única forma de evitar que el régimen iraní construya una bomba nuclear.

“Irán ha duplicado las centrífugas y sus instalaciones (nucleares), por lo tanto ahora es casi demasiado tarde”, dijo Netanyahu en la Asamblea General de la ONU. “Hay solo una forma de evitar que Irán tenga una bomba atómica y es trazando una línea roja clara al programa de desarrollo nuclear de Irán”.

El líder israelí no precisó en qué consistiría esa línea roja, pero dijo que "las líneas rojas no llevan a la guerra, sino que evitan la guerra", y puso como ejemplo las acciones de John F. Kennedy durante la Crisis de los Misiles en Cuba para evitar un guerra.

Irán ha completado un 70% de enriquecimiento de uranio, y podría fabricar su bomba para verano del próximo año, lo cual significaría una amenaza no solo para Israel y Medio Oriente, sino para todo el mundo, detalló Netanyahu.

El líder israelí destacó que su previsión no se basa en información secreta ni militar, sino en los informes públicos del organismo internacional de energía atómica de la ONU.

Durante su discurso, Netanyahu mostró una gráfica con forma de bomba con la que ilustró las tres fases de enriquecimiento de uranio que necesita el régimen iraní para elaborar su arma nuclear, y dijo que la primera está lista.

“Ahora quieren pasar la segunda fase y quizás para el año que viene, primavera o verano, podrían haber terminado esta fase de uranio y pasar a la fase final, que serían quizás pocas semanas, no pocos meses”, dijo.

Aseguró que “la única forma de evitar que Irán desarrolle un arma nuclear es evitar que tenga suficiente uranio enriquecido”.

Al inicio de su alocución, señaló que el Estado israelí tiene ancestros desde hace 3,000 años en Jerusalén, a la que se refirió como “nuestra capital eterna”. “Lo digo para todos aquellos que proclaman que el Estado judío no tiene raíces en la región y que pronto va a desaparecer”, dijo.

El lunes, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, dijo en la misma tribuna que Israel no tenía raíces en la historia de Medio Oriente y que sería “eliminado”.

Netanyahu destacó que “nada amenaza más la paz mundial que un Irán con un arma nuclear”, y comparó la hipotética bomba iraní con la posibilidad de que la organización terrorista al Qaeda —responsable de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos— tuviera una.

“No importa si estas armas están en manos del régimen o de la organización terrorista más peligrosa del mundo, las dos están alimentados por la violencia”, dijo.

Netanyahu se refirió también al conflicto entre israelíes y palestinos en su discurso, emitido momentos después de la participación del líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

“No resolveremos nuestro conflicto con discursos en Naciones Unidas, esa no es la manera de resolver los problemas”, aseguró Netanyahu. “Tenemos que sentarnos juntos y negociar juntos en cómo un desmilitarizado Estado palestino reconozca uno y solo un Estado judío”.

Por su parte, Abbas mencionó que la comunidad palestina continuará buscando su total inclusión legal en la Asamblea General de la ONU, más allá de su posición actual como observador permanente.

“Confiamos que la vasta mayoría de los países del mundo apoyan nuestro esfuerzo dirigido salvar las posibilidades de una paz justa”, dijo. “Nuestro esfuerzo no busca deslegitimizar un Estado existente, sino hacer valer el Estado palestino”.

El discurso del primer ministro israelí ocurre después de declaraciones contra el programa nuclear iraní del presidente estadounidense, Barack Obama, quien aseguró el martes que “va a hacer lo que debe” para evitar que Irán tenga un arma.

“No se equivoquen, un Irán armado nuclearmente no es un desafío que pueda ser contenido”, dijo Obama.

Estados Unidos y las naciones occidentales han endurecido las sanciones económicas contra Irán por su programa de enriquecimiento de uranio, pero esto no ha hecho que el régimen de Ahmadinejad renuncie a lo que considera su derecho a desarrollarse energéticamente.

Ahmadinejad reafirmó este miércoles las intenciones pacíficas de su programa nuclear y acusó a las potencias mundiales de intimidar a su país bajo un doble discurso armamentista que a ellos les ha permitido acumular armas de destrucción masiva.

La amenaza del programa nuclear iraní es uno de los temas más destacados del actual periodo de sesiones de Naciones Unidas, junto con el debate de una nueva estrategia contra el narcotráfico, que el miércoles impulsaron varios mandatarios de América Latina, incluyendo el presidente mexicano Felipe Calderón.

Ahora ve