El productor del filme contra el islam es arrestado por sus "mentiras"

Una corte de California negó la solicitud de fianza de Nakoula Basseley, del que la juez acusa de fingir ante el tribunal sobre la película
El autor de la película 'contra' el islam
Stan Wilson
Autor: Stan Wilson
LOS ÁNGELES (Reuters) -

Nakoula Basseley Nakoula, el hombre que presuntamente creó el incendiario filme La inocencia de los musulmanes, fue detenido el jueves en California y acusado de violar su libertad provisional, por lo que se le negó el derecho a fianza. La juez Suzanne Segal señaló en su fallo que “ha mentido constantemente, tanto a su agente de libertad condicional como al tribunal”.

Durante la audiencia preliminar, Segal preguntó al acusado su nombre. “Mark Basseley”, respondió, sin deletrearlo. El defensor del sospechoso, quien de acuerdo con documentos de la corte ha usado al menos 17 nombres diferentes y es más conocido como Nakoula, solicitó que se le otorgara una fianza de 10,000 dólares.

El abogado Steve Seiden señaló que su cliente se ha mantenido en contacto, tanto en persona como vía telefónica, con los agentes de libertad condicional que lo han supervisado desde que fue condenado por fraude bancario en 2010. Su abogado alegó que la principal razón por la que su cliente no debe ser encarcelado es que su vida corre peligro ya que, gracias al video, los internos podrían atacarlo.

“Es peligroso que permanezca en custodia en el Centro Metropolitano de Detención de Los Ángeles ya que alberga a una gran cantidad de musulmanes”, señaló Seiden. “Estamos sumamente preocupados por su seguridad”.

El abogado omitió el tema de los alias y agregó que Nakoula no había intentado huir de California y que no pensaba hacerlo.

El asistente de la fiscalía, Robert Dugdale, se dirigió a la juez y alegó que el hombre, a quien se refirió como Nakoula o Bassil, ha “mentido constantemente” y que “no se puede confiar en él”.

Dugdale hizo énfasis en un informe de los agentes de libertad condicional en el que se señala en ocho ocasiones que Nakoula había violado su libertad condicional. Una de las condiciones era que no utilizara ninguno de sus alias sin el permiso del agente supervisor, cosa que, según el fiscal, Nakoula hizo en al menos tres ocasiones: durante su juicio por fraude, cuando intentó obtener un pasaporte en 2011 y durante la producción del filme. Dugdale señaló que Nakoula engañó a los miembros del elenco de la película y a los agentes de libertad condicional.

El fiscal subrayó que Nakoula había podido cubrir los costos de la producción del filme, por lo que era aun más probable que escapara de la región durante su proceso. “Existe el riesgo de que huya y representa una amenaza para los demás”, sentenció Dugdale, haciendo alusión a la recomendación de que Nakoula fuera sentenciado a 24 meses de prisión, escrita en el reporte de libertad condicional. El fiscal agregó que el Centro Metropolitano de Detención aseguró que si Nakoula fuera encarcelado, sería puesto en custodia preventiva, evitando así su contacto con el resto de los internos.

La juez ordenó una audiencia adicional para establecer la identidad del acusado y citó las muchas instancias en las que este había falseado su nombre. Señaló asimismo que una de las razones para negarle la fianza era el proyecto cinematográfico, además de su patrón de residencia e historial laboral “inestables”.

Cuando se le preguntó si entendía la finalidad de la audiencia adicional, Nakoula asintió. La juez le negó el derecho a una audiencia preliminar y dejó abierta la fecha de una audiencia de revocación. Inmediatamente después de la audiencia, Nakoula fue escoltado al Centro Metropolitano de Detención.

A principios de este mes, Nakoula se reunió con uno de los agentes de libertad condicional durante la revisión federal de su caso de 2010. Las autoridades señalaron que Nakoula cooperó en la entrevista. Durante su trayecto hacia la entrevista, ocultó su rostro bajo un sombrero y una bufanda blanca. En ese momento, no estaba arrestado.

De acuerdo con el departamento de libertad condicional y con los registros del tribunal, las autoridades no han determinado si tras su estancia de un año en la prisión federal de Lompoc, California, Nakoula había pagado los 794,700 dólares que la corte le ordenó restituir.

Una de las condiciones de su libertad es que Nakoula no puede utilizar ninguno de sus alias ni hacer uso de computadoras o dispositivos que puedan conectarse a internet sin la autorización de su agente supervisor.

El mundo conoció a Nakoula luego de que su filme, del que se publicó un fragmento en YouTube, atrajera la atención de los medios egipcios a principios de este mes. En consecuencia, se registraron violentas protestas en Egipto, Yemen, Túnez, Marruecos, Sudán, Irán, Iraq, Israel y los territorios palestinos, y algunas misiones diplomáticas estadounidenses fueron atacadas.

Durante las protestas, Nakoula permaneció fuera de la luz pública y se atrincheró con su familia en su casa en Cerritos, California, ciudad que se localiza a 30 kilómetros al sur de Los Ángeles.

Cuando se dieron a conocer las primeras noticias de su filme, el cineasta se identificó como Sam Bacile y declaró para el Wall Street Journal que era un empresario de bienes raíces israelí de 52 años originario de California. Agregó que su filme había recibido financiamiento de algunos donantes judíos. No obstante, el ministerio del Interior de Israel señaló que no tenían registros de ningún Sam Bacile de nacionalidad israelí.

Un empleado de la producción del filme dijo a CNN que en los formularios de la Asociación de Actores de Cine había un nombre completamente diferente: Abenob Nakoula Bassely. Los registros públicos muestran un Abanob B. Nakoula con el mismo domicilio que Nakoula Basseley Nakoula.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otro empleado de la producción dijo que conocía al productor como Sam Bassil, o al menos, firmaba los cheques de nómina con ese nombre.

Miguel Márquez y Michael Martínez de CNN contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×