El gobierno iraní detiene a 16 personas acusadas por la crisis monetaria

Las autoridades los culpan fomentar el mercado negro de divisas en medio de las devaluaciones de la moneda iraní, que provoca alzas
  • A+A-
Autor: Shirzad Bozorgmehr y Josh Levs
(Reuters) -

Irán detuvo a 16 personas este jueves a quienes acusa de contribuir a la crisis monetaria que afecta al país y que ha provocado protestas en las calles.

Los detenidos "fueron los principales protagonistas de las recientes fluctuaciones en el mercado de divisas", dijo el Poder Judicial de Teherán en un comunicado.

La decisión se produjo un día después de que la policía antidisturbios dispersó las protestas en el principal bazar de la capital y en las calles cercanas. Los manifestantes corearon consignas contra el presidente Mahmoud Ahmadinejad y reclamaban el alto costo de los productos básicos.

Algunos "agitadores" y dos turistas europeos que recogían información sobre las protestas fueron arrestados el miércoles, informó la agencia de noticias semioficial Mehr.

La caída del rial —la moneda iraní— es el resultado de las sanciones internacionales impuestas en gran parte por Estados Unidos y la Unión Europea para presionar a Irán a sentarse en una mesa de conversaciones sobre su programa nuclear.

"Nuestro objetivo ha sido y sigue siendo convencer al régimen iraní a negociar seriamente y de buena fe con la comunidad internacional sobre su programa nuclear, para cumplir con sus obligaciones con la Agencia Internacional de Energía Atómica y Naciones Unidas, y hacerlo rápidamente", dijo el miércoles la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Ahmadinejad y el líder religioso supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, han atacado las sanciones, insistiendo en que "el enemigo" fracasará en sus objetivos y que se está perjudicando al pueblo iraní, más que lo que haga el propio gobierno.

Ahmadinejad, en un discurso esta semana, también culpó a "22 cabecillas" que los servicios de inteligencia del país han identificado como los causantes de la tensión y la manipulación de la moneda.

Aunque no dio detalles, las personas que comercian divisas en el mercado negro ahora están cada vez más preocupados por la represión de las fuerzas iraníes.

El gobierno no identificó a los 16 arrestados de este jueves. En una declaración escrita, el poder judicial dijo que "emplearon un ambiente de guerra psicológica creada por el enemigo" y "en connivencia con ciertos grupos nacionales y extranjeros para exacerbar la situación”.

Fueron acusados de fomentar el "contrabando" de monedas "fuera de la red bancaria" a fin de aumentar el valor de las monedas extranjeras y perturbar a la población, según dijo el poder judicial, y agregó que "amasaron fortunas ilegales".

Uno de los acusados tenía 300 millones transferidos a una cuenta bancaria, según el comunicado. Irán advirtió que otros "están siendo acusados también y serán procesados en breve."

Shirzad Bozorgmehr reportó desde Teherán, y Josh Levs desde Estados Unidos.

Ahora ve