Los candidatos de EU olvidan los tiroteos de Colorado en el primer debate

Una de las víctimas del ataque masivo de Aurora criticó a Romney y Obama por evitar el asunto de las licencias de armas
  • A+A-
Autor: Kevin Liptak
(CNN) -

Durante el debate efectuado el miércoles por la noche, se habló en detalle de impuestos, Medicare y empleos; sin embargo, en la discusión no se abordó el tema de las armas.

El tema, del que casi no se ha hablado durante las campañas, pudo haber sido importante en Denver, ciudad en cuyos suburbios se han vivido dos de los más letales tiroteos de Estados Unidos en los últimos 15 años.

Uno de los sobrevivientes de una de las masacres dijo el jueves que estaba decepcionado porque ni los candidatos ni el moderador tocaron el tema de las armas y la violencia durante en el debate.

“Pareciera que Obama, Romney y el moderador ya superaron ambas tragedias terribles que ocurrieron a no más de 15 o 20 kilómetros del auditorio en el que se llevó a cabo el debate”, dijo Stephen Barton, haciendo referencia al tiroteo que ocurrió en julio en un cine en Aurora y a la masacre en la preparatoria Columbine, en Littleton.

“No creo que los estadounidenses lo hayan superado”, prosiguió Barton. Durante el tiroteo en Aurora, en el que murieron 12 personas, Barton recibió un tiro en la cara y uno en el cuello. Barton apareció en un comercial de televisión en el que pedía que se hablara de armas en el debate. El comercial, producido por el grupo Mayors Against Illegal Guns (Alcaldes en contra de las armas ilegales), salió al aire a nivel nacional durante el debate del miércoles.

Barton culpó tanto al moderador del debate, Jim Lehrer, como a los candidatos por no sacar el tema del control de armas, al que tanto demócratas como republicanos consideran políticamente venenoso.

“Creo que la culpa la tiene en parte el formato del debate, pero los candidatos tuvieron la oportunidad de hablar del tema en sus argumentos de apertura y cierre”, dijo Barton. “No estaban absolutamente restringidos. Es fácil decir que la economía es el tema más importante y que no necesitamos hablar de otra cosa, pero en realidad muchos estadounidenses quieren escuchar lo que los candidatos piensan hacer si son electos”.

Barton dijo que existe el “mito” de que en el marco de las próximas elecciones de noviembre, los estadounidenses sólo se preocupan por la economía. “Muchos electores quieren conocer las posturas de los candidatos. Digamos que una mayoría silenciosa quiere saber más acerca de esto”, dijo.

Inmediatamente después del tiroteo de Aurora, tanto Romney como Obama presentaron sus condolencias ante las víctimas, suspendieron las actividades de las campañas y dejaron de transmitir sus anuncios en las televisoras de Colorado. Dos días después de la masacre, Obama visitó a las familias de las víctimas.

Barton dijo que esos gestos habían sido correctos, pero que no eran suficientes para un candidato a la presidencia. “Hizo lo que debió hacer, pero en cuanto a políticas no ha habido seguimiento”, dijo. “Habló un poco acerca de las armas, pero no de forma clara o específica. Ambos candidatos están al tanto de lo que ocurrió, pero hasta ahora no hemos escuchado lo que ninguno de ellos pretende hacer si llegan a la presidencia. Me refiero tanto a Obama como al gobernador Romney”.

Las campañas presidenciales de este año han pasado por alto el tema de las restricciones a la posesión de armas, incluso tras el tiroteo de Colorado y el que ocurrió en agosto en un templo Sikh en Wisconsin. Los demócratas, que en 1990 promovían activamente el endurecimiento de la legislación sobre las armas, en la actualidad no tocan el tema; por su parte, los republicanos tradicionalmente se oponen a las restricciones a las armas.

En una conferencia de prensa efectuada a bordo del avión presidencial mientras el presidente se dirigía a Colorado para reunirse con los familiares de las víctimas del tiroteo, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Obama no tenía planeado promover una nueva legislación a consecuencia del tiroteo.

En una entrevista con Piers Morgan, de CNN, Romney dijo que “no apoyaba ninguna nueva legislación sobre armas en nuestro país”. Más tarde, el candidato republicano agregó que “el esfuerzo por buscar una ley que de alguna forma haga que la violencia desaparezca está mal enfocado”.

Nada de eso se dijo durante el debate del miércoles por la noche en Denver, omisión que, según Barton, demostraba una falta de respeto de parte de los candidatos.

“Creo que no están mostrando a los votantes estadounidenses el respeto que se merecen, sin mencionar a las víctimas de los tiroteos”, dijo. “Hablar específicamente de este tema hubiera sido una muestra de respeto, de preocupación genuina. Eso es lo menos que pueden hacer por las personas que perdieron la vida y por sus familiares”.

Ahora ve