Quiero un Chile de primer mundo para 2020: Sebastián Piñera

El presidente chileno apuesta por el libre comercio y ayudas para emprendedores para alcanzar el desarrollo y pese a la crisis internacional
La mala imagen de las protestas en Chile
Clare Brennan
Autor: Clare Brennan
(Reuters) -

Sebastián Piñera es un hombre con una misión. El presidente chileno quiere transformar su patria en un país desarrollado para 2020.

Es un gran reto por emprender durante una década que ya ha estado marcada por la recesión y la incertidumbre económica global. Sin embargo, Piñera parece confiado.

“Hemos invertido tanto que espero que los próximos dos años sean tiempo de cosecha”, dijo a Richard Quest, de CNN. “Podremos mostrarle al pueblo chileno que Chile es un país absolutamente capaz de derrotar la pobreza, superar el subdesarrollo, y de unirse al primer mundo”. Pero, ¿cómo piensa el presidente convertir sus planes en una realidad?

Chile ya tiene un ambiente muy favorable para los negocios, pero Piñera quiere abrir aún más las puertas del comercio a su país.

Como uno de los hombres más ricos de Chile, él no es ajeno a los negocios y, según Forbes, tiene una fortuna de 2,400 millones de dólares. Cree que su pasado empresarial lo coloca en una posición ideal para enviar un mensaje al mundo: Chile está abierto a los negocios.

“Nos hemos dado cuenta de que tenemos que estar integrados en el mundo”, dijo. “Tenemos que competir con el mundo. Y esa es la razón por la cual tenemos acuerdos de libre comercio con EU, Europa, China, India, Japón, Corea , el que sea. “Creo que ese es el camino correcto para que Chile sea un país desarrollado”.

Uno de los factores clave en el plan de Piñera para dinamizar la economía chilena es el cambio hacia las industrias digitales y del conocimiento. El programa nacional Start-Up Chile comenzó en 2010, y ofrece a los nuevos grupos emprendedores globales con alto potencial una inversión de 40,000 dólares. No se les cede participación en el capital y el único requisito es que algún integrante del equipo viva en Chile desde hace seis meses. Al final de su primera fase, en 2014, habrá dado subvenciones a 1,000 empresas por un total de 40 millones de dólares.

Sus críticos afirman que el proyecto desperdicia dinero y no produce ningún beneficio a largo plazo. Sin embargo, Piñera afirma que la mayoría de las empresas se quedan mucho tiempo después del período inicial de seis meses, creando empleos, mezclándose con los empresarios locales y compartiendo ideas.

“Estamos importando y trayendo recursos para los chilenos que tienen buenas ideas, capacidad empresarial y la posibilidad de iniciar un negocio aquí”, dijo Piñera.

“Lo que ellos le enseñarán a nuestra gente es muy, muy valioso. Tener una economía estable, tener una democracia estable y tener un gobierno moderno no es suficiente. Debemos construir nuevos ejes de desarrollo. Educación, ciencia y tecnología, innovación y espíritu empresarial, y más igualdad”.

Por supuesto, el futuro de Chile no sólo depende de establecer una política economía nacional sostenible. También depende de las influencias exteriores, y como todas las economías de libre comercio, tiene mucho de qué preocuparse.

Los problemas en la eurozona, el precipicio fiscal de Estados Unidos y la desaceleración en China se ciernen sobre la sede presidencial del Palacio de la Moneda.

Sin embargo, Piñera se mantiene desafiante. “Estoy muy convencido de que en los próximos dos años podremos, aunque el mundo estará en medio de una crisis, seguir avanzando. Con buen ritmo y con muy buena dirección”, dijo. 

Como nación, Chile está considerado uno de los países más estables y seguros en América del Sur. Es rico en recursos minerales, tiene una baja deuda fiscal y cuenta con estabilidad política, y en 2011 sus exportaciones crecieron un 17%.

Piñera atribuye la integración chilena en los mercados mundiales a sus acuerdos de libre comercio y cree que seguir por ese camino impulsará al país hacia la estabilidad económica, a pesar de los factores negativos globales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Decidimos insertar a nuestro país en el mundo. Tal es por qué somos parte de la APEC, tenemos un acuerdo de libre comercio con la Comunidad Europea, seremos parte de la Asociación TransPacífico, somos parte de la Alianza del Pacífico. Esos son aspectos clave. Si sólo intentas basar tu desarrollo en tu mercado local, eso no es suficiente.

No obstante, Piñera sabe que el trabajo duro también tienen que provenir de los propios chilenos. “Tienes que confiar en tu gente. Y para eso necesitas mejorar la calidad de la educación, la calidad de la formación y motivar a la gente a que hagan su mejor esfuerzo”, dijo.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×