La memoria del ataque "aún está en mi mente", relata una amiga de Malala

Kainat Ahmad, quien se recupera de una herida en el brazo derecho, cuenta cómo los talibanes intentaron matar a su compañera
Crecen las protestas contra el atentado a Malala
Reza Sayah, Shaan Khan y Joe Sterling
Autor: Reza Sayah, Shaan Khan y Joe Sterling
(Reuters) -

Luego de que el Talibán pakistaní disparó contra ella y Malala Yousufzai, Kainat Ahmad no pudo dormir durante dos días. 

Desde su habitación en el hospital de Mingora, tras recibir un tiro en su brazo derecho, la joven de 16 años cuenta que solo recuerda un fragmento de lo que ocurrió el pasado 9 de octubre.

Mientras hablaba con su amiga sobre el próximo examen de lengua urdu, un hombre se acercó. 

"Preguntó: '¿Quién es Malala?' Y cuando alguien le dijo, comenzó a disparar. Señor, por este motivo, Malala cayó de repente", relató a CNN en una entrevista exclusiva.

Después ella se desmayó, por lo que no pudo describir al tirador. "No vi nada", contó. "Escuché los disparos y no sé lo que pasó. Me desmayé".

Una tercera adolescente también resultó herida.

Cuando recuperó la conciencia, Kainat ya estaba en una sala de emergencias. Desde entonces ha asimilado la reacción de la gente por el incidente y cómo el caso de las alumnas desafiantes en Pakistán se volvió viral.

Pero mientras se recupera de las lesiones, su miedo no desaparece. 

"Quiero decirles que cuando pienso en lo que pasó, aún está en mi mente y a veces es aterrador", dijo.

Hasta ahora, millones de personas alrededor del mundo conocen sobre el ataque a Malala, de 15 años, y sus compañeras que viajaban en la camioneta escolar en el valle de Swat, un lugar de Pakistán donde perduran las prácticas tradicionales musulmanas. 

Los agresores juraron matar a Malala por su activismo para exigir educación para las niñas. Ahora ella lucha por su vida en un hospital inglés y aunque su condición es estable este miércoles, aún no puede hablar.

En tano, los comentarios de Kainat se centran en Malala y sus compañeros de clase. Espera que otras chicas "mantengan el deseo de estudiar".

"Era una buena amiga con todos", dijo. "Espero que Malala mejore y tan pronto como sea posible vuelva al país y se una a nosotros en la escuela de nuevo".

"Quiero decirles a todas las niñas que continúen su misión para conseguir una educación", pidió Kainat. "La educación de las niñas aquí es más importante que la de los chicos porque los niños pueden hacer cualquier tipo de trabajo. Sin embargo, las niñas no pueden hacer cualquier tipo de trabajo. Las niñas deben tener empleos respetuosos para que puedan sentirse seguras".

La estudiante de décimo grado señaló que no se arrepiente de desafiar a un grupo que quiere dejar a las niñas sin aprendizaje. "Si Dios quiere, voy a continuar mi educación".

El tiroteo provocó una reacción inusualmente fuerte y de unión en Pakistán, así como en otros países.

Manifestaciones de apoyo a Malala se han llevado a cabo en todo el país, así como protestas en contra de los talibanes, quienes se atribuyeron el ataque.

El grupo, que opera en el noroeste de Pakistán a lo largo de la frontera con Afganistán, ha ganado más detractores tras el atentado.

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×