Nuevos reportes contradicen golpes contra hombres cercanos a Gadhafi

La muerte de Khamis Gadhafi, hijo del exdictador, y la captura del exvocero del régimen aún no son confirmadas, según el gobierno libio
El exvocero de Gadhafi es detenido
(Reuters) -

El exvocero del antiguo líder libio Moammar Gadhafi, Moussa Ibrahim, negó que haya sido capturado por fuerzas especiales libias, a través de un mensaje de audio en el que afirma que ni siquiera se encuentra en el país.

Ibrahim aseguró que el reporte de su captura emitido este sábado era un simple intento para distraer a la gente de supuestos crímenes cometidos por el gobierno en la ciudad de Bani Walid, un antiguo bastión de Gadhafi que ha sido escenario de enfrentamientos en días recientes.

De acuerdo con información difundida por la oficina de prensa del primer ministro libio, el exfuncionario fue capturado en el pueblo de Tarhouna y fue trasladado a la capital, Trípoli, ubicada unos 63 kilómetros al norte.

Dos fuentes cercanas a Ibrahim dijeron a CNN en meses recientes que el exvocero de Gadhafi no se encontraba en Libia y él afirmó lo mismo en el video de siete minutos publicado en su cuenta de Facebook la tarde de este sábado.

"Estamos actualmente fuera de Libia y no tenemos comunicación con Bani Walid", dijo Ibrahim en árabe. "Ni siquiera estamos cerca de Bani Walid".

Es la segunda ocasión en el mes que Ibrahim ha negado un reporte del gobierno sobre su captura.

Fuentes oficiales informaron este sábado que uno de los hijos de Gadhafi, Khamis Gadhafi, murió durante una batalla en Bani Walid.

Pero más tarde, el viceprimer ministro de Libia, Mustafa Abushagur, escribió en su cuenta en Twitter:

"Me disculpo por reportar noticias sobre la captura de Moussa Ibrahim y la muerte de Khamis Gadhafi, aunque fui informado de esto por fuentes oficiales, no estaba definitivamente confirmado".

La información sobre la muerte de Khamis Gadhafi ocasionó que miles de residentes en Trípoli salieran a las calles a celebrar, informó la Agencia Árabe Libia de Noticias, estatal.

Omar Hmaidan, vocero del Congreso Nacional General, dijo que Khamis Gadhafi fue capturado y herido en enfrentamientos en Bani Walid, y que murió después de ser llevado a un hospital en Misrata, a unos 96 kilómetros.

AbuShagur dijo que Khamis falleció en Bani Walid y que su cuerpo permanecía en un hospital de Misrata.

Sin embargo, la muerte del hijo del exlíder libio no pudo ser confirmada independientemente. No hay imágenes de su captura o muerte, y su fallecimiento también fue reportado en agosto del año pasado.

Moammar Gadhafi murió hace un año tras recibir disparos en la cabeza luego de que fuerzas rebeldes lo capturaron en su pueblo natal, Sirte. Gobernó Libia durante 42 años.

El Ejército y milicias que apoyan el gobierno se han enfrentado desde este miércoles contra fuerzas rebeldes en Bani Walid. 

Pero este sábado recrudeció la violencia. Quienes permanecen en la ciudad reportan que la situación humanitaria empeoró, con al menos 20 muertos —incluidos mujeres y niños— y unas 75 personas heridas. Un vocero local dijo que los bombardeos destruyeron 40 hogares.

Fuera de la ciudad, 22 miembros del Ejército Nacional Libio y de las milicias de apoyo al gobierno murieron durante los enfrentamientos de este sábado, mientras que otros 200 fueron heridos, algunos gravemente, dijeron fuentes médicas de Misrata a CNN.

El jefe de la misión de la ONU para Libia expresó su preocupación sobre los incidentes y el aumento en el número de muertes ante el bombardeo indiscriminado. Tarek Mitri también dijo que se requiere urgentemente un acuerdo mediado. 

La lucha en Bani Walid parece seguir a la muerte de un revolucionario libio a quien se le atribuía la captura de Moammar Gadhafi en octubre del año pasado.

El reblede, Omran Shaaban, y dos más fueron secuestrados cerca de Bani Walid en julio. Fue liberado dos meses después, en mala condición física. A pesar de  ser transferido a un hospital en Francia, Shaaban murió el 24 de septiembre por heridas de disparos.

Tras su muerte, el Congreso autorizó al gobierno el arresto de los responsables del secuestro, a través del uso de la fuerza y la tortura si era necesario.

El Congreso Nacional pidió la liberación de los otros combatientes detenidos en Bani Walid y dio a aquellos en la ciudad 10 días para cumplir. Tropas del ejército y milicias rodearon la ciudad hace más de dos semanas, esperando las órdenes para entrar si no recibían una lista de las personas buscadas por el secuestro y muerte de Shaaban.

Una de las milicias progobierno que rodean la ciudad —una facción originaria de Misrata, que mantiene una larga rivalidad con Bani Walid— consiguió tomar posiciones alrededor este miércoles y luego inició un bombardeo que causó siete muertes y dejó 100 personas heridas, según un vocero de los combatientes.

Ellos respondieron con rondas de morteros que mataron a cuatro de sus rivales, según las fuerzas médicas de Misrata.

 

Ahora ve
La exfiscal venezolana Luisa Ortega está bajo protección de Colombia
No te pierdas
×