Paolo Gabriele cumplirá su sentencia de 18 meses en una cárcel vaticana

El exmayordomo del Papa podrá cumplir su pena de prisión en una celda vaticana si el fiscal no apela en 40 días
El exmayordomo del papa Benedicto XVI es encarcelado
(Reuters) -

Paolo Gabriele, el exmayordomo del Papa condenado a 18 meses de cárcel, podrá cumplir su condena en una prisión del Vaticano si el fiscal no apela y la sentencia se hace firme, ya que no se le aplicaron los beneficios de la ley respecto a la suspensión de la pena.

Así lo señaló este martes el portavoz vaticano, Federico Lombardi, que precisó que actualmente Paoletto, como es conocido el exmayordomo, sigue en arresto domiciliario.

Lombardi precisó que no existe acuerdo con Italia, como se comentó al conocerse el 6 de octubre la sentencia, para que un ciudadano del Vaticano cumpla una condena en ese país y que el Vaticano dispone en la sede de la Gendarmería de una celda para esos casos.

El portavoz reiteró la "posibilidad" de que el papa Benedicto XVI perdone a su exmayordomo.

"Es posible, por supuesto", dijo Lombardi, que reiteró que "nadie sabe" cuándo puede decidirlo el Papa.

Ya el pasado día 6, cuando se conoció la condena a Gabriele por el robo con agravantes de documentos reservados del Pontífice, Lombardi dijo que la "posibilidad de la concesión del perdón es muy concreta y muy verosímil".

Este martes se conoció el texto completo de la sentencia, en la que se especifica que "vista la entidad de la condena (tres años reducidos a año y medio al aplicarse varias atenuantes) a Gabriele no se le han aplicado los beneficios de la ley respecto a la suspensión de la pena y el que no aparezca la condena en el listado de la Dirección General Judicial".

A este respecto, Lombardi precisó que Gabriele renunció a presentar apelación ante el Tribunal de Apelación del Vaticano y que se está a la espera de lo que decida el Promotor de Justicia de ese tribunal, Giovanni Giacobbe.

Giacobbe tiene 40 días para decidir, una vez conocido el texto de la sentencia. Si no apela, la sentencia en primer grado pasaría a ser definitiva y Gabriele tendría que cumplirla en la cárcel vaticana, a pocos metros de su domicilio.

En el mismo juicio a Gabriele, que comenzó el 29 de septiembre pasado, iba a ser juzgado el informático Claudio Sciarpelletti, de 48 años, acusado de presunto encubrimiento, pero el Tribunal presidido por Giuseppe Della Torre, a petición de Gianluca Benedetti, abogado del imputado, separó los dos casos y decidió que el informático fuera juzgado más adelante.

Este martes, Lombardi anunció que el juicio contra Sciarpelletti comenzará el 5 de noviembre en el Vaticano. Sciarpelletti puede ser condenado hasta con un año de cárcel.

Benedetti dijo el día del comienzo del juicio a Gabriele que Sciarpelletti —que no asistió a la audiencia— se declaraba inocente y alegó que el técnico informático nunca encubrió al exmayordomo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Al contrario, en el momento en el que le fue encontrado un sobre con documentación reservada vaticana reconoció que se la había dado Paoletto", afirmó.

Sciarpelletti fue detenido el 25 de mayo, un día después que Gabriele, tras encontrar en un cajón de su mesa un sobre con documentos que le fueron entregados, según su abogado, por el exmayodomo y que, al parecer, nunca llegó a abrir; 24 horas después fue puesto en libertad con cargos.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×