"Esta tormenta no ha terminado", dice Barack Obama a los estadounidenses

Barack Obama firma declaratorias de desastre para Nueva Jersey y NY, ante el paso de la 'supertormenta', que causó al menos 33 muertes
Nueva Jersey, inundado y sin electricidad
(Reuters) -

El presidente Barack Obama aseguró que “esta tormenta no ha terminado”, pidió a los ciudadanos permanecer juntos para ayudarse unos a otros.

A los gobernadores de los estados afectados dijo que trabajara para que tengan los recursos que necesitan tan rápido como sea posible, para atender sus necesidades. Especialmente en Nueva Jersey donde Sandy causó los mayores daños y a donde viajará el miércoles para evaluar los daños.

“Mi mensaje a los gobernadores y a los alcaldes, y a través de ellos a la ciudadanía, es que vamos a hacer todo lo posible para hacerles llegar los recursos que necesitan para asegurarnos que se identifique cualquier necesidad” y que pueda ser atendida, comentó.

Hasta el momento, Sandy ha causado 33 muertes en Estados Unidos, una en Canadá y 67 en el Caribe, incluyendo 51 en Haití.

Los esfuerzos de recuperación están empezando a tomar fuerza la noche de este martes. El número de usuarios de electricidad ha ido descendiendo en las últimas horas, y hay 6.9 millones sin electricidad, frente a los casi 8 millones reportados anteriormente de 15 estados y el Distrito de Columbia.

Sin embargo, miles de personas esperaban en los albergues, sin saber si sus casas han sobrevivido. El agua de mar corría por debajo de Manhattan, y los trabajadores de servicios públicos intentaban bombearla de los túneles del transporte y por donde corren las líneas de alta tensión que distribuyen electricidad.

Desde los cuarteles generales de la Cruz Roja en Washington, Obama explicó que una de las prioridades es restaurar lo más rápido posible el servicio de electricidad que ha dejado a miles de personas sin energía en las últimas horas.

Sandy podría ser la peor tormenta jamás experimentada por Nueva York, dijo este martes el alcalde Michael Bloomberg, tras de que en esa ciudad causó 15 muertes, los aeropuertos se mantienen cerrados, no hay transporte y no habrá electricidad por dos o tres días más.

Bloomberg pidió a los ciudadanos que, si no es necesario, eviten salir de sus casas, para facilitar la reparación de las vías. También dijo que al menos 80 casas fueron destruidas por la tormenta.
Tres reactores nucleares experimentaron algunos apagones  durante la tormenta, informó la Comisión Reguladora Nuclear, en un comunicado. Los reactores que cerraron son Nine Mile Point 1 en Scriba; Indian Point 3 de Buchanan, ambas en Nueva York y la Unidad de Salem 1 en Hancocks Bridge, Nueva Jersey.

Algunos residentes de Fire Island, Nueva York, que decidieron no evacuar previamente, están rodeados por las aguas, dijo el oficial del condado de Suffolk, Logan Burruss, a CNN.
“Fue una orden de evacuación a las 2 pm del sábado. Pudimos rescatar la mañana del lunes a 14 personas de Fire Island”, dijo la directora de comunicaciones de Suffolk, Vanessa Baird-Streeter.

Se cree que hay 60 personas atrapadas en Fire Island.

“Queremos asegurarnos de que estén a salvo. Si están a salvo, están bien. Estamos haciendo vigilancia aérea (la Guardia Costera)”, dijo la vocera.

Los residentes no tienen electricidad porque el suministro fue cortado por las autoridades tras la orden de evacuación. El servicio de agua está contaminado.

Los equipos de rescate han evacuado a unas 200 personas atrapadas en islas de Nueva Jersey.  La gente en las islas había recibido la orden de evacuar antes de la tormenta, pero muchos decidieron quedarse. No se ha reportado

Sandy sigue causando estragos en el transporte aéreo. Las aerolíneas en el Aeropuerto Internacional Chicago O'Hare, las aerolíneas han cancelado cerca de 500 vuelos desde y hacia la Costa Este. Algunos vuelos locales están sufriendo retrasos debido a los fuertes vientos.

El camino a la recuperación
 
En tanto, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, dijo que la recuperación del estado tomará meses e implicará desafíos “importantes”. “Es mucho peor de lo que jamás me pude imaginar, terrible”, describió en rueda de prensa.

A los habitantes de las islas que tuvieron que evacuar les pidió paciencia porque deberán esperar al menos dos días a que baje el agua antes de poder volver a sus casas.

También dijo que en su estado hay 91 centros de salud y hospitales sin electricidad, aunque varios están usando generadores de electricidad para seguir dando atención médica.

En New Jersey han muerto tres personas, detalló. Dos eran los padres de dos niños de 11 y 14 años. Los padres murieron cuando bajaron del vehículo en que viajaba la familia y les cayó un árbol encima.

Una lenta reanudación de servicios

Durante la tarde de este martes, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey informó que el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, en Nueva York, será reabierto el miércoles a las 07:00 horas (local).

Respecto a los aeropuertos de LaGuardia, también en Nueva York, y Teterboro, en Nueva Jersey, permanecen cerrados hasta el momento y sin hora y fecha de reapertura.

La Cruz Roja estadounidense informó que casi 11,000 personas pasaron la noche del lunes en 258 albergues en 16 estados, mientras Sandy provocaba incendios por corriente eléctrica e inundaciones masivas durante la noche del lunes y la madrugada del martes.

El presidente Barack Obama firmó las declaratorias de desastre para Nueva Jersey y Nueva York. El mandatario, quien canceló varios actos de campaña esta semana en lugares decisivos, recibió actualizaciones de  Sandy entre lunes y martes en reuniones con los gobernadores de los estados afectados.

Un vocero de la Casa Blanca dijo que el presidente se reunió con Andrew Cuomo, de Nueva York; Chris Christie, de Nueva Jersey, y con los alcaldes de las ciudades de Nueva York, Nueva Jersey y Newark.
La declaratoria de desastre firmada por Obama permitirá a Nueva York y Nueva Jersey disponer de los recursos federales para reparar daños, cubrir pérdidas e impulsar programas de recuperación.

Unos siete condados fueron declarados zona de desastre en Nueva York, mientras que por Nueva Jersey fueron nombrados ocho.

Sandy causó 26 muertes a través de Estados Unidos y Canadá, que se añaden a otras 67 ocasionadas por la tormenta en el Caribe, 51 de ellas ocurrieron en Haití.

Ciudades a oscuras y entre agua y fuego

Columnas de humo emergieron entre las inundaciones debido a que los vientos y los niveles de agua afectaron las líneas eléctricas y desataron incendios en lugares como Lindenhurst, Nueva York.

Al menos 50 hogares se quemaron totalmente en Queens, dijeron bomberos locales, aunque la causa del incendio no fue inmediatamente conocida. Más de 200 bomberos luchan contra las llamas.

En otras partes de Nueva York, las líneas de respaldo de corriente fallaron. Una inundación de más de tres metros ocasionó la evacuación de 260 pacientes. Las enfermeras bombearon manualmente aire a los pulmones de los pacientes conectados a respiradores.

Atlantic City, en Nueva Jersey, se convirtió en una extensión del Océano Atlántico. El agua se elevó hasta nivel de las rodillas en las calles del centro histórico, mientras que el océano arrojó escombros.

En Connecticut, el personal de emergencias pidió a través de Twitter a los residentes atrapados por el agua que subieran a los niveles superiores de sus casas y colgaran una sábana blanca en una ventana que diera a la calle.

A lo largo de la Costa Este, los habitantes reportaron imágenes que nunca habían visto antes.

“Miramos por la ventana y había un río fluyendo a través de Manhattan”, dijo Earl Bateman, un corredor de bolsa que ha vivido en Nueva York por 30 años.

Como muchos de sus vecinos en Nueva Jersey, Montgomery Dahm quedó perplejo por los casi 30 centímetros de agua que inundaron Atlantic City.

Sin embargo, los efectos de Sandy aún no terminan. Los meteorólogos prevén que todo el noreste estadounidense soporte los daños de la tormenta.

Fuertes vientos soplarán desde el norte de Georgia hacia Canadá. También se prevé que una nevada lleve casi un metro de nieve a las montañas de West Virginia la mañana de este miércoles.

Miles de vuelos permanecen suspendidos este martes. Las oficinas del gobierno federal también están cerradas. Tomará entre 14 horas y cuatro días sacar el agua de los túneles del metro en Nueva York.

“El sistema de Metro de la ciudad de Nueva York tiene 108 años, pero nunca ha enfrentado un desastre y una devastación como la que experimentamos esta noche”, dio Joseph Lhota, presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York (MTA). “El huracán Sandy causó estragos en nuestro sistema de transporte completo, en cada ciudad y condado en la región”.

La dimensión de la destrucción por Sandy aún no ha sido determinada. Pero según una predicción del gobierno, solo los daños por viento de la tormenta podrían resultar en más de 7,000 millones de dólares en pérdidas.

Los cortes de energía se extendieron desde Virginia hasta Maine, y la icónica vista de Manhattan permanece en la oscuridad.

“Este será el apagón más grande relacionado con una tormenta en nuestra historia”, dijo el vicepresidente de la compañía de energía local Con Edison, John Miksad.

Después de matar a 67 personas en el Caribe, 51 de ellas en Haití, Sandy tocó tierra la noche de este lunes en el sur de Nueva Jersey, enviando un fuerte oleaje a las principales ciudades de la Costa Este de Estados Unidos.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×