Nueva York cancela su maratón para seguir la recuperación tras 'Sandy'

Michael Bloomberg anunció el viernes que la carrera se ha convertido en una fuente de controversia y división por lo que decidió suspenderla
  • A+A-
Por: Sarah Aarthun y Melissa Gray
Autor: Sarah Aarthun y Melissa Gray
(CNN) -

El alcalde de Nueva York anunció este viernes que el tradicional maratón se cancelará por primera vez en su historia, ya que la ciudad trabaja para recuperarse del desastre que dejó Sandy.

El anuncio se dio dos días después de que el alcalde Michael Bloomberg afirmó que la carrera prevista para el domingo se celebraría, lo que desató una serie de críticas por parte de las autoridades locales y residentes, los ciudadanos neoyorquinos y usuarios de Facebook y Twitter llamaron al aplazamiento de la carrera.

"La celebración de la carrera no requiere desviar recursos para la recuperación de la ciudad, es evidente que se ha convertido en la fuente de controversia y división", anunció el alcalde mediante un comunicado.

"No podemos permitir que se haga una controversia sobre un evento deportivo, incluso en uno tan significativo como este, no podemos distraer la atención sobre el trabajo que se está haciendo para recuperarnos de la tormenta".

Realizado por primera vez en 1970, el maratón de Nueva York atrae a cerca de 47,000 corredores y 12,000 voluntarios. Unos 2,5 millones de espectadores observan la carrera a través de los cinco condados de la ciudad.

La línea de salida en Staten Island es una de las zonas más afectadas por Sandy. Por lo menos 20 personas en la región murieron en la tormenta que dejó casas destruidas y algunos barrios bajo el agua. Los residentes de Staten Island pidieron ayuda como gasolina, alimentos básicos y ropa. Una mujer afuera de las viviendas dañadas dijo que solo había comido una rebanada de pizza en los últimos dos días.

El representante de Staten Island y Brooklyn en el Congreso, Michael Grimm, dijo antes del anuncio del viernes que la ciudad tenía sus prioridades equivocadas. "Todavía estamos sacando cuerpos del agua y el alcalde está preocupado por los corredores de maratón y volver a la vida normal", dijo Grimm en un comunicado. "El puente Verrazano se debe utilizar para obtener combustible y alimento para Staten Island, no para la línea de salida de una carrera.

La policía asignó recursos para evitar saqueo, realizar operaciones de rescate y de recuperación". Una serie de fotos de la devastación del condado se difundieron este viernes. El post de BuzzFeed terminó con la frase: "El Maratón de Nueva York todavía está programado para el domingo".

Un grupo de corredores que participarían en la carrera del domingo comenzó un boicot a través de Facebook y prometieron usar sus números de competidores en el pecho mientras son voluntarios  en los esfuerzos de recuperación en Staten Island.

La primera plana de The New York Post también intervino en la controversia. Un título simple pero de gran alcance sobre una foto de dos generadores eléctricos que decía: "Abuso de Poder: Estos generadores están proporcionando electricidad a la tienda del maratón en Central Park mientras los neoyorquinos sufren".

Desde que el alcalde de Nueva York anunció su decisión para continuar con la carrera, Bloomberg se vio obligado a defenderse todos los días. El jueves dejó de lado la preocupación de que los recursos del maratón se destinaran a asuntos más importantes lejos de los esfuerzos de recuperación, diciendo que la electricidad sería restaurada para el día de la carrera, liberando así a la policía que actualmente se encuentra controlando el tráfico en los cruceros donde no hay electricidad.

"Ser anfitrión del maratón de Nueva York en medio de la devastación y crisis en algunas zonas de esta ciudad está mal", dijo el concejal Domenic Recchia, cuyo distrito incluye el sur de Brooklyn, Coney Island y otras áreas que sufrieron graves daños.

Bloomberg continuó su lucha por el maratón hasta el viernes al recordar otro momento en que las autoridades municipales se vieron obligadas a tomar una decisión difícil en un momento delicado.

"Como Rudy Giuliani me dijo esta mañana: 'Sabes justo después de 9/11 qué decisión tomar'", dijo Bloomberg. "Hay que seguir adelante y hacer las cosas podemos sufrir, podemos llorar y podemos reír, todo al mismo tiempo. Eso es a lo que los seres humanos nos hace buenos” agregó.

Otros estuvieron de acuerdo con su decisión de seguir adelante con la carrera. El gerente de un bar Paul Wilson dijo que sería la manera perfecta para reunir recursos económicos a raíz de la tormenta y también aportaría ingresos muy necesarios para la ciudad y para las empresas.

Matt McInerney, gerente de The Running Company, una tienda de ropa de un corredor en el lado superior de Nueva York Oriente, dijo que sus clientes tienen sentimientos encontrados acerca de la carrera siga adelante. Uno de sus clientes se registró para correr, pero decidió no hacerlo, pensando que las cosas no estaban bien y era pronto después de la tormenta, dijo McInerney.

“El maratón también tenía el potencial para levantar el ánimo de la ciudad”, aseguró el gerente. Tiene una atmósfera diferente a cualquier otro evento en la ciudad, llena de energía y entusiasmo como espectadores que ven la velocidad de los corredores por ganar.

La maratonista olímpica y excampeona del maratón de Nueva York, Paula Radcliffe hizo eco de sus comentarios en Twitter esta semana, diciendo que la ciudad necesita "la solidaridad y el impulso económico del maratón".

Tony Ruiz, un entrenador que trabaja en el Club Track Central Park dijo que “las consecuencias de no contar con la carrera iban a ser muy graves y posiblemente dañarían a la ciudad aún más, y ciertamente sería un daño económico".

La carrera es también una importante recaudadora de fondos para cientos de organizaciones benéficas que reclutan a los corredores, y que pueden perder sus donaciones prometidas si los corredores no pueden tomar parte en la carrera dijo Lee Silverman, presidente de Deportes JackRabbit, una institución que trabaja con muchas de esas organizaciones benéficas cada año.

La fundación New York Road Runners dijo que donará un millón de dólares al fondo de ayuda para el Huracán Sandy y animó a otros a donar también.

Ahora ve