México no actuó con sumisión en la relación con Estados Unidos: Sarukhán

El embajador mexicano considera que su país cuenta con la oportunidad para mejorar temas bilaterales de seguridad, migración y comercio
Wilbert Torre
Autor: Wilbert Torre | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editorEste artículo pertenece a una serie de entrevistas de CNNMéxico sobre la relación de México y EU de cara a las elecciones del 6 de noviembre. Consulta la entrevista con Rosario Green, Enrique Berruga, Carlos Heredia, Larry Rubin y Arturo Valenzuela.

(CNNMéxico) — Arturo Sarukhán, embajador de México en Estados Unidos, rechazó que el gobierno del presidente Felipe Calderón haya actuado con sumisión y permitido violaciones a la soberanía en las operaciones pactadas con EU para combatir el crimen organizado. Advirtió que el gobierno del presidente electo Enrique Peña Nieto está ante la enorme posibilidad de "aumentar, capitalizar y potenciar" la cooperación alcanzada en los últimos seis años.

"Hay intromisión y violación de la soberanía cuando el gobierno mexicano no es parte de un esquema de cooperación, como el uso ocasional de aviones no tripulados para labores de inteligencia y monitoreo de las organizaciones criminales. Si el gobierno de Estados Unidos estuviera volando estos aparatos sin consentimiento, sería una violación. Fuimos nosotros quienes pedimos ese tipo de respaldo para aumentar las capacidades de recolección de información", dijo en entrevista con CNNMéxico.

El diplomático mexicano defendió la trascendencia del cambio de paradigma que implica que, por primera vez, EU haya asumido su corresponsabilidad en el narcotráfico. Aunque advirtió que no significa que en los últimos años la relación bilateral haya estado exenta de diferencias políticas y momentos de tensión. Sarukhán reconoció que la coordinación se debe corregir. 

"Podemos discutir si se trata de un vaso medio lleno o un vaso medio vacío", dijo sobre las declaraciones de la excanciller Rosario Green, que calificó la Iniciativa Mérida como "un papelito insuficiente" porque a su juicio no ha logrado integrar la corresponsabilidad de EU. 

"Hay un proceso de transformación real, un marco conceptual ya armado que no existía hace seis años. El andamiaje institucional y la confianza establecida en los dos lados de la frontera entre agencias de procuración de justicia y de inteligencia, hoy y hace seis años, es exponencialmente diferente".

El presidente Felipe Calderón y el mandatario estadounidense George W. Bush firmaron en 2008 la Iniciativa Mérida, un plan bilateral que pretende desarticular los cárteles de la droga, fortalecer las instituciones mexicanas encargadas de aplicar la ley y mejorar la seguridad fronteriza. Desde entonces, EU ha aportado unos 1,900 millones de dólares en asistencia y equipo. 

Respecto al atentado contra dos presuntos agentes de la CIA en Tres Marías, Morelos, Sarukhán consideró que "los mecanismos, cuando cambian de manera toral viejas prácticas, hábitos y modalidades en la agenda diplomática, siempre van a generar retos y problemas. Siempre ha habido en la cooperación en seguridad y crimen organizado problemas de coordinación, y los hay de este lado de la frontera, como los hay en cualquier país del mundo. Es un proceso donde se van a tener que revisar los protocolos de intercambio de información para evitar que ocurran incidentes como el que ocurrió en Tres Marías".

En cuanto a los cambios en la relación comercial, Sarukhán incidió en que, desde la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado en 1994, no había habido una agenda con un sentido de dirección estratégica, con integralidad entre los múltiples temas. Esto no quiere decir que no haya problemas ni retos ni tensiones, pero el tono muscular y el sentido de dirección estratégica no había existido en más de dos décadas".

"En lo comercial siempre hay temas complicados como el que vivimos ahora con el jitomate. Hemos resuelto temas como el autotransporte, vigente desde la ratificación del TLCAN, y el del atún con más de 30 años. Lo que hemos resuelto da a la agenda comercial la capacidad de seguir creciendo y abonar a ese comercio de mil millones de dólares al día en los dos lados de la frontera". 

Un diferendo impedía desde 1995 que autotransporte mexicano ingresara a Estados Unidos, como parte del acuerdo comercial. En marzo de 2011, el gobierno mexicano anunció la suspensión de los aranceles impuestos a 99 productos estadounidenses en la medida en que el país vecino permita la entrada del transporte de carga a su terrotorio. 

La exportación del atún mexicano representó otra disputa relevante y la más actual tiene que ver con la suspensión de un pacto de importación de jitomate mexicano que data de hace 16 años.   

El embajador subrayó la integración de México al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP), que permite modernizar al TLCAN, "uno de los primeros grandes acuerdos de libre comercio de los noventa, un acuerdo de comercio de 1.0. Hoy el TTP es un acuerdo de 3.0. La virtud del TTP es que permitirá modernizar el TLCAN sin reabrirlo a una negociación, lo cual lo enterraría".

Sarukhán dijo que México, Estados Unidos y Canadá negociarán junto con ocho países de la Cuenca del Pacífico nuevos estándares en temas ambientales, laborales y de propiedad intelectual, que no estaban en la agenda cuando se negoció el TLCAN, lo que hará posible modernizar el andamiaje de comercio en América del Norte.

Respecto a los avances en seguridad, señaló que no había habido en la historia de la relación bilateral la articulación de la corresponsabilidad compartida como uno de los ejes de la relación. "La cooperación, el tipo de intercambio de inteligencia y la calidad de información militar entre México y Estados Unidos, son cualitativamente distintos".

"La Iniciativa Mérida ha sido una especie de partera de un entendimiento y cooperación más integral sobre temas globales y regionales que impactan en la seguridad de los dos países", dijo Sarukhán. 

Sobre el contrabando de armas, dijo que por primera vez en Estados Unidos existe una mayor comprensión de la conexión entre la capacidad de compra de armas de fuego y el crimen organizado, sobre todo después de que expiró la prohibición de la venta de armas de asalto en 1994. 

Este rubro ha constituido una de las mayores grietas de la relación bilateral, sobre todo tras el operativo Rápido y Furioso, en el que agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) de EU, permitieron el cruce ilegal de armas a México, destinadas a narcotraficantes, con el objetivo de rastrear a los vendedores y compradores. Se perdió la pista de más de 1,000 armas, entre ellas, las que aparecieron en el lugar donde fue asesinado el agente Brian Terry, de la patrulla fronteriza en Arizona, en 2010.

Acerca del futuro de la reforma migratoria y las diferencias que para ello supondría la reelección de Obama o la elección de Romney, Sarukhán dijo que "gane quien gane, se abrirá una oportunidad", en virtud de los cambios demográficos en México, el reforzamiento de la vigilancia de las agencias norteamericanas en la frontera y la tasa casi cero en la migración en los últimos dos años.

"Existe la posibilidad de reconstruir esas alianzas. No va a ser un debate fácil. Quien crea que lo garantizaría la reelección del presidente Obama, o que una administración republicana podría convencer a su bancada en el Congreso de respaldarla, está en un error. Pero se abre una oportunidad importante". 

Hacia futuro, el embajador dijo que existe una enorme oportunidad para el nuevo gobierno de México de construir sobre lo que se ha logrado de manera integral en la agenda con Estados Unidos, desde la visión integral de la frontera hasta la solución de diferendos en el tema del agua, en la cuenca del río Bravo y la cuenca del río Colorado; la cooperación ambiental en esta frontera y con Canadá, la cooperación contra el crimen organizado transnacional y un diálogo que nunca se había alcanzado como parte central en la discusión de temas globales y regionales.

"El siguiente gobierno mexicano está ante la enorme posibilidad de aumentar, capitalizar y potenciar el trabajo de estos últimos seis años". 

Ahora ve
No te pierdas