Miss venezolana, detenida por presunto vínculo con 'El Loco' Barrera

La ganadora de Miss Zulia 2008 se encuentra en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, por su supuesta colaboración con el crimen
/
CARACAS (Reuters) -

La modelo venezolana Gabriela Alexandra Fernández Ocando, Miss Zulia 2008, se encuentra detenida en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), acusada junto a otras cuatro personas por haber colaborado en actividades de narcotráfico con el capo colombiano Daniel El Loco Barrera.

En un comunicado, la Fiscalía General venezolana indicó que la que fue participante en 2008 del emblemático concurso de belleza del país se encuentra recluida en el SEBIN "por la presunta comisión de los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir".

El Ministerio Público detalló que, además de Fernández Ocando, dos hombres colombianos y dos mujeres venezolanas fueron aprehendidas "por estar presuntamente vinculadas con las actividades del narcotraficante Daniel Barrera", detenido el pasado 18 de septiembre en el fronterizo estado Táchira.

"Es importante resaltar que estas personas habrían fungido como colaboradores de Daniel Barrera y presuntamente lo transportaban de un sitio a otro a escala nacional. Además, realizaron reservaciones en hoteles con sus nombres, para que el narcotraficante pudiera evadir a las autoridades", resaltó la Fiscalía.

El 31 de octubre, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció que próximamente las autoridades venezolanas entregarían a El Loco Barrera, algo que no ha sido confirmado por las autoridades venezolanas.

De hecho, la situación de Barrera es una incógnita, pues desde su detención en Venezuela, hace casi dos meses, las autoridades del país dijeron que no habían decidido si lo entregarán a Estados Unidos o a Colombia, países donde ha sido requerido.

El Loco Barrera, quien fue calificado por Santos como el último de los grandes capos del narcotráfico en Colombia, fue detenido en una cabina telefónica de la ciudad de San Cristóbal, en el oeste del país, gracias a un operativo en el que participaron organismos de seguridad de Venezuela, Estados Unidos y el Reino Unido.

Ahora ve
No te pierdas