Tammy Baldwin, la primera mujer abiertamente gay en el Senado de EU

La comunidad lésbico-gay cree que Baldwin refrescará el discurso político debido a que llevará el tema de la diversidad al Congreso
Emanuella Grinberg
Autor: Emanuella Grinberg
(Reuters) -

Tammy Baldwin hizo historia la noche de este martes por partida doble. Se convirtió en la primera política abiertamente homosexual y la primera mujer de Wisconsin en ser elegida para el Senado de Estados Unidos.

La congresista demócrata superó al exgobernador de Wisconsin, Tommy Thompson, en lo que grupos de defensa de los derechos de la comunidad lésbico gay consideraron un paso adelante para llevar el tema de la diversidad al Senado.

“Es un gran día para las mujeres gay de Estados Unidos, y realmente, para todas las comunidades que no son heterosexuales, blancos y ricos elegidos para el Congreso”, dijo el comentarista político Sally Kohn.

Nunca había habido un miembro abiertamente gay o lesbiana en el Senado de Estados Unidos, de acuerdo con varios grupos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

“Para las personas LGBT que están creciendo en Wisconsin o en cualquier lugar del país, ver que una mujer abiertamente gay es capaz de levantarse y convertirse en senadora del Congreso de Estados Unidos es un modelo increíble”, dijo Chad Griffin, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

Pese a que la orientación sexual de Baldwin hizo notable su victoria, ésta rara vez destacó durante la campaña. La campaña enfrentó la visión de Thompson de un “liderazgo conservador” contra la agenda progresista de Baldwin. Thompson, gobernador por cuatro veces y secretario de Salud y Servicios Humanos en el gobierno de George W. Bush, dijo que volvió a la política para hacer de Estados Unidos un mejor lugar para sus nietos.

“Quería ayudar a dirigir nuevamente a Estados Unidos”, dijo en el discurso en que reconoció su derrota. “Ser el país del crecimiento y la oportunidad. Construir a Estados Unidos para las futuras generaciones. Ciertamente no necesito el trabajo, y supongo que no lo conseguí”.

Lo que comenzó con una gran ventaja para Baldwin finalmente se redujo a un final cerrado al lograr 51% de los votos, de acuerdo con proyecciones de CNN.

“Esta campaña ha girado en torno a quién es el candidato más calificado y quién tiene la mejor visión de Estado”, dijo Griffin. “Estamos ansiosos de verla de un lado para el otro del Capitolio y tomar asiento en la Cámara como la primera persona abiertamente gay”.

Baldwin no ocultó su orientación sexual durante las últimas dos décadas. Cuando fue electa en 1998 para representar al segundo distrito del Congreso de Wisconsin, fue la primera en ser electa para la Cámara, de acuerdo con Chuck Wolfe, presidente del comité de acción política Victory Fund, el cual apoyó a candidatos de la comunidad LGBT en esta elección, incluida Baldwin.

“Es una fuerza con profundas raíces en Wisconsin. Tiene una columna vertebral de acero pero es amable y compasiva, por lo que la gente disfruta interactuar con ella”, describió Wolfe.

“Tammy ha sido una fuerza impulsora por su habilidad para abordar los asuntos sin un doble discurso”, dijo Wolfe. “Tener alguien como ella en el Senado cambia el tono y el tenor de esta discusión”.

Otros tienen esperanzas de que otras mujeres en el Congreso cambien la discusión en torno a las políticas que afectan a las mujeres y las familias. Las mujeres en el 112 Congreso alcanzaron el 17 % de representación tanto en el Senado como en la cámara, de acuerdo con el Centro para Mujeres Estadounidenses y la Política.

“Muchas investigaciones han mostrado que más mujeres en puestos de liderazgo llevan a mejores resultados para la comunidad”, de acuerdo con Tiffany Dufu, presidente de The White House Project, el cual entrena a mujeres para el liderazgo.

“Lo mejor para nosotros de Tammy Baldwin es su visibilidad. No puedes ser lo que no ves”.

Ahora ve
No te pierdas