Marlen González, una mexicana que castigó a Obama en las urnas de Texas

Una inmigrante mexicana votó por Romney por la "falta de acción" del presidente para emprender una reforma migratoria
  • A+A-
Autor: Tania Lara | Otra fuente: CNNMéxico

El teléfono sonó con tanta frecuencia en la oficina del distrito escolar de Pflugerville, en el centro de Texas, que Marlen González, una recepcionista bilingüe, no tuvo tiempo de salir a comer y apenas logró terminar la sopa de fideo que llevaba para el almuerzo.

El edificio administrativo de las escuelas públicas locales se convirtió este martes en una casilla de votación para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Marlen respondió durante todo el día llamadas de electores que deseaban saber si podrían votar en cualquier casilla del condado y cuál sería el tiempo estimado de espera. “Sí, se puede votar en cualquier casilla del condado”, respondía Marlen una y otra vez.

Previendo un día muy ocupado, Marlen fue una de los 3.4 millones de personas en Texas que optaron por acudir a las urnas durante el periodo de votación anticipada que concluyó el viernes 2 de noviembre. Por primera vez, esta oriunda de Tamaulipas votó en unas elecciones presidenciales en EU a pesar de haber adquirido la nacionalidad desde 2007. “En las elecciones pasadas, había tanta gente y llevaba tanta prisa que no pude votar”, explica ataviada con un traje sastre negro y una blusa azul. El jueves 1 de noviembre, salió de su oficina a la hora del almuerzo y acudió al supermercado más cercano para votar. En Texas, como en otros estados del país, las casillas de votación anticipada se instalaron en tiendas, farmacias y otros sitios comerciales entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre.

Voté por todos los hispanos que no pueden votar”, dice orgullosa esta ciudadana con doble nacionalidad que ha vivido casi la mitad de sus 30 años en el centro de Texas. “Mi papá se quedó callado cuando supo por quien iba a votar”, confiesa. Y es que para sorpresa de algunos de sus familiares indocumentados, Marlen votó para el candidato republicano Mitt Romney.

“Respeto su decisión”, dice su marido, Noé García, quien fue un inmigrante indocumentado hasta 2009, cuando tras un largo y costoso trámite logró legalizar su situación a través de la ciudadanía estadounidense de su esposa. Sin embargo, otros familiares de esta pareja aún siguen indocumentados. En 2011, 23,000 inmigrantes indocumentados en EU solicitaron legalizar su situación por ser familiares de un ciudadano estadounidense. “La mayoría de mi familia llegó ilegal”, acepta Marlen.

“Sé lo frustrante que es separarse porque un familiar llegó ilegalmente”, dice al terminar su jornada laboral a las 17:30 horas. Aunque esta mexicana hubiera votado por el presidente Barack Obama en 2008, esta vez se opuso a su reelección por la promesa incumplida de una reforma migratoria y un aumento histórico de las deportaciones de inmigrantes indocumentados.

“Dos primos tuvieron que regresar por su propia voluntad a México después de que su hermano pasó más de seis meses en la cárcel esperando a que lo deportaran”, relata su marido, quien trabaja turnos diarios de 12 horas en una empresa de paquetería.

Marlen decidió votar por el candidato republicano Mitt Romney después de observar los debates presidenciales. “Es una persona de negocios y EU necesita alguien que sepa levantar la economía y crear empleos”, explicó. En 2011, Marlen estuvo desempleada durante casi nueve meses.

Actualmente, Marlen divide su tiempo entre un trabajo de tiempo completo en el distrito escolar y los domingos trabaja para un programa de radio patrocinado por las escuelas públicas de Austin, la capital de Texas. “Tengo que buscar eventos para decirlos en vivo y contactar a los invitados del programa”, explica mientras se suelta el cabello y se prepara para trabajar frente a la computadora de su casa.

Mientras tanto, su marido se sienta frente al televisor para ver la telenovela Por ella soy Eva a través de Univision. Al terminar la telenovela, Marlen se entera que el presidente Obama ha ganado su reelección. “Ojalá que esta vez cumpla con la reforma migratoria por todas las personas que confiaron en él”, dice.

Más de 12 millones de hispanos votaron en esta elección en EU. El 57% se identificó como demócrata y 14% como republicano, según una encuesta del Fondo Educacional de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos Elegidos y Designados (NALEO, por sus siglas en inglés).

Ahora ve