La ONU insta a Estados Unidos a levantar el embargo comercial contra Cuba

La mayoría de naciones en la Asamblea General respaldó finalizar el bloqueo económico a la isla, tal como ha ocurrido en los últimos 21 años
| Otra fuente: NACIONES UNIDAS Reuters

La Asamblea General de la ONU volvió a instar este martes a Estados Unidos a que levante su embargo comercial a Cuba, cuyo ministro de Relaciones Exteriores reiteró que el "bloqueo" contra la isla de gobierno comunista es equivalente a un "acto de genocidio".

Por vigésimo primer año consecutivo, la votación de la asamblea fue abrumadora, con 188 naciones -incluyendo a varios de los aliados más cercanos de Washington- respaldando la resolución no vinculante contra el embargo, un resultado prácticamente igual al de 2011 cuando lo hicieron 186 países.

Estados Unidos y su aliado Israel, muy dependiente del respaldo de Washington en Oriente Medio, así como el pequeño estado de Palau, fueron los únicos que se opusieron a la resolución en la Asamblea de 193 naciones. Las Islas Marshall y Micronesia se abstuvieron.

La medida de embargo fue instaurada en febrero de 1962 y ha causado daños económicos a Cuba hasta diciembre de 2011 por "1 billón 66,000 millones de dólares calculados de manera rigurosa y conservadora", destacó el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en un discurso en la ONU.

Poco después de llegar a la presidencia en 2008, el presidente Barack Obama tomó algunas medidas de flexibilización del embargo como la eliminación de las restricciones de viajes y el envío de remesas a la isla.

El presidente estadounidense, que fue reelegido este mes para un nuevo mandato de cuatro años, ha dicho que está dispuesto a cambiar su política hacia Cuba, pero insistió en que aún espera señales de La Habana como la liberación de los presos políticos y las garantías para los derechos humanos.

Sin embargo, Obama no ha levantado el embargo vigente desde hace más de cinco décadas y el encarcelamiento en la isla del contratista estadounidense Alan Gross enfrió nuevamente un acercamiento en las relaciones entre ambos enemigos políticos.

El ministro cubano Rodríguez dijo ante la Asamblea General que tenía esperanzas en Obama cuando fue elegido por primera vez en 2008 y dio la bienvenida a sus llamadas de cambio.

Pero dijo que el resultado tras cuatro años de gestión había sido decepcionante.

"La realidad es que en los últimos cuatro años se han caracterizado por un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero", dijo.

"Extraterritorialidad"

Rodríguez sostuvo que la "extraterritorialidad" de las medidas del bloqueo -el hecho de que Washington presione a otros países a adherirse al embargo- viola el derecho internacional. Y agregó que daña su credibilidad.

"Lleva a los Estados Unidos a adoptar acciones de doble rasero", dijo, y añadió que el embargo no ha logrado alcanzar sus objetivos de presionar al gobierno cubano a introducir libertades económicas y políticas.

"No existe ningún motivo legítimo o moral para mantener este bloqueo que está anclado en la Guerra Fría", afirmó.

El canciller cubano describió el bloqueo como un "acto de genocidio" contra Cuba y una "violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de un pueblo entero".

En el plenario, el enviado de Estados Unidos, Ronald Godard, rechazó la resolución que pide poner fin al embargo así como el argumento de Cuba de que Washington es culpable de las dificultades financieras que enfrenta la isla.

Y apuntó que el gobierno de La Habana es el que está poniendo freno a un mayor desarrollo, no Estados Unidos.

"Es el gobierno cubano, que continúa privándoles esa aspiración", dijo. Cuba ha estado buscando un "chivo expiatorio externo para los problemas económicos de la isla", agregó.

Godard dijo que Washington no estaba sancionando al pueblo cubano y reveló que el año pasado se enviaron 2,000 millones de dólares en remesas desde Estados Unidos a Cuba y que su país había autorizado más de 1,200 millones de dólares en ayuda humanitaria.

También reiteró que Washington pedía a Cuba "la liberación inmediata del señor (Alan) Gross", en alusión al contratista estadounidense que cumple una condena de 15 años de cárcel por hacer conexiones ilegales de internet, una decisión considerada en la isla como un delito contra la seguridad del Estado.

El encarcelamiento de Gross ha enfriado los esfuerzos de Obama por mejorar las hostiles relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Rodríguez recibió una ovación tras su discurso. Nadie, en cambio, aplaudió a Godard en la Asamblea.

Ahora ve
No te pierdas