España pone su esperanza económica en la Cumbre Iberoamericana

Presidentes latinoamericanos reunidos en la ciudad andaluza se citan con el gobierno y empresas españoles para ampliar la relación comercial
(Reuters) -

 Los presidentes y altos representantes iberoamericanos comenzaron a llegar este miércoles a Cádiz para renovar las relaciones y la estrategia del bloque ante los retos económico y político a nivel mundial.

La XXII Cumbre Iberoamericana se celebrará este viernes y sábado en España bajo  el lema Una relación renovada en el bicentenario de la Constitución de Cádiz, en homenaje a la primera carta magna que se firmó en la nación europea en 1812 y que redactaron diputados españoles y latinoamericanos.

Los temas que tratarán los jefes de estado contienen un fuerte contenido económico, dada la profunda crisis en Europa, especialmente en Portugal y España, y el impulso que genera  América Latina en el ámbito internacional, según adelantó el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

La región iberoamericana tiene una fuerte presencia de inversión española por medio de empresas en telecomunicaciones, energía, construcción y banca, de acuerdo con el Banco Mundial. España y Portugal buscarán como objetivo comercial la inversión extranjera en más de 3200 Pymes.

La Cumbre de Cádiz quiere  promover el desarrollo de una economía iberoamericana de la cultura a través de nuevas líneas de cooperación en ese campo. Los líderes iberoamericanos se comprometerán a fomentar la enseñanza del portugués y el español, que hablan más de 600 millones de personas y es la segunda lengua en todo el mundo.     

Los jefes de estado de 16 de los 22 países que componen el bloque iberoamericano participarán en esta Cumbre, en la que se estrena la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. También este foro será el primero para el presidente español, Mariano Rajoy, y los mandatarios, Danilo Medina, de República Dominicana y Porfirio Lobo, de Honduras.

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Cuba, Raúl Castro; Uruguay, José Mujica; Argentina, Cristina Fernández, de Guatemala, Otto Pérez; y Paraguay, Federico Franco, estarán ausentes. Los confirmados Mujica, Chávez y Fernández no asistirán por razones de salud. Sus ministros de relaciones exteriores ocuparán su lugar en la reunión.

El primer mandatario de Paraguay, Federico Franco, decidió no acudir a la cita para evitar problemas con otros países de la región, que le han vetado en organismos regionales como Mercosur o Unasur tras la destitución de Fernando Lugo.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, llegará el viernes a Cádiz para participar en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno. El mandatario chileno, quien ostenta actualmente la presidencia "pro tempore" de la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), será el principal orador por parte de América Latina durante el retiro que los mandatarios sostendrán el segundo día del encuentro.

En paralelo a la reunión de Cádiz, en la localidad de Puerto Real se celebrará la Cumbre Alternativa, con el lema La hora de los pueblos, a la que han sido invitados los presidentes de Bolivia, Evo Morales y de Ecuador, Rafael Correa, quienes aún no han confirmado su asistencia, según los organizadores.

El casco antiguo de la ciudad de Cádiz, donde se desarrollan los principales actos de la Cumbre está blindado por un fuerte despliegue de seguridad, que se extiende a los accesos por mar.

Un millar de periodistas se han acreditado para seguir el evento en el Palacio de Congresos, sede de las sesiones plenarias, en el Oratorio de San Felipe Neri donde los líderes posarán para la foto de familia y el Gran Teatro Falla, lugar de la inauguración oficial de la Cumbre de Cádiz

El rey Juan Carlos será el anfitrión de la cita de Cádiz y el más veterano, ya que ha participado en todas las Cumbres desde la primera en Guadalajara, México, en 1991.

Ahora ve
No te pierdas