Obama aclara que su viaje a Myanmar no representa un apoyo al gobierno

Obama dijo que si bien reconocerá que hay un avance en desarrollo, aún hay un largo camino por recorrer
  • A+A-
Por: /
BANGKOK, Tailandia (CNN) -

En la víspera de un viaje histórico a Myanmar, el presidente estadounidense Barack Obama aseguró este domingo que la visita "no es un respaldo al gobierno birmano".

"Esto es un reconocimiento de que hay un proceso en camino en ese país que incluso hace un año y medio o dos años nadie preveía”, dijo Obama a reporteros en Tailandia, su primera escala en su gira por Asia.

Myanmar es un país que se mueve “en una mejor dirección”, afirmó. 

La ganadora del Premio Nobel, Aung San Suu Kyi, un ícono de la democracia que pasó 15 años bajo arresto domiciliario, es ahora una miembro del parlamento, recordó Obama. Durante una visita a la Casa Blanca, Suu Kyi impulsó la visita del mandatario estadounidense a su país, destacó. 

Aunque reconocerá los pasos que Myanmar ha dado hacia la democracia, Obama aclaró que “el país tiene un largo camino que recorrer”.

"El cambio puede ocurrir muy rápido si brilla un haz de luz en un país y la gente ahí empieza a creer que sus voces pueden ser escuchadas", dijo. "Y algo que podemos hacer como una comunidad internacional es enseñar a la gente de Myanmar que estamos escuchándolos, que nos importan. Esta visita me permite hacer eso de una manera muy dramática".

Myanmar, también conocido como Birmania, inició una serie de reformas desde 2011 luego de décadas de un represivo régimen militar. Bajo Thein Sein, quien llegó a la presidencia el año pasado, el gobierno ha liberado a cientos de prisioneros políticos y dado pasos para abrir la economía del país.

Los gobiernos occidentales han respondido a los esfuerzos progresivos de Myanmar suavizando las sanciones contra el régimen militar.

Pero el país también ha vivido disturbios en las últimas semanas, con brotes de violencia sectaria. Los enfrentamientos entre musulmanes rohingyas y budistas locales irrumpieron en el occidental estado de Rakhine. Naciones Unidas informó que al menos 89 personas murieron en dos semanas y 110,000 fueron desplazadas.

Algunas organizaciones humanitarias cuestionaron si es el momento adecuado para que un viaje de Obama dé legitimidad al gobierno de Thein Sein.

Los líderes birmanos en el exilio y defensores de derechos humanos expresaron sus preocupaciones porque la visita ocurra demasiado pronto y no lleve a las reformas adicionales que una gira presidencial puede producir si ocurre en el momento adecuado.

Después de visitar Myanmar, Obama asistirá a una cumbre de países del oriente asiático en Camboya.

Al hablar este domingo con la primera ministra tailandesa, Yingluck Shinawatra, Obama enfatizó que Estados Unidos es una “nación del Pacífico” y que los eventos en el Pacífico “definirán mucho de nuestra seguridad y prosperidad” en el futuro.

Dijo que “restaurar el compromiso estadounidense” en la región es una de sus prioridades.

La vasta economía de Asia representa aproximadamente una cuarta parte del producto interno bruto mundial.

Los cambios que enfrenta la economía estadounidense se filtraron este domingo. Obama, acompañado de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, bromeó con un monje en Tailandia. “Estamos trabajando en este presupuesto”, dijo. “Necesitaremos muchas oración para eso”.

Ahora ve