Autoridades palestinas fijan la fecha para la exhumación de Yasser Arafat

Un grupo de forenses analizará su cuerpo para comprobar si el exlider palestino fue envenenado con una sustancia radioactiva tóxica
  • A+A-
Autor: Kareem Khadder
(Reuters) -

El cuerpo de Yasser Arafat, exlíder de la Organización para la Liberación de Palestina, será exhumado este martes y se tomarán muestras para realizar pruebas de envenenamiento, como parte de una investigación sobre su muerte ocurrida en 2004, dijo este sábado un funcionario.

Expertos forenses procedentes de Francia, Suiza y Rusia tomarán cada uno sus propias muestras para análisis independientes, informó Tawfiq Tirawi, quien encabeza el comité de investigación palestino.

La tumba, ubicada en la ciudad de Ramallah, en la Ribera Occidental del Jordán, será cerrada de nuevo el mismo día con una ceremonia militar, dijo Tirawi en una conferencia de prensa en Ramallah.

La ocasión se perfila como un hecho emotivo para muchos palestinos que ven a Arafat como un símbolo de resistencia.

El martes “será uno de los días más difíciles de mi vida, debido a muchos factores personales, nacionales y simbólicos”, dijo Tirawi. “Pero considero que es una necesidad dolorosa. Esto es necesario para llegar a la verdad acerca de la muerte del presidente Yasser Arafat”.

Funcionarios palestinos tienen la esperanza de que las pruebas esclarezcan las dudas sobre si la muerte de Arafat, ocurrida hace ocho años, fue resultado de envenenamiento vía polonio, un elemento radioactivo.

La Autoridad Palestina, la cual gobierna la Ribera Occidental del Jordán, dice estar convencida de que Israel está detrás de cualquier envenenamiento de Arafat, acusación no ha producido ninguna declaración de Israel.

Las autoridades francesas abrieron este año una investigación sobre la muerte de Arafat, después de que un médico suizo encontrara altos niveles de la sustancia radioactiva en sus pertenencias personales.

Francois Bochud, director del Instituto de Radiofísica en Lausana, Suiza, dijo que sus investigadores habían encontrado altos niveles del tóxico polonio-210 después de analizar el cepillo de dientes, vestimentas y la kufiyya, la pañoleta blanco y negro que con frecuencia portaba.

El descubrimiento hizo que su viuda, Suha Arafat, presentara una denuncia formal por asesinato. Dijo a CNN que quería que el cuerpo de su fallecido esposo fuese exhumado “para asegurarse en un 100% de la existencia de polonio”.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, aprobó posteriormente la exhumación del cuerpo de Arafat del mausoleo, el cual se encuentra dentro de las instalaciones presidenciales palestinas, en Ramallah.

El uso de polonio-210 como veneno acaparó los titulares en 2006, cuando fue empleado para matar a Alexander Litvinenko, exagente de la KGB que en 2000 fue a Gran Bretaña después de convertirse en “soplón” de la FSB, sucesora de la KGB.

En una declaración realizada en su lecho de muerte, desde un hospital londinense, Litvinenko culpó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusación que el Kremlin negó categóricamente.

Fred Pleitgen contribuyó a este reporte.

Ahora ve