La examante de David Petraeus retoma su vida tras el caso sexual de la CIA

Paula Broadwell busca refugio en su familia y amigos del acoso de los medios tras su romance con el exdirector de la CIA, David Petraeus
  • A+A-
Autor: Suzanne Kelly
(Reuters) -

El romance que culminó con la renuncia del director de la CIA, David Petraeus, su biógrafa y amante, Paula Broadwell, ha permanecido en silencio ante el público y se ha refugiado en su familia y amigos mientras trata de evaluar cómo puede verse afectado su futuro con las noticias de ese escándalo.

“Ha sido duro para ella y su familia ver la imagen que pintan sobre su persona”, dice el hermano de Broadwell, Steve Kranz, quien es abogado en Washington. “Lo más importante para ella es su familia, su esposo y sus hijos, tratar de restaurar la confianza que tenía con su pareja y proteger a sus hijos de la publicidad”.

Después de semanas en las que los medios la han retratado de varias formas, desde amante despechada hasta acechadora obsesiva, tanto la familia como los amigos de Broadwell han empezado a presentar una imagen más completa de ella mientras lidia con el impacto que causó la revelación de su romance. Como parte de los esfuerzos, se han presentado fotos de la colección familiar, que CNN obtuvo primero, en las que figura Broadwell con su familia y durante su estancia en Afganistán.

“Está tratando de llevar una vida lo más normal posible, pero hay momentos en los que se da cuenta de todo lo que ha ocurrido”, dice una fuente cercana a Broadwell quien pidió no ser identificada.

Al principio, Broadwell respondió discretamente a los correos de amigos bienintencionados, pero no ha hecho mucho más que eso, de acuerdo con fuentes que han dicho que está muy concentrada en la forma en la que las noticias han afectado a sus seres queridos. Sin embargo, la estrategia parece estar cambiando un poco desde la contratación de un grupo de asuntos públicos de Washington y las declaraciones públicas de amigos que conocen a Broadwell desde hace años y que quieren contrarrestar las imágenes que se proyectan de ella que sienten que son injustas.

“En general pensé que tal vez era inevitable, pero también lamentable, que la cobertura que los medios hicieron haya sido poco objetiva e injusta”, dijo Michael O’Hanlon, director de investigaciones de política exterior en el Instituto Brookings, un grupo de estudios de Washington. O’Hanlon dice que Petraeus le presentó a Broadwell en 2009 y que se convirtieron en amigos. El investigador dijo que la cobertura de los medios “estaba propiciando una cualidad acumulativa gracias a la que parece un personaje estilo Glenn Close en Atracción Fatal a los ojos de los medios, ya que ella es mucho menos conocida que él y porque ella escribió los correos que recibió Jill Kelley”.

O’Hanlon, quien también escribió un editorial en el Baltimore Sun en el que defendía a Broadwell, aunque no sus actos, dijo que puede entender que el romance entre ambos haya dado frutos. O’Hanlon ha pasado tiempo con ambos a lo largo de los años, en particular en la época en la que Broadwell escribía la biografía de Petraeus, All In: The Education of General David Petraeus.

“Eran dos personas que pasaban mucho tiempo juntas, que evidentemente se habían enamorado a lo largo de los años; dos personas que cometieron un grave error y dejaron que el enamoramiento llegara más allá cuando ambos tenían familias felices”, dice O’Hanlon. “Creo que se equivocaron, pero ocurrió por mutuo acuerdo, no como parte de un plan perverso”.

“Paula necesitaba más apoyo que Dave” en cuanto a la forma en la que el público la percibe ahora, dijo O’Hanlon, quien conserva la amistad de ambos. “Dave tiene una reputación nacional que lo ayudará a superar esto, y ella no”.

Broadwell está recibiendo más ayuda. Recientemente contrató a la firma de relaciones públicas de Washington, The Glover Park Group, para ayudarle a dar nueva forma a su imagen y presentarla de forma más completa. No se sabe si Broadwell estaba enterada de que Petraeus iba a renunciar el 9 de noviembre y a confesar que el romance extramarital era la razón de su renuncia.

Días antes de que se revelara el caso, Broadwell dirigió un correo electrónico a un productor de CNN al que ofreció “un breve ensayo acerca de los principios de liderazgo (de Petraeus) en vísperas de” su 60º aniversario. “¡Lamento haber estado inmersa en el anonimato mientras hacía mi doctorado!”, escribió en el correo.

Broadwell estaba planeando hacer una fiesta de cumpleaños en casa de su hermano en Washington el 10 de noviembre, un día después de que Petraeus anunció su renuncia. Su coautor, Vernon Loeb, quien también es editor en el Washington Post, habló con Broadwell pocos días antes de la fiesta.

Loeb dijo en una entrevista publicada en el sitio web del Washington Post que todo parecía normal hasta el jueves, día que el presidente, Barack Obama, aceptó la renuncia de Petraeus y un día antes de que se diera a conocer la noticia. 

Es probable que Petraeus no haya advertido a Broadwell de lo que pretendía hacer ya que dedicó la semana a afinar los detalles de su dimisión. Las fuentes que después se enteraron del recibimiento que tuvo la noticia en la comunidad de inteligencia dijeron que muchas personas estaban “sorprendidas” de que Petraeus decidiera incluir su romance en el anuncio que hizo a sus colegas en la CIA.

Los amigos de Petraeus lo defendieron desde el principio y dijeron a los medios que el exdirector estaba avergonzado de su comportamiento. Broadwell canceló abruptamente los planes de la fiesta cuando se esparció la noticia y trató de mantenerse fuera de la vista del público. Durante ese tiempo, Kranz, su hermano, aseguró que Broadwell lloraba y estaba avergonzada de sus actos y del impacto que el romance tuvo en su familia.

De acuerdo con una fuente cercana a Broadwell, aún está preocupada por el resultado de la investigación que está llevando a cabo el FBI. Según CNN supo por fuentes gubernamentales, las averiguaciones se han centrado en el material confidencial que se encontró en su casa. La fuente dice que el FBI no ha dicho a Broadwell cuánto tiempo tardará la investigación y dice que está siendo discreta mientras se resuelve el asunto legal. 

El hermano de Broadwell dijo que había pasado el fin de semana en la playa con su familia y amigos y que ahora trata de decidir qué sigue para su familia, su carrera y su vida. “Es una persona muy fuerte”, dijo Kranz. “Me he preocupado por ella porque ha sido devastador y se siente muy mal por lo que ha hecho y el dolor que ha causado”.

Ahora ve