"Bradley Manning no se quejó por malos tratos", señalan fiscales

Los jueces del caso señalan que el militar no interpuso denuncias por maltrato durante su confinamiento en una prisión militar en Virginia
Wikileaks
manning  Wikileaks  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Paul Courson
(CNN) -

Los fiscales trataron de establecer este viernes que Bradley Manning —acusado de la mayor filtración de material clasificado en la historia de Estados Unidos—perdió varias oportunidades para quejarse por el maltrato que sufrió bajo custodia militar y del cual alega.

En el interrogatorio de Manning en una audiencia previa al juicio en el Fuerte Meade, Maryland, el fiscal mayor Ashden Fein afirmó que los registros de visitas semanales que Manning tuvo con oficiales de la unidad durante los nueve meses de detención en Quantico, Virginia, no presentó quejas sobre el trato.

El interrogatorio, durante la audiencia sobre una moción de la defensa para que en el caso de Manning se desestimara el argumento de que su confinamiento había sido duro, se produjo un día después de que Manning declaró que había pensado en el suicidio durante su detención.

El analista de inteligencia del Ejército, detenido en junio de 2010,  está acusado robar miles de documentos clasificados durante su servicio en Iraq. El material fue publicado en línea por WikiLeaks. El sitio no ha confirmado que Manning fuera su fuente de su información.

En la audiencia de este viernes, el fiscal principal, Ashdeb Fein, revisó con Manning los formularios oficiales que los oficiales llenaron luego de reunirse con él durante su detención en Quantico, donde se le mantuvo bajo un estado de reclusión mayor entre julio de 2010 abril de 2011.

Algunos oficiales hacían preguntas a Manning y anotaban sus respuestas. Cuando Fein le preguntó sobre las formas este viernes, el militar acusado reconoció que recibió un “excelente” trato de los guardias. Las formas no presentan denuncias de malos tratos, a pesar de que los oficiales pidieron personalmente a Manning que hablara sobre su estancia en la prisión, afirmó Fein.

Bradley Manning respondió que él verbalmente expresaba su preocupación sobre los problemas y que los oficiales decían que los atenderían, pero no grababan las conversaciones.

El juez en el caso y coronel del ejército de EU, Denise Lind, también preguntó a Manning por qué no se quejó del trato recibido durante enero de 2011, ya que tenía conocimiento de los pensamientos suicidas que expresó un mes antes.

Manning respondió que su intención durante esta reunión era "prevenir lesiones" ya que había sido degrado como militar. La justicia militar aseguró que lo pusieron en esa situación restrictiva para su protección y la de los demás, no para ponerlo en un estado suicida.

"Quería que el personal supiera que estaba bien, que disfrutaba de una mayor calidad de vida, desde mi punto de vista", dijo Manning.

El presunto contacto de Wikileaks declaró el jueves sobre su detención en Iraq y su traslado a Kuwait, donde fue retenido durante casi dos meses antes de ser trasladado a la prisión en la Base Naval Quantico, en Virginia, en julio de 2010.

Manning dijo que pensó en el suicidio en Kuwait y una vez allí se desmayó debido al calor. Dijo que no se les permitía saber lo que estaba sucediendo en el exterior. "Mi mundo solo se redujo al Campamento Arafjon, a esa jaula", dijo Manning el jueves. "Pensé que iba a morir en esa jaula”.

Manning dijo que en Quantico pasó casi todos los días en una celda pequeña, por lo menos 21 horas, sin compañía. Detalló que se le permitía tener solo un colchón, una manta, algo de ropa y gafas. Dijo que trató de mantenerse en movimiento, ya que dormir durante el día o incluso estar acostado estaba en contra de las reglas.

Manning dijo que siempre dormía con la luz de afuera de su celda en sus ojos. Si los guardias no veían su cara por la noche lo despertaban para que se girara hacia la luz.

El abogado de Manning presentó una objeción formal al trato de su cliente en prisión,  en enero de 2011.  El acusado fue trasladado a la prisión militar de Fort Leavenworth, Kansas, en abril de 2011.

El juez le preguntó Manning sobre una acusación que hizo en su testimonio del jueves que después de haber sido obligado a dormir desnudo una noche en su celda de Quantico, se vio obligado a permanecer desnudo en frente de los guardias y otros reclusos durante un pase de lista en la mañana.

Manning había declarado que nunca se le dio la oportunidad de cubrirse con la manta durante el recuento. Al ser cuestionado por el juez este viernes, el acusado dijo que se refirió a la orden de su guardia que debía tener una manta que lo cubriera.

Manning declaró el jueves que se vio obligado a dormir desnudo la noche anterior a causa de su intento de mostrar a un oficial que no era un peligro para sí mismo. Manning dijo que él le dijo al oficial que él podría haber usado la cintura de su ropa interior o sus chanclas para hacerse daño, pero no lo había hecho. Esa noche, su ropa interior, chanclas y gafas le fueron removidos de su celda, afirmó el exmilitar.

Sus abogados esperan que el juez tome en cuenta sus experiencias durante la reclusión para reducir su condena en caso de hacerlo en el consejo de guerra, que se espera que comience a principios del próximo año.

La audiencia se reanudará este fin de semana, la fiscalía espera que argumenten que las condiciones de detención sean justificadas. El Pentágono ha sostenido que el juicio de Manning se llevó a cabo de acuerdo con las normas que rigen a todos los detenidos de custodia máxima en Quantico.

Los cargos contra Manning incluyen: ayudar al enemigo, y la publicación de datos de la inteligencia en Internet, transmitir información de defensa nacional y el robo de documentos públicos. Si es declarado culpable de todos los cargos, podría enfrentar una sentencia de cadena perpetua.

Larry Shaughnessy y Jason Hanna contribuyeron en reporte.

Ahora ve