Cinco países europeos rechazan los nuevos asentamientos israelíes

Gran Bretaña, España y Suecia convocaron al embajador israelí, mientras que Francia y Dinamarca le pidieron a Israel revisar la medida
(Reuters) -

Cinco naciones europeas criticaron la decisión de Israel de construir miles de nuevas casas en territorios ocupados, y convocaron a los embajadores israelíes para discutir el asunto.

Gran Bretaña convocó al embajador israelí este lunes luego de que se anunció que se construirán miles de casas en territorio ocupado, lo que fue calificado como “deplorable” y una amenaza para la solución de dos Estados, según la Oficina de Asuntos Exteriores en Londres.

Los ministerios de Exteriores de Francia y Dinamarca emitieron comunicados pidiendo a Israel dar revés a la medida, mientras que los ministerios de Exteriores español y sueco informaron que también convocaron al embajador israelí en sus respectivos países.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, autorizó la planeación para comenzar a construir nuevas unidades de viviendas en la Ribera Occidental del Jordán y en el este de Jerusalén, algo visto como una represalia luego de que los palestinos recibieron el estatus de Estado observador no miembro en la ONU.

 El embajador israelí, Daniel Taub, fue convocado por el ministro británico para el Medio Oriente, Alistair Burt, que le presentará las preocupaciones británicas.

“Cualquier decisión sobre otras medidas que Gran Bretaña podría tomar dependerá del resultado de nuestras discusiones con el gobierno israelí y con socios internacionales incluyendo Estados Unidos y la Unión Europea”, afirmó la Oficina de Exteriores en un comunicado.

Estados Unidos y varias naciones europeas han pedido a Israel que se desista de llevar a cabo su plan.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Estados Unidos se opone a los nuevos asentamientos.

“Pedimos a los líderes israelíes a reconsiderar esas decisiones unilaterales y moderarse, ya que esas acciones son contraproducentes y hacen más difícil que se reinicien las negociaciones directas para alcanzar una solución de dos Estados”, dijo Carney.

La canciller alemana Angela Merkel dijo estar “preocupada” por los planes de expansión de Israel. Este lunes, Merkel se reunirá con Netanyahu en Berlín.

Los asentamientos en Israel son considerados ilegales bajo la ley internacional, algo que este país niega.

Aunque Netanyahu no ha reconocido que aprobó la construcción, un alto funcionario israelí dijo que el primer ministro autorizó “3,000 unidades de vivienda” en el este de Jerusalén, y autorizó la planeación para futura construcción en el pueblo de Ma’ale Adumim, en la Ribera Occidental del Jordán.

También hay reportes de que colonos israelíes han ocupado un edificio en un vecindario palestino en el este de Jerusalén este lunes, algo calificado por la organización Peace Now como “una provocación peligrosa”.

El gobierno del presidente Barack Obama ha advertido repetidamente a Israel en contra de autorizar asentamientos porque haría casi imposible crear un Estado palestino contiguo.

El gabinete israelí, en un voto unánime este domingo, rechazó la decisión de la Asamblea General de la ONU de cambiarle el estatus a los territorios palestinos, al afirmar que en realidad esto no cambia nada y no será una base para las negociaciones.

La creación de un Estado palestino requiere “arreglos para asegurar la seguridad de los ciudadanos de Israel, el reconocimiento de Israel como un Estado judío, y una declaración de los palestinos de que el conflicto está terminado”, de acuerdo con un comunicado del gabinete.

Saeb Erakt, el principal negociador palestino, pidió a la comunidad internacional tomar acción contra Israel, al calificar los nuevos asentamientos como “una violación flagrante de la ley internacional”.

Chelsea J. Carter, Kareem Khadder y Alexander Fenton contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
No te pierdas