Los autores de la 'broma real' se disculpan entre lágrimas

La red de radio expresó su pesar por la muerte de la enfermera Saldanha e informó que el programa que hizo la llamada no volverá al aire
  • A+A-
Autor: Per Nyberg
(Reuters) -

Los dos locutores australianos que hicieron la broma telefónica al hospital donde era atendida la duquesa de Cambridge, se disculparon este lunes entre lágrimas por hacer la llamada, la cual pudo haber llevado a suicidarse a una de las enfermeras que habló con ellos.

Mel Greig y Michael Christian dijeron en un programa de televisión australiana que sus pensamientos estaban con la familia de Jacintha Saldanha, la enfermera de 46 años que transfirió la llamada al cuarto de la duquesa.

El viernes pasado, Jacintha Saldanha, la enfermera que recibió la llamada y la transfirió a quien dio la información, fue encontrada muerta en un aparente suicidio.

“Lamento mucho y estoy triste por la familia, no puedo imaginar por lo que están pasando”, dijo Greig en el programa Today Tonight.

Los locutores personificaron telefónicamente a la reina Isabel II y al príncipe Carlos. Ambos llamaron al hospital la semana pasada y lograron conseguir información sobre Catalina, Duquesa de Cambridge, la cual pasaron al aire.

Christian dijo que estaba destrozado y afligido. “Lamentamos increíblemente el rol que jugamos en todo esto”, dijo en Today Tonight.

Ambos contaron que la idea de hacer la llamada surgió en una reunión antes de su programa en la estación 2DayFM. La intención era aprovechar el tema noticioso más comentado, que era el embarazo de Catalina. La broma desató la indignación pública desde la muerte de la enfermera.

“Esta muerte está en su conciencia”, decía un mensaje dejado en el muro de Facebook de 2DayFM. Otros más acusaban a Greig y Chiristian de tener las manos manchadas de sangre.

Pero ambos enfatizaron el lunes que mientras ellos hicieron la llamada al Hospital Rey Eduardo VII, no tuvieron que ver con la decisión de transmitirlo. La llamada fue grabada y luego pasó por el proceso de veto de la estación Southern Cross Austereo, antes de ser transmitida.

“Pasó por cada filtro por el que pasa todo antes de salir al aire”, dijo Christian en una entrevista con el programa A Currente Affair. Él mismo aclaró que no sabía en qué consistía este proceso de veto.

“Nuestro rol es sólo grabar y obtener el audio”, dijo Christian. Ambos dijeron que nunca esperaron que la broma fuera exitosa.

Creyeron que sus malos acentos los delatarían y que quien les respondería les colgaría.

“Asumimos que nos colgaría y que eso sería todo”, dijo Christian.

“No iba a ir tan lejos. Iba a ser una broma tonta como las que ha hecho tanta gente antes”, comentó Greg.

“Si jugamos algún rol en su muerte, lo lamentamos mucho”, dijo Greig, quien añadió cómo se enteró de la muerte de Saldanha. “Es la peor llamada que he recibido en mi vida”, añadió tratando de contener las lágrimas.

Mientras tanto, la red de radio australiana involucrada en la controversia por una broma telefónica canceló el programa, y expresó profundo pesar por la muerte de una enfermera que contestó a los locutores.

Los dos locutores “no regresarán a las ondas radiales hasta nuevo aviso”, informó la empresa Southern Cross Austereo en un comunicado. La compañía también suspendió todas las llamadas de broma, quitó la publicidad y ordenó una revisión de procesos y políticas.

“En primer lugar nos gustaría expresar nuestras profundas y sinceras condolencias a la familia por su pérdida. Estamos muy apenados por lo ocurrido”, afirmó en el comunicado de este lunes Rhys Holleran, el presidente ejecutivo de la empresa.

“No pretendemos ser perfectos y siempre intentamos hacer las cosas mejor. Iniciamos una revisión detallada y rigurosa de nuestras políticas y procedimientos para informar sobre cualquier mejora que hagamos”.

La policía metropolitana de Londres contactó a las autoridades australianas en referencia a la llamada, confirmó un vocero a CNN, pero no informó sobre con quién o quiénes se ha comunicado.

Un vocero de la Policía de Nueva Gales del Sur en Australia dijo a CNN que mientras avanza la investigación sobre la muerte de Saldanha, ese cuerpo policiaco ofrecerá asistencia a Scotland Yard de ser requerida.

Ben Barboza, esposo de Saldaña, expresó pesar por la muerte de su esposa en una publicación en Facebook: “Estoy devastado por la trágica pérdida de mi amada Jacintha en trágicas circunstancias. Ella será sepultada en Shirva, India”.

Una hija de Saldanha publicó una foto de ella con su madre y escribió: “Te extraño, te amo. Jacintha Saldanha”.

El director del hospital donde se encontraba internada la Duquesa de Cambridge criticó el pasado sábado a la estación de radio por decidir transmitir la llamada, algo que calificó como “verdaderamente espantoso”.

“El hospital King Edward VII cuida de gente enferma y fue extremadamente tonto de sus locutores tan solo considerar intentar mentir para llegar a uno de nuestros pacientes, y peor hacer la llamada de verdad”, escribió el jefe del hospital, Lord Glenarthur.

“La consecuencia inmediata de esas acciones premeditadas fue la humillación de dos dedicadas y cariñosas enfermeras que simplemente estaban haciendo su trabajo atendiendo a los pacientes”.

“La consecuencia a largo plazo ya ha sido reportada alrededor del mundo y es, francamente, trágica más allá de las palabras”.

Lord Glenarthur llamó a la estación de radio a tomar medidas “para asegurarse de que ese tipo de incidente nunca vuelva a ocurrir”.

En un audio publicado en el portal YouTube se escucha que los locutores de un programa de la estación de radio 2Day FM, de Sydney, hablan con una recepcionista que transfiere la llamada a una enfermera. El programa de radio se disculpó por la llamada el pasado miércoles, pero los locutores, Mel Greig y Michael Christian, siguieron tuiteando sobre el incidente este jueves y viernes por la mañana.

Tras conocerse la muerte de la enfermera, este viernes una vocera de la estación dijo a CNN en un comunicado que los conductores "no regresarán al programa hasta nuevo aviso, por respeto a lo que solo puede describirse como una tragedia". Dijo que Greig y Christian estaban "profundamente afectados" por el incidente.

Aunque las cuentas de Twitter de los locutores fueron inmediatamente borradas de la red social, muchos comentarios de enojo llenaron la página de Facebook de la estación de radio 2Day FM. "Esta muerte está en su conciencia", publicó un usuario. "Sangre en sus manos", escribió otro.

La duquesa de Cambridge salió del hospital el pasado jueves, luego de ser tratada por náuseas y vómito, producto de su primer embarazo.

El Palacio de St. James emitió un comunicado en el que afirmó que “el duque y la duquesa de Cambridge están profundamente tristes" por el fallecimiento de la enfermera.

"Sus altezas reales fueron tratados de manera maravillosa en todo momento por todos en el hospital King Edward VII, y sus pensamientos y oraciones están con la familia de Jacintha Saldanha, amigos y colegas en este momento tan triste". 

 

Ed Payne y Nick Thompson contribuyeron con este reporte.

Ahora ve