Cuáles son los riesgos y el potencial de las armas químicas de Siria

Los expertos especulan acerca del arsenal químico que Siria podría poseer y sobre los efectos de estas sustancias en las personas
  • A+A-
Autor: Holly Yan
(Reuters) -

Con el debilitamiento de las fuerzas de Bachar al Asad en la guerra civil en Siria, el mundo teme cada vez más que el régimen recurra a las armas químicas para sofocar la revuelta en el país.

El gobierno insiste en que nunca usaría armas químicas en contra de su propio pueblo; sin embargo, los líderes internacionales dicen que la desesperación del régimen podría causar una tragedia mayor en el país asolado por la guerra. El uso de las armas químicas y sus efectos a la población son los temas que se discuten mientras se recrudece la batalla.

¿De qué clase de armas hablamos y qué efectos producen?

Los analistas militares creen que Siria puede tener uno de los mayores arsenales químicos en el mundo. En específico, puede incluir armamento con gases sarín, mostaza y VX.

Los servicios de inteligencia estadounidense indican que Siria cuenta con los compuestos químicos que se necesitan para fabricar gas sarín, un agente mortífero que puede matar a miles de personas rápidamente.

El gas sarín es un agente nervioso inodoro que puede provocar convulsiones, parálisis y paro respiratorio. Los agentes nerviosos son los más tóxicos y rápidos de los agentes químicos para uso bélico que se conocen, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EU (CDC, por sus siglas en inglés). Esta sustancia se evapora rápidamente de su forma líquida para dispersarse en el aire. También se disuelve fácilmente en agua y puede contaminar el suministro.

El VX es otro agente nervioso que puede ser letal si se inhala. También se puede esparcir en forma líquida, incluso unas cuantas gotas sobre la piel pueden tener los mismos efectos que el gas sarín. “En comparación con el agente nervioso sarín (también conocido como GB), se considera al VX como más tóxico si se aplica por vía cutánea y un poco más tóxico si se inhala”, indicó el CDC.

El gas mostaza, también conocido como mostaza de azufre, causa quemaduras químicas en la piel, ojos y hasta en los pulmones, si se inhala. Se usó en la Primera Guerra Mundial; aunque puede ser letal, también puede incapacitar a las víctimas y provocar cáncer o ceguera permanente.

¿Cómo se despliegan las armas químicas?

Siria podría liberar los agentes químicos a través de una variedad de municiones, como bombas arrojadas desde aviones, misiles de superficie SCUD, proyectiles de artillería o cohetes, de acuerdo con Jeffrey White, del Instituto Washington para las Políticas de Cercano Oriente.

La ropa de una persona puede seguir emanando gas sarín hasta 30 minutos después de la exposición al gas, lo que puede llevar a exponer a otras personas, según el CDC.

El sarín también puede se ingerido a través de alimentos contaminados. El VX se evapora muy lentamente, casi a la misma velocidad que el aceite para motores. Al igual que el sarín, puede emanar de la ropa hasta media hora después de la exposición. Por otro lado, la mostaza de azufre puede permanecer en el ambiente por unos cuantos días bajo condiciones climáticas promedio y hasta meses en condiciones de frío extremo, de acuerdo con el CDC.

¿Qué tan devastadores pueden ser los ataques químicos?

Uno de los ataques químicos más espantosos en contra de una zona civil ocurrió hace 25 años, cuando Sadam Hussein esparció armas químicas en la ciudad kurda de Halabja. En el ataque murieron miles de personas y miles más resultaron heridas.

Aunque Siria se ha comprometido a no usar “armas no convencionales” o armas de destrucción masiva en contra de sus ciudadanos, advirtió tajantemente a otros países que pudieran intentar intervenir militarmente en el conflicto sirio que “el arsenal de este tipo de armas que la República Árabe Siria posee está bajo la custodia y vigilancia del Ejército sirio. Estas armas se usarán sola y estrictamente en el caso de una agresión externa en contra de la República Árabe Siria”, dijo en julio el vocero del ministerio del Exterior, Jihad Makdissi.

Sin embargo, algunas personas no creen que Siria mantenga su promesa ya que no se vislumbra el fin del conflicto que ya ha durado 21 meses. “Por primera vez en la historia de la Convención para las Armas Químicas (CWC, por sus siglas en inglés), que entró en vigor en abril de 1997, existen serias preocupaciones de que se utilicen armas químicas”, dijo Ahmed Uzumcu, director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a Siria que cualquier despliegue de agentes químicos sería catastrófico. “El uso de armas químicas es y será totalmente inaceptable”, dijo Obama esta semana. “Si cometen el trágico error de usar estas armas, habrá consecuencias y se les hará responsables de ellas”.

Tom Foreman, Barbara Starr y Tim Langmaid, de CNN, colaboraron con este reportaje.

Ahora ve