Corea del Norte lanza un cohete y provoca la alerta internacional

El cohete desplegó un objeto que "al parecer alcanzó órbita". El lanzamiento fue visto como una confrontación por la comunidad internacional
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

Corea del Norte sorprendió y enojó a la comunidad internacional este miércoles al lanzar un cohete de largo alcance que al parecer puso un satélite en órbita, un gran avance para el sigiloso Estado.

El régimen norcoreano informó que el cohete despegó con éxito de un centro espacial en su costa oeste y puso un satélite en la órbita pretendida. El lanzamiento ocurrió luego de un intento fallido en abril y solo días después de que Pyongyang sugirió que sus planes podrían suspenderse.

Las aseveraciones previas de lanzamientos de misiles han sido descalificadas por Estados Unidos y otros países, pero esta vez parece que lo han logrado.

Indicaciones iniciales sugieren que el cohete “desplegó un objeto que al parecer alcanzó órbita”, informó en un comunicado el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés).

El lanzamiento inesperado, en medio de temperaturas congelantes en Corea del Norte, elevó las tensiones en el este de Asia, que dejó a diplomáticos buscando nuevas formas de presionar al régimen, el cual ha hecho lanzamientos de cohetes y pruebas nucleares a pesar de las sanciones internacionales.

También desbanca teorías que indicaban que el joven líder norcoreano, Kim Jong Un, pudiera tomar pasos para moderar el actuar de la nación con respecto a sus relaciones internacionales.

“Esto es algo de lo que nos deberíamos de preocupar”, dijo Philip Yun, quien fue asesor del presidente estadounidense Bill Clinton en asuntos de Corea del Norte, y quien hizo notar que tomó a Estados Unidos 24 intentos para lanzar con éxito el mismo tipo de vehículo.

Pero Corea del Norte aún tiene mucho trabajo por hacer “si es que piensan montar un dispositivo nuclear o un arma en el cohete”, dijo Yun, que es director ejecutivo del Fondo Ploughshare, una fundación con sede en Estados Unidos que busca detener la proliferación nuclear.

Muchas naciones, incluidas Estados Unidos y Corea del Sur, consideran el lanzamiento como una prueba encubierta de tecnología balística. Corea del Norte ha insistido que intenta poner un satélite científico en el espacio “por razones pacíficas”.

Países alrededor del mundo rápidamente condenaron el actuar de Pyongyang este miércoles, al afirmar que viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El gobierno surcoreano afirmó que el lanzamiento fue una confrontación y una “amenaza a la paz y la estabilidad de la península coreana y el mundo”. Japón lo calificó de “intolerable”.

Estados Unidos describió el lanzamiento como “un acto muy provocativo” así como “otro ejemplo del actual irresponsable de Corea del Norte”.

Washington trabajará con otros países, incluyendo China, Rusia y otros miembros del Consejo de Seguridad, para buscar una respuesta apropiada, afirmó Tommy Vietor, vocero del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

China, aliado de Corea del Norte, lamentó que el lanzamiento ocurriera, e hizo notar “preocupaciones entre la comunidad internacional”.

“Esperamos que las partes relevantes permanezcan en calman para mantener la paz y la estabilidad en la península coreana”, dijo Hong Lei, vocero del ministerio de Exteriores de China.

El fallido intento de abril pasado torpedeó un acuerdo con Estados Unidos para recibir miles de toneladas de ayuda alimentaria. Analistas han sugerido muchas razones detrás de la decisión de Corea del Norte de realizar el lanzamiento este mes. Es la primera vez que se intentan dos lanzamientos el mismo año, y también la primera que se hace en invierno.

Funcionarios surcoreanos e investigadores han identificado preocupaciones políticas domésticas como motivos clave para Kim, el joven líder norcoreano.

“Creo que es muy importante para Kim Jong Un construir legitimidad política y motivar los espíritus de su gente”, dijo James Schoff, un especialista en Corea del Norte. “Lo está haciendo a pesar del hecho de que sabe que vendrá mucha crítica en la región”.

El lanzamiento ocurre durante un periodo de consolidación de poder para Kim, que ha purgado al Ejército en un aparente intento por imponer su autoridad en el liderazgo del régimen.

“Si Kim Jong Un realiza con éxito una prueba con un misil de largo alcance, es una muy importante señal que dice 'sí, yo Kim Jong Un, he reemplazado a los poderosos generales'”, afirmó John Park, del Instituto de Tecnología de Massachusetts. “Muestra que tengo el balance adecuado y estoy ahora a cargo”.

Pyongyang ha dicho que el lanzamiento del cohete previsto sería "fiel a la voluntad" de Kim Jong Il, el fallecido líder de Corea del Norte y padre de Kim Jong Un, cabeza del régimen gobernante.

Kim Jong Il murió el 17 de diciembre del año pasado, por lo que el primer aniversario de su muerte se da cerca de la fecha en que Corea del Norte ha anunciado para el lanzamiento.

Los expertos especulan que Pyongyang quería que este lanzamiento ocurriera antes de finales de 2012, año en que se cumple el centenario del nacimiento de Kim Il Sung, fundador de Corea del Norte y abuelo de Kim Jong Un.

El cohete despegó este miércoles por la mañana y voló sobre las islas japonesas de Okinawa.

El gobierno japonés informó que una etapa del cohete cayó en el Mar Amarillo frente a la península coreana, una segunda parte cayó en el Mar de China y una tercera frente a la costa este de Filipinas.

Pero el NORAD informó que la primera etapa cayó en el Mar Amarillo y una segunda frente a Filipinas.

Corea del Sur aún intenta determinar si el objeto que el cohete puso en órbita funcionará de manera adecuada, informó Kim Min-seok, un vocero del ministerio de Defensa.

La agencia estatal de noticias de Corea del Norte informó que el satélite, llamado Kwangmyongsong-3 fue construido para la observación de la tierra.

El lanzamiento no era esperado tan pronto, ya que el lunes pasado Corea del Norte anunció que extendió el periodo de lanzamiento hasta finales de diciembre, tras citar problemas técnicos en un motor.

Intentos anteriores en 1998, 2006, 2009 y abril pasado fallaron en su intento de poner un satélite en órbita y causaron también la condena internacional.

K.J. Kwon y Paula Hancocks en Seúl, Paul Armstrong en Hong Kong, Junko Ogura en Tokio, Connie Young en Beijing, y Elise Labott, Barbara Starr, Jamie Crawford y Jessica Yellin en Washington contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
No te pierdas