El gobierno de Bachar al Asad se desmorona, según funcionarios de EU

Aunque el presidente sirio ha perdido territorio en las últimas semanas, no tiene planes de renunciar, según funcionarios de inteligencia
  • A+A-
Autor: Barbara Starr
(CNN) -

El control del presidente de Siria se está desmoronando rápidamente pero, según las últimas estimaciones de inteligencia de Estados Unidos, hay pocas indicaciones de que Bachar al Asad vaya a dimitir.

A pesar de que funcionarios del gobierno de Barack Obama han dicho por casi dos años que parece que el gobierno de al Asad está debilitándose, la última descripción dada a CNN por funcionarios estadounidenses sugieren que los problemas esta vez se han acelerado internamente, luego de que la oposición continúa capturando más territorio.

“Está en su punto más bajo”, dijo un funcionario estadounidense con conocimiento de las últimas estimaciones. La inteligencia de Estados Unidos cree que esto se ha acelerado en semanas recientes. “La tendencia se está moviendo más rápidamente que lo que lo ha hecho en el pasado”.

En tanto, un funcionario ruso clave afirmó que al Asad bien puede ser derrotado por la creciente oposición armada.

“El regimen y el gobierno de Siria está perdiendo más y más control y más y más territorio”, dijo a un comité del gobierno ruso el viceministro de Exteriores, Mikhail Bodganov. “Desafortunadamente, no podemos descartar la victoria de la oposición siria”.

Los comentarios fueron inusualmente francos por parte de Moscú, dado que hasta hace poco Rusia había negado que al Asad estuviera perdiendo control. Aun así, pocos creen que esto llevará a un cambio en la postura rusa de bloquear esfuerzos para forzarlo a dejar el gobierno.

Funcionarios de Obama han advertido públicamente que al Asad podría recurrir a medidas más drásticas para combatir a la oposición.

La inteligencia encontró en semanas recientes evidencias de que el Ejército sirio está mezclando precursores químicos y poniéndolos en bombas, aunque tras advertencias internacionales, hay señales de que dicha actividad se ha detenido, según el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta.

“Pero mi preocupación es esta: si la oposición continúa moviéndose contra el régimen, particularmente si se mueve hacia Damasco, si el régimen cree que está en peligro de colapsar, esto bien podría llevar a utilizar ese tipo de armas. Eso es lo que más me preocupa”, dijo Panetta en una entrevista con CNN esta semana.

Una nueva preocupación es que el Ejército sirio comenzó a disparar misiles Scud contra los rebeldes, de acuerdo con funcionarios estadounidenses.

Si al Asad quiere mantener a su equipo aéreo fuera del alcance de los misiles tierra-aire de la oposición, los Scud pueden ser disparados desde una distancia más cercana y alcanzar territorio rebelde, de acuerdo con estimaciones de inteligencia de Estados Unidos.

El presidente sirio aún controla algunas de sus fuerzas militares y comandantes, pero funcionarios estadounidenses creen que él y sus más altos asesores tienen ahora menos habilidad para mantener control que hace seis a ocho años.

"Ha habido una progresión constante fuertemente a la baja en el control de  al Asad del poder", dijo un alto funcionario estadounidense, quien también afirmó que el entorno del presidente sirio se está debilitando.

Sin embargo, este funcionario y otros han dicho a CNN que no hay indicaciones de que al Asad tenga planes de renunciar.

Un segundo funcionario dijo que el líder y sus comandantes al parecer están al tanto de que la oposición ha logrado significativas victorias militares en recientes semanas.

Esto apunta a que el conflicto podría ser resuelto por la vía armada y no por la diplomacia o con una solución política, según un exembajador estadounidense en Siria.

“Esto será finalmente decidido a través de la fuerza de las armas en el terreno”, a pesar del rechazo del gobierno de Obama de dar armas a los rebeldes, dijo a CNN el exembajador Frederic Hof.

Por ello, existe una preocupación de que la implosión del gobierno sirio resulte en un vacio de seguridad. El alto funcionario estadounidense dijo que Estados Unidos siente que tiene suficientes indicadores de inteligencia para afirmar que eso podría pasar.

Aun con el avance de los rebeldes, las fuerzas militares del gobierno sirio siguen peleando por el gobierno con una lealtad firme. Hay signos de que las deserciones a nivel de comandantes se están deteniendo, aunque los análisis estadounidenses no están seguros del motivo, de acuerdo a otro alto funcionario estadounidense.

“Aun hay control del régimen sobre el Ejército a pesar del hecho de que reconocen que la fuerza opositora ha mejorado”, dijo el otro funcionario, también con acceso a los últimos datos de inteligencia estadounidense.

Al parecer el periodo de deserciones en masa terminaron o hay una mejor seguridad. Siguen ocurriendo, especialmente al nivel más bajo de rangos militares, según el funcionario.

Jill Dougherty contribuyó con este reporte.

Ahora ve