Obama pide tomar medidas tras el tiroteo en una escuela en Connecticut

El presidente dijo estar muy dolido por lo ocurrido en una escuela primaria y pidió trabajar para evitar que vuelva a ocurrir algo similar
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Un conmovido presidente Barack Obama expresó este viernes su “abrumador dolor” por las víctimas de un tiroteo en una escuela primaria de Connecticut que dejó 28 muertos, y pidió tomar medidas para evitar este tipo de tragedias.

“Sé que no hay padre en Estados Unidos que no sienta el mismo abrumador dolor que siento”, afirmó Obama, con lágrimas en los ojos.

“La mayoría de los que murieron hoy eran niños, lindos y pequeños niños de entre cinco y 10 años de edad. Tenían toda la vida por delante, cumpleaños, graduaciones, bodas”, afirmó Obama.

“Nuestros corazones están rotos por los padres y abuelos, hermanas y hermanos de estos niños, y por las familias de los adultos que se perdieron”, dijo Obama.

El presidente afirmó que ya se ha pasado por varios episodios similares, y recordó otros ataques a tiros, como el ocurrido en un centro comercial de Oregon, en un cine en Aurora, Colorado, o en un templo en Wisconsin, por lo que debe de hacerse a un lado la política y trabajar para evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

La Casa Blanca informó este viernes que el presidente Obama tomará en cuenta el restablecimiento de la prohibición de armas de asalto en su segundo mandato que comienza en enero.

"Sigue siendo un compromiso suyo", dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, a los periodistas acerca de la prohibición de la era de Bill Clinton que expiró en 2004.

La respuesta presiona a la administración a que revise los temas espinosos de la Segunda Enmienda después de varios tiroteos, un tema que Obama evitó cuidadosamente en su primer mandato.

Aunque el arma utilizada en el asesinato no ha sido identificada, la masacre de este viernes en la escuela Sandy Hook ha renovado el enfoque de la política pública sobre el control de armas y la propiedad.

"Estoy absolutamente horrorizado por las noticias del tiroteo a sangre fría de decenas de niños en Newtown, Connecticut. Otra persona inestable ha tenido acceso a armas de fuego y cometió un crimen atroz contra los niños inocentes", dijo el representante Jerrold Nadler, un demócrata de Nueva York, en un comunicado.

"No podemos aceptar esto como un producto de rutina de la vida moderna de Estados Unidos. Si ahora no es el momento de tener una discusión seria sobre el control de armas y la epidemia de violencia armada que azota nuestra sociedad, yo no sé cuándo será”, dijo Nadler.

Las encuestas, como la realizada por CNN/ORC Internacional en agosto, poco después del tiroteo mortal en el cine de Aurora, Colorado, han dicho que el 76% de los encuestados cree que "no debería haber restricciones en la posesión de armas de fuego".

Durante la campaña presidencial, Obama y el candidato republicano Mitt Romney evitó cuidadosamente el debate muy polémico y partidista sobre control de armas.

"Somos una nación que cree en la Segunda Enmienda, y creo en la Segunda Enmienda", dijo Obama en el segundo debate presidencial con Romney.

El discurso político en las armas es poco probable que aumente ya que las encuestas indican que los estadounidenses no quieren leyes de armas más estrictas y la violencia armada en general ha disminuido, dijo Kristin A. Goss, profesor asociado de política pública y ciencias políticas en la Universidad de Duke.

"Históricamente, el lado pro control ha tenido problemas para encontrar una narrativa convincente que ayude a la gente impulsar las leyes más estrictas de control de armas", dijo Goss. 

El presidente Barack Obama informó que habló por teléfono con el director del FBI, Robert Mueller, y con el gobernador de Connecticut, Dan Malloy, para expresar sus condolencias por las muertes.

El mandatario ordenó que todas las banderas en edificios federales ondeen a media asta desde este viernes y hasta el próximo 18 de diciembre.

En el ataque de este viernes en total, 18 niños así como seis adultos, murieron en la escuela, informó la policía de Connecticut. Otros dos niños murieron por sus heridas en un hospital. El atacante también está muerto, confirmó la policía, y su madre fue encontrada sin vida el su apartamento.

Ahora ve