"Newtown, ustedes no están solos", dice Obama a familiares de víctimas

El presidente de EU acudió a una vigilia realizada por familiares de las víctimas del tiroteo en una escuela primaria en Connecticut
  • A+A-
(Reuters) -

Los familiares y socorristas de las 26 víctimas del tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown, se reunieron la noche de este domingo con el presidente Barack Obama, para tratar de encontrar algo de consuelo respecto a un caso que ha conmovido al mundo.

“Solo puedo esperar que ustedes sepan que no están solos en este dolor”, dijo el presidente Obama en el memorial. “Hemos llorado por ustedes. Hemos abrazado más a nuestros hijos. Cualquier medida que podamos hacer para mejorar las cosas, la vamos a hacer. Newtown, ustedes no están solos”, agregó.

“Como comunidad, ustedes nos han inspirado”, dijo Obama. “Con esta violencia indescriptible, ante un mal impensable, ustedes se han protegido entre sí, y se han amado entre sí. Así es como Newtown será recordado. Ese amor los llevará a superar esto”.

“¿Estamos cumpliendo con nuestras obligaciones? ¿Podemos decir que estamos haciendo lo suficiente para mantener a nuestros hijos lejos del peligro? ¿Como nación, estamos juntos? ¿Podemos decir que estamos haciendo todo lo necesario para darles las oportunidades que merecen?”, cuestionó Obama.

“La respuesta es no. No estamos haciendo lo suficiente, y tendremos que cambiar”, respondió el mandatario. “No podemos tolerar esto más. Estas tragedias deben terminar, y para terminarlas tenemos que cambiar”.

Obama dijo que utilizará todos los poderes que le corresponden para comprometer a los ciudadanos y a funcionarios de salud, en un esfuerzo para evitar que ocurran más tragedias como la de Newtown.

El mandatario llegó dos días después de que Adam Lanza, de 20 años, disparó y se suicidó con una pistola, aunque aún tenía "cientos de balas” en “varios cargadores” para las tres armas que cargaba durante la masacre de este viernes, en la que 20 niños murieron, confirmó este domingo el teniente de la policía Paul Vance.

"Necesitábamos esto", dijo el reverendo Matt Crebbin, de la Iglesia Congregacional de Newtown, como primer orador del evento. "Necesitábamos estar juntos".

Con su muerte, el agresor silenció cualquier posibilidad de que el mundo entendiera completamente lo que estaba en su mente.

El teniente de la policía de Connecticut, Paul Vance, dijo que la madre del tirador, Nancy Lanza, es la mujer que encontraron muerta las autoridades con “múltiples heridas de bala”, en una casa de Newtown, Connecticut, donde vivía con su hijo.

Lanza utilizó un rifle de asalto Bushmaster AR-15 para matar a tiros a los niños en dos aulas, de acuerdo con Vance, y luego se suicidó con un arma de fuego.

"Suponemos que fue durante el episodio de la segunda aula que él escuchó que alguien se aproximaba, y aparentemente en ese punto decidió quitarse la vida”, dijo el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, a la cadena ABC.

Las autoridades tienen planeado entrevistar a otros testigos, dijo Vance, y están analizando la evidencia. La investigación podría llevar semanas, comentó.

Todas las víctimas murieron después de recibir varios disparos, dijo H. Wayne Carver II, jefe médico forense de Connecticut. Sus muertes -así como la de Nancy Lanza - se clasifican como homicidios.

"Esto es, probablemente, lo peor que he visto, o lo peor que hayan visto mis colegas”, dijo Carver, quien realizó la autopsia de siete víctimas.

En cuanto a Lanza, el pistolero, los pocos familiares y conocidos que han hablado públicamente no saben cómo explicar lo que ocurrió. Él no tenía antecedentes penales.

La tía de uno de los niños fallecidos, Noah Pozner, de seis años, dijo que él “tenía un gran corazón y era muy divertido, con mucho espíritu”, capaz de iluminar el lugar donde se encontrara.

Mientras la comunidad está de luto, las autoridades continúan en busca de pistas que den alguna explicación a la tragedia.

“Esto es probablemente lo peor que he visto o lo peor que cualquier de mis colegas haya visto”, dijo el jefe de peritos médicos de Connecticut, H. Wayne Carver II.a los reporteros. Todas los víctimas murieron por más de un disparo. 

Los 20 niños asesinados tenían entre 6 y 7 años.

El gobernador de Connecticut, Dan Malloy, informó que había dado los nombres de las víctimas a sus familiares, que habían esperado ansiosamente alguna noticia en una estación de bomberos cercana.

“Los padres habían estado reunidos por horas, colgados de la esperanza”, dijo Malloy a CNN el domingo. “Nunca puedes estar preparado para esto, decirles a 18 o 20 personas, o familias enteras, que sus seres queridos no regresarán con ellos”.

El agresor usó un arma para forzar su entrada al edificio, detalló el gobernador este domingo. “Lo que sabemos es que disparó al entrar al edificio”, dijo. “Luego penetró el edificio literalmente disparando la entrada al edificio. Esto es lo que un arma de asalto puede hacer por ti”.

Investigadores creen que el tirador abrió fuego en dos salones de la escuela, y luego se disparó mientras las autoridades entraban al edificio, dijo Malloy al programa de la cadena ABC, This Week.

“Suponemos que fue durante el episodio en el segundo salón que escuchó a los agentes acercarse y aparentemente ahí fue cuando decidió tomar su propia vida”, dijo.

Los investigadores han revisado “cada grieta y hendidura” de la escuela y han encontrado “muy buena evidencia” ahí y en la casa del tirador Adam Lanza, donde su madre, Nancy, fue asesinada.

El letal tiroteo también reavivó el debate sobre la venta de armas en Estados Unidos.

Adam Lanza fue hallado muerto junto a tres armas: un rifle semiautomático calibre .223 fabricado por Bushmaster, y otras dos pistolas hechas por Glock y Sig Sauer, dijo una fuente policial a CNN. Todas pertenecían a su madre.

Carver, quien realizó autopsias a siete de las víctimas, dijo que las heridas que observó fueron causadas por una “arma larga” y que el rifle fue la principal arma usada.

Nancy Lanza era una coleccionista de armas y recientemente mostró un recién comprado rifle a un conocido en el poblado de Newtown, Dan Holmes.

Además de las tres armas halladas en la escuela, el tirador también tuvo acceso a al menos tres armas más, según una fuente policial.

Ahora ve