Tres funcionarios de EU renuncian tras reporte sobre seguridad en Bengasi

Un reporte sobre el ataque en la embajada de EU en Libia señala que el Departamento de Estado creó un dispositivo de seguridad 'inadecuado'
  • A+A-
| Otra fuente: CNN

Tres funcionarios del Departamento de Estado nortamericano, incluyendo dos que revisaron las decisiones sobre seguridad del consulado del país en Libia, renunciaron tras darse a conocer un informe independiente sobre los ataques del 11 de septiembre, aseguraron fuentes de la dependencia a CNN.

Eric Boswell, secretario asistente de seguridad diplomática y Charlene Lamb, asistente de la secretaría de Estado para programas internacionales enviaron sus renuncias, de acuerdo con fuentes de la dependencia. Un tercer funcionario en el buró sobre Asuntos de Oriente Próximo también renunció.

Boswell y Lamb revisaron la seguridad para la misión de Bengasi. Lamb testificó ante el Congreso sobre las precauciones que se habían tomado en materia de seguridad; documentos muestran que la funcionaria negó en varias ocasiones que fuera necesaria seguridad adicional en el consulado de Libia.

Los reportes del ataque del 11 de septiembre en el consulado de Estados Unidos en Bengasi, dados a conocer el martes, señalan “fallas sistemáticas y deficiencias en el liderazgo y manejo” en el Departamento de Estado norteamericano.

El ataque provocó la muerte de cuatro estadounidenses, incluyendo la del embajador Christopher Stevens.

"Fallas sistémicas y las deficiencias de liderazgo y gestión en los niveles superiores dentro de las dos agencias del Departamento de Estado dieron lugar a una Misión Especial en que la seguridad era inadecuada para Bengasi, y claramente insuficiente para hacer frente al ataque que se llevó a cabo", se detalla en el reporte.

El documento mencionó que el dispositivo diplomático de seguridad en Bengasi, el día del ataque y en las semanas previas, era “inadecuado”, "a pesar de las reiteradas peticiones” de la Misión Especial en esa ciudad y de la Embajada de Trípoli, para conseguir personal adicional.

Agregó que "no hubo ninguna protesta antes de los ataques", que el informe calificó de "inesperado en su escala e intensidad."

Pese a las críticas, el gobierno no encontró que ningún empleado del Estado haya incurrido en conductas erróneas o ignorado responsabilidades y no recomendó que ninguno fuera disciplinado.

El senador John Kerry, considerado el principal prospecto para convertirse en el nuevo secretario de Estado, dijo que el Departamento de Estado estadounidense “ha tomado un gran paso al señalar las lecciones que fueron aprendidas de Bengasi”

“Es un mundo peligroso en el que vivimos y pienso que este reporte representa un avance significativo en los intereses de seguridad”, dijo a reporteros el miércoles.

El reporte señala que existe una “falta de transparencia, respuesta y liderazgo en el ámbito superior” en Washington, Trípoli y Bengasi.

El documento fue enviado a Hillary Clinton quien dijo que aceptará cada una de las 24 recomendaciones establecidas, las cuales incluyen fortalecer la seguridad y mejorar la inteligencia en áreas “con amenazas mayores”.

Ahora ve