Un grupo de trabajo contra la violencia armada comienza su labor en EU

El equipo del presidente Obama impulsa una regulación de las armas, mientras persiste el dolor y los funerales por la matanza en Newtown
  • A+A-
Autor: Michael Pearson
(CNN) -

La administración del presidente Barack Obama comenzó a trabajar para cambiar las leyes estadounidenses respecto a las armas, menos de una semana después del tiroteo en una escuela primaria de Newtown, Connecticut.

El vicepresidente Joe Biden se reunió con integrantes del gabinete en la Casa Blanca y otros líderes para empezar a formular lo que Obama ha denominado “reformas reales”, después de que un tiroteo causara la muerte de 26 personas, entre ellas 20 niños. 

"Tenemos que tomar medidas, y hay una serie de cosas (…) que podemos hacer de inmediato”, dijo Biden este jueves momentos antes de comenzar la reunión. "Para cualquier cosa que hagamos, vamos a necesitar su apoyo”.

Unos 480 kilómetros al norte, fueron sepultados tres niños y dos maestros que murieron el viernes pasado, cuando Adam Lanza abrió fuego en el plantel educativo.

“Es una cadena de velorios y funerales", dijo Lillian Bittman, expresidenta de la Junta Escolar de Newtown. "Ni siquiera sabemos a cuáles ir. Hay tantos".

Este jueves también sepultaron en una ubicación desconocida a Nancy Lanza, la madre del tirador, dijo un hombre que creció con ella en Kingston, New Hampshire, Donald Briggs.

Todavía no hay un plan preciso respecto a la fecha en que sepultarán a su hijo, Adam, quien le disparó en su casa, antes de dirigirse a la escuela de Newtown, disparar y suicidarse.

"Eso todavía está bajo discusión", dijo Briggs. "En todo caso, sería en la primavera".

Tres niños de 6 años están entre el grupo que fue sepultado este jueves: Allison Wyatt, que amaba dibujar y quería ser artista; Benjamin Wheeler, que amaba a los Beatles; y la pelirroja Catherine Hubbard, que amaba a los animales.

También ocurrió el entierro de los profesores Lauren Gabrielle Rousseau y Anne Marie Murphy.

Las muertes han provocado una efusión de simpatía nacional. Carretadas de adolescentes de una escuela de Minnesota, que sufrieron un tiroteo masivo en 2005, se dirigieron a Newtown para ofrecer su apoyo.

El derramamiento de sangre ha provocado indignación entre muchos ciudadanos, que esperan una regulación de las armas para reducir la violencia.

Una ligera mayoría de los estadounidenses está a favor restricciones importantes para el uso de armas: 52%, hasta 5 puntos más respecto a una encuesta realizada en agosto, tras el tiroteo dentro de una sala de cine en Aurora, Colorado, donde 12 personas murieron, según un sondeo que publicó este miércoles CNN/ORC Internacional.

El 46% cree que el gobierno debe jugar un papel en la solución del problema, hasta 13 puntos más respecto a enero del 2011, después de que en Tucson, Arizona, un tiroteo matara a seis personas y provocara lesiones a Gabrielle Giffords, quien era legisladora.

A la reunión de trabajo para enfrentar la violencia con armas acudieron el secretario de Justicia, Eric Holder; la secretaria de Educación, Arne Duncan; la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano; la secretaria de Salud y Servicios Humanos, además de elementos del área policial.

Desde que ocurrió el tiroteo, varios demócratas y algunos republicanos conservadores que han apoyado los derechos de armas han dicho que están abiertos a discutir el tema.

La senadora Dianne Feinstein, demócrata por California, dijo que presentará una iniciativa para reinstaurar la prohibición de armas de asalto, que expiró en 2004. La Casa Blanca dijo que el presidente apoya ese esfuerzo.

Más de 195,000 personas han firmado una petición en línea de la Casa Blanca para apoyar una nueva legislación de control de armas.

Este viernes, a una semana de la matanza, están previstos tributos para los fallecidos en Newtown. Las campanas de iglesias en toda la región sonarán a las 9:30 horas (local), y algunos sitios web pondrán sus páginas en negro, en señal de luto.

El gobernador de Kansas, Sam Brownback, y el gobernador de Texas, Rick Perry, pidieron a los residentes de sus estados hacer una pausa para reflexionar.

Perry solicitó además que las iglesias hagan sonar sus campanas 26 veces, en honor de las víctimas en la escuela.

También está prevista una vigilia para Navidad.

Rita Cosby, Deborah Feyerick, Ben Brumfield, Jessica Yellin, Dave Alsup, Susan Candiotti, Sandra Endo, Faith Karimi y Daphne Sashin contribuyeron con este reporte

Ahora ve