Las relaciones homosexuales dañan dignidad del ser humano: Benedicto XVI

En un pronunciamiento, el pontífice criticó los "atentados" a los que está expuesta la "auténtica familia formada por un hombre y una mujer"
El Papa Benedicto saluda en el Vaticano
AFP. Benedicto XVI-audiencia-vatileaks  El Papa Benedicto saluda en el Vaticano  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
(AFP) -

El papa Benedicto XVI, jerarca de la iglesia católica, pronunció este viernes un discurso contra las relaciones y el matrimonio homosexual al señalar que estas uniones niegan que el ser humano nació hombre o mujer, intentan manipular la naturaleza y dañan la dignidad del ser humano.

“El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho preestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear",  dijo el pontífice en un discurso de Navidad que dirigió a integrantes del Vaticano.

En su largo pronunciamiento afirmó que los "atentados" a los que está expuesta la "auténtica" forma de familia, compuesta por padre, madre e hijo, tiene una dimensión "aún más profunda".

Benedicto XVI citó la frase de la feminista Simone de Beauvoir: "Mujer no se nace, se hace", y dijo que forma parte de "una nueva filosofía según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza que el hombre debe aceptar, sino una papel social del que se decide autónomamente".

"No, lo que vale ahora es que no ha sido Él quien los creó varón o mujer, sino que hasta ahora ha sido la sociedad la que lo ha determinado y ahora somos nosotros quienes hemos de decidir sobre esto. Hombre y mujer como realidad de la creación, como naturaleza de la persona humana, ya no existen. El hombre niega su propia naturaleza", dijo el dirigente católico.

En su crítica, el Papa señaló que al negar el género se degrada la dignidad del ser humano y que si ya no existe la dualidad de hombre y mujer como dato de la creación, "tampoco existe la familia como realidad preestablecida por la creación".

Desde el inicio de su pontificado, el Papa ha mantenido una postura cerrada con respecto a las relaciones homosexuales, lo que ha generado que activistas de la comunidad lésbico gay protesten en su contra.

En 2010, durante su visita a España, un centenar de activistas gay y lesbianas se besaron al paso del automóvil de Benedicto XVI.

Ese mismo año, Benedicto XVI suavizó su postura con respecto al uso del condón, que antes consideraba prohibido. "Pueden haber algunos casos justificados (del uso del condón), por ejemplo cuando una prostituta utiliza un profiláctico", dijo en ese momento.

"Ello puede ser el primer paso hacia una moralización, un primer acto de responsabilidad, consciente de que todo no está permitido y no se puede hacer todo lo que uno quiere", dijo.

La expresión fue recibida de forma positiva por la agencia de las Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA).

Ahora ve