Un jefe puede despedir a una empleada 'irresistible', avala corte de Iowa

Melissa Nelson, quien trabajó durante más de 10 años como asistente dental, fue despedida por ser atractiva para su jefe
radiografia dental dentista dientes
radiografia dental dentista dientes  radiografia dental dentista dientes  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Dana Ford
Autor: Dana Ford
(Reuters) -

¿Puede un jefe despedir a una empleada que le parezca atractiva porque él y su esposa, sea justo o no, vean en ella una amenaza a su matrimonio?

Sí. Así falló la Corte Suprema de Iowa, Estados Unidos, el viernes. La despedida fue Melissa Nelson, quien trabajó durante más de 10 años como asistente del dentista James Knight.

La empleada, a decir de Knight era una “trabajadora ejemplar”, pero el que fuera “irresistiblemente atractiva” para él y su vestimenta apretada y “distractora” ponían en riesgo su matrimonio y por ello la despidió, según el fallo emitido por la corte de ese estado.

Esos despidos pueden no ser justos, pero no constituyen una discriminación ilegal bajo la Ley de Derechos Civiles en Iowa, según el fallo emitido por la Corte Suprema de Iowa, que está formada únicamente por hombres.

“Estamos consternados por la decisión de la corte y su incapacidad de entender la naturaleza de los prejuicios de género”, dijo Paige Fiedler, la abogada de Nelson.

“Que los siete hombres de la Corte Suprema de Iowa no entendieran eso es algo impactante y desalentador. Eso resalta la necesidad de que haya diversidad en la corte en términos de género, raza y experiencias de vida”, agregó.

Ante la corte, Nelson negó que sus prendas fueran inapropiadas. Pero durante el tiempo que trabajaron juntos, Knight llegó a decirle que si “veía sus pantalones abultados, sabría que su ropa era muy reveladora”, dice el fallo.

En otro momento, en respuesta a un supuesto comentario que Nelson hizo sobre su poco frecuente vida sexual, Knight respondió: “Eso es como tener un Lamborghini en el garaje y nunca conducirlo”.

Durante los últimos seis meses del trabajo de Nelson, ella y Knight, ambos casados y con hijos, empezaron a enviarse mensajes de textos fuera del trabajo. Ninguno objetó ese intercambio de mensajes.

La esposa de Knight, que trabajaba en el mismo consultorio dental se enteró de los mensajes a finales de 2009 y exigió que Nelson fuera despedida.

A principios de 2010 y con la presencia de un pastor, Knight le dijo a Nelson que ella se había vuelto una “amenaza” a su familia y que por el bien todos ya no deberían trabajar juntos, de acuerdo con el fallo.

La asistente presentó una demanda, alegando que su jefe la despidió debido a su género, no dijo que él hubiera cometido acoso sexual.

En respuesta, Knight argumentó que Nelson fue despedida debido a la “naturaleza de su relación y la percepción de amenaza” a su matrimonio, no debido a su género. Una corte de distrito falló a favor del dentista y Nelson apeló.

La Corte Suprema de Iowa respaldó la decisión de la de distrito.  “Nos pidieron decidir sólo si existe un problema genuino sobre si el doctor Knight cometió discriminación de género cuando despidió a Nelson por solicitud de su esposa" señaló la corte en el fallo.

"Por las razones previamente discutidas, creemos que esta conducta no constituye una discriminación ilegal, y por ende confirmamos la sentencia de la corte del distrito”, concluyeron.

Ahora ve