La tripulación de un navío presa durante 1,000 días, rescatada en Somalia

En marzo de 2010, piratas somalíes secuestraron la embarcación que transportaba equipo mecánico y que se dirigía a Emiratos Árabes
piratas somalies
piratas_somalia  piratas somalies  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Catherine E. Shoichet y Neda Farshbaf
(CNN) -

Estuvieron atrapados en el mar durante 1,000 días, presos en su propio navío por piratas somalíes frente a las costas de Yemen. Una petición que presionaba por su liberación describió a los rehenes amontonados en reducidos espacios a bordo del MV Iceberg 1, recibía solo arroz y agua para sobrevivir.

Las condiciones eran tan duras en la embarcación que un miembro de la tripulación compuesta por 24 personas se suicidó saltando por la borda. Otro fueron asesinados por los piratas.

El fin de semana, tropas de la Fuerza de Policía Marítima de Puntlandia, estado soberano de Somalia, rescataron a los 22 rehenes que permanecían en el buque con bandera de Panamá, poniendo fin al más largo tiempo que cualquier persona haya permanecido en cautiverio por piratas, según Michael Howlett, director adjunto de la Oficina Marítima Internacional.

“Nos sentimos muy tranquilos de saber que se encuentran a salvo después de su terrible experiencia”, dijo Peter Swift, presidente del programa de respuesta humanitaria a la piratería marítima, el cual ha estado siguiendo la epopeya del navío.

El rescate del domingo fue el resultado de una operación de dos semanas de duración, dijo la Oficina Marítima Internacional. Mohamed Abdulrahman, director de la fuerza marítima que encabezó la misión, dijo este lunes que los rehenes rescatados, quienes provenían de Yemen, India, Pakistán, Ghana, Sudán y Filipinas, se encontraban con buen estado de salud en una base militar en Puntlandia, una región semiautónoma de Somalia.

Mostraban signos de maltrato físico y enfermedad tras su tiempo en cautiverio, dijo la Oficina Marítima Internacional. “Esperamos que tanto las organizaciones públicas como las privadas trabajen para asegurar que los rehenes liberados, así como sus familias, reciban todo el apoyo y asistencia que necesiten, tanto en lo inmediato como a largo plazo, mientras se recuperan del trauma y las privaciones que padecieron desde que fueron secuestrados”, dijo Swift.

En marzo de 2010, los piratas secuestraron la embarcación, la cual había estado transportando equipo mecánico y se dirigía a Emiratos Árabes Unidos, según informó en aquel momento la Fuerza Naval de la Unión Europea para Somalia.

“Pese a que se trata de una exitosa operación de rescate, nuestro sentir está con los otros 139 rehenes que siguen en poder de piratas, 28 de los cuales han estado allí durante poco menos de dos años”, dijo la Oficina Marítima Internacional en un comunicado.

El domingo, autoridades de la oficina, la cual monitorea los ataques piratas, dijeron que piratas fuertemente armados habían secuestrado a cuatro personas después de atacar a un buque de suministro italiano frente a las costas de Nigeria.

La oficina informó en octubre que la piratería marítima había descendido a su nivel más bajo a nivel mundial desde 2008, como consecuencia del incremento de vigilancia por las fuerzas navales internacionales.

Ahora ve