Egipto aprueba la nueva Constitución con el "sí" del 63.8% de los votantes

Más de 10 millones de egipcios votaron a favor de la nueva Carga Magna apoyada por los islamistas, y rechazada por grupos minoritarios
  • A+A-
Por: Salma Abdelaziz
Autor: Salma Abdelaziz
(CNN) -

Los votantes de Egipto aprobaron la nueva Constitución respaldada por islamistas por casi dos a uno, dijo este martes un funcionario electoral.

Más de 10 millones, o el 63.8% votaron a favor, y más de seis millones, o el 36.2% votaron en contra, informó el juez Samr Abou El Maaty, jefe de la Alta Comisión Electoral.

Hubo dos rondas de votaciones, por lo que el resultado ya era esperado desde la primera ronda.

En esa ronda, votaron las provincias más liberales, y el referendo pasó con alrededor del 56.6% de los votos.

En la segunda ronda, realizada el pasado sábado, la gente votó en 17 provincias, en su mayoría leales al presidente Mohamed Morsi y a su partido, que apoyó la Constitución.

El 32.9% del electorado fue a votar, según El Maaty. Cerca de 303,400 votos fueron anulados por irregularidades.

Una profunda fricción en la sociedad y las instituciones egipcias acompañó a la nueva Constitución desde que comenzó a ser redactada.

Los críticos de la Constitución afirman que fue aprobada muy rápido. Liberales, cristianos y otras minorías opositoras afirman que fueron excluidos de la asamblea constituyente, y que la redacción no incluye sus voces. Ellos quieren una nueva asamblea.

Miembros de la oposición afirman que se utiliza un lenguaje vago y que no protege los derechos por los que pelearon los egipcios en la revolución del año pasado, que terminó con el gobierno del presidente Hosni Mubarak.

Quienes apoyan la Constitución afirman que protege los derechos personales, especialmente con sus previsiones sobre cómo manejar a los detenidos en el sistema judicial.

Human Rights Watch afirmó que el texto “protege algunos derechos pero socava otros”. Además, no termina con los juicios militares de civiles ni protege la libertad de expresión y religión.

El difícil camino al referendo comenzó cuando los jueces amenazaron con cerrar la asamblea que redactaría la Constitución. Morsi emitió un edicto a finales de noviembre declarándose inmune contra decisiones judiciales hasta que se realizara la votación.

También despidió al jefe del poder judicial, que tiene muchos miembros que aún son leales a Mubarak.

Las decisions del presidente llevaron a sectores de la sociedad egipcia a salir a las calles para mostrar su descontento en público, lo que regresó a Egipto a una época similar a la de la revolución que llevó a la salida de Mubarak.

Morsi eliminó su decreto, pero la situación permanece tensa.

Ahora ve