El Papa Benedicto XVI pide "que la paz brote" en el territorio de Siria

En medio de las jornadas sangrientas, el pontífice hizo un llamado a que las partes en conflicto terminen con la guerra civil
  • A+A-
Autor: Joe Sterling, Salma Abdelaziz y Holly Yan
(Reuters) -

Un eco de profunda tristeza por Siria resonó este día de Navidad en el Vaticano, donde el papa Benedicto XVI instó a las partes del conflicto a poner fin a la guerra civil que lleva 21 meses.

“Que la paz brote para el pueblo de Siria, profundamente herido y dividido por un conflicto que no perdona ni a los indefensos y que provoca víctimas inocentes”, dijo el Papa en su tradicional mensaje de Navidad, desde el balcón de la Basílica de San Pedro.

“Una vez más hago un llamado para poner fin al derramamiento de sangre, a un acceso más fácil para la ayuda a los refugiados y los desplazados, y al diálogo en la búsqueda de una solución política al conflicto”.

Los musulmanes sunitas constituyen tres cuartas partes de los 22.5 millones de sirios. Sin embargo, cristianos de varias denominaciones representan el 10% de la población, y han sido arrastrados a una guerra civil que en buena parte ha sido librada por el gobierno dominado por los alauitas y por la oposición que es en gran parte sunita.

Los cristianos históricamente han sido protegidos por el régimen de Bachar al Asad, y se han mostrado renuentes a tomar partido. Algunos cristianos de Siria aborrecen a al Asad, y otros apoyan al gobierno. Muchos han estado preocupados por las perspectivas de un gobierno de oposición y temen la llegada de sujetos yihadistas a las filas rebeldes.

Jaramana, un pueblo en los suburbios de Damasco, con una población cristiana y drusa que en su mayoría se ha mostrado a favor del régimen, sufrió un brote de violencia este lunes por la noche.

El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que este lunes por la noche los rebeldes tendieron una emboscada y mataron a un oficial de inteligencia militar. Los Comités de Coordinación Local de Siria (LCC, por sus siglas en inglés), una red de la oposición, reportó este martes que los rebeldes del Ejército Libre de Siria mataron a cinco soldados de la inteligencia militar en enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales.

Un informe emitido la semana pasada por la Comisión de Investigación sobre Siria de la ONU se centró en las hostilidades sectarias y se refirió a los peligros que enfrentan los cristianos. Hizo referencia a un atentado con coche bomba afuera de una panadería en Jaramana, así como al secuestro de cristianos en septiembre.

Antes de que comenzara el conflicto, las comunidades cristianas más grandes se encontraban en las regiones de Damasco, Aleppo y Homs, estableció. Sin embargo, muchos cristianos han huido de sus hogares debido a la violencia.

Los cristianos de Homs han huido a Damasco, y algunos hacia Beirut, en Líbano. Los armenios en Siria han buscado refugio en Armenia.

Los armenios ortodoxos de Siria y otras comunidades cristianas “han buscado protección alineándose con el gobierno, con la consecuencia de que han sido objeto de ataques por parte de grupos armados de oposición”, dijo el informe.

Algunos cristianos han formado “grupos armados de autodefensa para proteger sus barrios de los combatientes de oposición mediante el establecimiento de puestos de control en los alrededores de estas zonas”.

Más de 40,000 sirios han muerto desde marzo de 2011, y cientos de miles han sido desplazados de sus hogares. Al menos 102 personas murieron este martes, según información de los LCC. De ellos, 39 murieron en Damasco y sus suburbios.

Los episodios violentos del martes se produjeron tras dos días de ataques aéreos contra civiles sirios que hacían fila por pan. Al menos 15 personas murieron por un ataque aéreo en la provincia de Homs este lunes, un día después de que más de 100 personas murieron en una panadería en la provincia de Hama, dijeron activistas de la oposición.

Ambos atentados se produjeron en zonas conocidas por albergar un sentimiento antigubernamental. La Agencia de Noticias Árabe Siria, de corte estatal, acusó a “grupos terroristas armados” por el ataque en la provincia de Hama.

Misterio gas mata a seis y lesiona a decenas, dice un médico

Un médico en Homs dijo que seis personas murieron después de quedar expuestas a un gas misterioso. El doctor Abu al Fida dijo que atendió a cerca de 30 de las más de 60 personas que resultaron afectadas por el gas esta semana.

Dijo que quienes estaban cerca de la fuente de gas padecieron síntomas como parálisis, convulsiones, espasmos musculares y, en algunos casos, ceguera. Los que estaban más lejos de la fuente padecieron dificultad para respirar, desorientación, alucinaciones, nerviosismo y una falta de control de las extremidades parecida a una exposición excesiva al gas lacrimógeno.

Al Fida dijo que los afectados reaccionaron bien a la atropina, la cual se utiliza para tratar a pacientes afectados por el gas sarín, aunque no está claro qué sustancia pudo haber sido.

Dijo que el gas apareció como un súbito destello blanco que se aclaró.

El activista de oposición, Rami Abdulrahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, dijo que seis combatientes rebeldes murieron después de inhalar un gas blanco sin olor.

“El gas fue liberado y diseminado en la zona después de que integrantes de las fuerzas del régimen lo lanzaran en bombas de lata”, dijo Abdulrahman. “... Los activistas dijeron que todos los que (inhalaron) el gas sintieron fuertes dolores de cabeza, y que algunos tuvieron convulsiones”.

CNN no puede confirmar por su parte los informes del gobierno o de la oposición de Siria debido a que el gobierno ha restringido fuertemente el acceso de los periodistas.

El frente diplomático: Más conversaciones, pero ninguna acción clara

Los diplomáticos han estado trabajando para llegar a una solución política al conflicto sirio, una iniciativa que ha hasta ahora ha llevado a ninguna parte. Hubo pocos detalles públicos sobre los planes de paz tras una reunión celebrada el lunes entre Al Asad y Lakhdar Brahimi, enviado de paz de la ONU.

Pero los LCC presentaron este martes sus propias exigencias para las conversaciones de paz. Dijeron que rechazarían cualquier iniciativa en la que los sirios estuvieran “obligados a elegir entre aceptar compromisos injustos o la continuación de los crímenes del régimen en su contra”. El grupo también advirtió en contra de otorgarle al gobierno “más tiempo para continuar destruyendo y matando”.

Los LCC dijeron que el presidente y sus funcionarios deben dejar el poder para que cualquier iniciativa funcione, y que cualquier plan que otorgue al gobierno inmunidad contra el enjuiciamiento sería “rechazado de inmediato, ya que pone en peligro la posibilidad de que los sirios consigan alcanzar la justicia”.

En Bahrein, el Consejo de Cooperación del Golfo, compuesto por seis naciones, ha pedido el fin inmediato de la violencia en Siria, y prometió su pleno apoyo a la oposición, según la agencia estatal kuwaití de noticias.

Integrantes del grupo, como Qatar y Arabia Saudita, han apoyado a la oposición siria. Los otros cuatro integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo son Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein y Omán.

Amir Ahmed, Samira Said y Mohammed Jamjoom, de CNN, contribuyeron a este reporte.

 

Ahora ve