El deseo de los sirios para Año Nuevo: el derrocamiendo de Bachar Al Asad

El enviado especial de la ONU advirtió que el ritmo de muertes se está acelerando y que en el 2013 pueden fallecer 100,000 personas
Autor: Ben Brumfield y Yousuf Basil
(Reuters) -

El Año Nuevo trajo a los sirios la misma carnicería que han estado viviendo durante los últimos 21 meses, como un recordatorio de lo sangriento que fue el año pasado.

En las primeras horas del 2013, se desencadenaron enfrentamientos y bombardeos en ocho provincias, reportó el Observatorio este martes. Las peleas más intensas ocurrieron en Damasco y los alrededores, así como en Aleppo, una ciudad que se encuentra en ruinas.

De las personas asesinadas durante la guerra civil, 85% de ellos (39,520) murieron en el 2012, aseguró el Observatorio Sirio de Derechos Humanos este martes.

Durante el 2011 perdieron la vida 6,548 personas, aseguró el domingo el enviado de la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi. “No esperen que sólo 25,000 personas mueran el próximo año, quizás 100,000 morirán”, dijo a reporteros en El Cairo. “El ritmo se está acelerando”.

Siria usa el calendario de occidente y usualmente celebra el Año Nuevo. El 1 de enero es fiesta nacional.

En Damasco, cristianos celebraron el día en la catedral ortodoxa de Mariamite, reportó la agencia estatal de noticias SANA.

A lo largo de la frontera, en un campo de refugiados en Turquía, los sirios unieron sus deseos para el 2013 en uno solo, la caída del gobierno de Bachar al Asad y el fin de la guerra.

Una mujer que recogía hierbas a un costado del camino para comer expresó cómo se sentía en esta fecha: Bachar al Asad nos hizo refugiados”, dijo. “Mató a dos de mis hijos, destruyó nuestros hogares”.

Con su vida en ruinas, todo lo que quiere es poder regresar a su país.

Ahora ve
No te pierdas