Kim Jong Un habla de paz y economía en su primer mensaje de Año Nuevo

Kim Jong Un revivió la tradición de su abuelo de ofrecer un discurso televisado el 1 de enero, lo que no ocurría desde 1994
lider coreano da discurso de nuevo año
kim-jong-un  lider coreano da discurso de nuevo año  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

En su primer discurso del año, el joven líder norcoreano, Kim Jong Un, llamó a la nación a embarcarse en una “lucha sin cuartel” para reformar su economía. Su mensaje llamó la atención por el tono conciliatorio que usó en torno a las relaciones con Corea del Sur.

El discurso del martes, transmitido por la televisión estatal, fue un cambio al modo de gobernar de su padre, Kim Jong II, quien murió hace más de un año y nunca dio un discurso televisado en sus 17 años en el poder.

Pese a que Kim Jong Un ha cultivado una imagen pública mucho menos austera que la de su padre, ha mantenido un fuerte énfasis en la promoción de las habilidades militares del solitario Estado y ha puesto renovada presión sobre las relaciones con Estados Unidos y Corea del Sur.

En su discurso, Kim celebró el controversial lanzamiento el mes pasado de un cohete de largo alcance que puso un satélite en órbita. Condenado por las Naciones Unidas, el movimiento fue considerado como una prueba de la tecnología de misiles balísticos.

El lanzamiento fue “un gran evento que inspiró a todo el personal en servicio y al pueblo una victoria segura y mostró claramente lo que Corea está determinada a hacer”, dijo Kim, según una transcripción de su discurso publicada a través de la Agencia Central de Noticias Coreana.

Kim vinculó el lanzamiento del cohete a su llamado a modernizar la empobrecida economía de esa nación, la cual se basa en buena medida en el comercio que mantiene con su aliado clave, China.

“Vamos a producir un cambio radical en la construcción de una economía gigante con el mismo espíritu y ánimo con el que desplegamos nuestra conquista del espacio”, aseguró Kim, enfatizando la necesidad de mejorar el nivel de vida de la población desnutrida de su país.

Sin embargo, no dio detalles de qué tipo de medidas aplicaría para aumentar la producción en la industria y la agricultura.

En torno a la tensa relación con Corea del Sur, Kim aseguro que eliminar la “confrontación” entre las dos partes sería importante para lograr la reunificación. También criticó la “política hostil” de “fuerzas antireunificación” en el Sur.

Sus comentarios ocurren menos de dos semanas después de la elección de la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, quien prometió lograr un mayor compromiso con Pyongyang que su predecesor. Pero su tarea ha sido más complicada debido a la provocación del cohete lanzado por Corea del Norte.

En un discurso tras su victoria aseguró que intentaría “inaugurar una nueva era para la península de Corea con más seguridad y una diplomacia creíble”.

Ambos países están técnicamente en guerra debido a que no han alcanzado un acuerdo de paz desde el conflicto armado que protagonizaron en la década de 1950.

El líder de Corea del Norte en ese momento era Kim II Sung, el abuelo de Kim Jong Un. En su discurso del martes, el joven Kim parece haber revivido una de las tradiciones de su abuelo.

La última vez que un líder norcoreano dio un discurso fue en 1994, cuando Kim II Sung habló en el Año Nuevo, poco antes de su muerte.

Durante el gobierno de Kim Kong II, entre 1994 y el 2012, el discurso del 1 de enero fue remplazado por una editorial publicada en los diarios estatales.

El estudio de la editorial era obligatorio para todos los ciudadanos. En ella se hacía un recuento de los logros del año anterior y se establecían las metas para el año que comenzaba, temas que fueron evidentes en el discurso de Kim de este martes.

Ahora ve