10 historias a seguir por el mundo durante 2013: guerras, clima y economía

El 2012 llegó a su fin, pero en el mundo existen problemas y retos compartidos por varios países que seguirán este año
  • A+A-
Autor: Tim Lister
(Reuters) -

Pronosticar los acontecimientos internacionales más importantes del próximo año es un pasatiempo tradicional, sin embargo, el mundo tiene la costumbre de aparecer con sorpresas.

A finales de 1988, nadie predijo lo que pasaría en la Plaza Tiananmen o la caída del Muro de Berlín. En la víspera de 2001, los ataques del 11-S y la posterior invasión a Afganistán eran inimaginables.

Así que con esta importante aclaración, echemos un vistazo al empañado cristal para 2013.

1. Más tempestad para Siria y sus vecinos

Si algo se puede garantizar es que la gradual y brutal desintegración de Siria seguirá, con efectos secundarios que se resentirán más allá de sus fronteras. La mayor parte de los analistas no cree que el presidente Bachar al Asad pueda permanecer un año más.

Las unidades con mayor capacidad de las fuerzas armadas sirias se encuentran agobiadas, grandes extensiones del norte y el este del país están fuera del control del régimen, la economía está en graves aprietos y cada semana que pasa, la guerra se acerca más al centro de la capital. El apoyo ruso para Al Asad, que alguna vez fue incondicional, ahora es tibio.

En medio de la batalla, una crisis de refugiados de proporciones épicas amenaza con convertirse en una catástrofe con la llegada del invierno. La agencia para refugiados de Naciones Unidas dice que más de cuatro millones de sirios están en situación desesperada, la mayoría de ellos en campamentos miserables en las fronteras de Siria, en donde las tiendas de campaña no pueden protegerlos del frío y las torrenciales lluvias.

Al interior de Siria, enfermedades como la tuberculosis aumentan, según los organismos de ayuda y existe el peligro de que el hambre se convierta en desnutrición en lugares como Alepo.

La pregunta es si el conflicto culminará al estilo Trípoli, con Damasco invadida por las unidades rebeldes o si se puede alcanzar una solución política que implique la salida de Al Asad y la transición a un gobierno de amplia base.

El enviado de la ONU, Lakhdar Brahimi, no ha sido explícito sobre la salida de Al Asad como parte de la transición, sin embargo, durante su visita más reciente a Damasco dio a entender que tiene que ser de esa manera.

“Siria y el pueblo sirio necesitan, quieren y esperan un cambio verdadero. Y lo que esto significa es claro para todos”, dijo.

La comunidad internacional todavía parece lejana a una intervención militar significativa, incluso para algo tan limitado como establecer una zona de exclusión aérea.

A falta de un poco probable avance que llevaría al régimen y sus opositores a una versión siria de los Acuerdos de Dayton, los cuales pusieron fin a la guerra de Bosnia, el riesgo más grande que se corre es que un régimen desesperado pueda echar mano de las armas químicas, de amigos problemáticos (Hezbolá, en Líbano, y el Partido de los Trabajadores de Kurdistán PKK, en Turquía) y tratar de exportar la agitación a Líbano, Iraq y Jordania.

2. Más inquietudes por el programa nuclear de Irán

La conflictiva situación en Siria probablemente continuará a lo largo del 2013, al igual que el comportamiento de su único amigo en la región: Irán. Fuentes de inteligencia dicen que Irán sigue suministrando con dinero, armas y expertos al régimen de Asad y autoridades militares que desertaron del ejército sirio dicen que técnicos iraníes trabajan en el programa de armas químicas de Siria.

Que Al Asad siga en el poder es importante para Irán, ya que es su único aliado árabe. También comparten el patrocinio de Hezbolá en Líbano, el cual, con su amplia provisión de cohetes e incluso algunos misiles balísticos, podría ser un valioso aliado en caso de un ataque israelí contra el programa nuclear de Irán.

Hablando de eso, es probable que existan varios episodios más en el drama a puerta cerrada de las negociaciones sobre los emplazamientos nucleares de Irán. Rusia está tratando de organizar la próxima ronda para enero.

Pero, por lo menos en público, Irán sostiene que tiene todo el derecho de continuar con el enriquecimiento de uranio para fines civiles, como lo es ayudar en el tratamiento de más de un millón de iraníes que padecen cáncer.

Irán “no va a suspender el enriquecimiento de uranio al 20% debido a las exigencias de otros”, dijo este mes Fereydoun Abbasi-Davani, jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán.

Expertos internacionales dicen que la cantidad de uranio enriquecido al 20% (calculado en noviembre por la Agencia Internacional de la Energía Atómica en 297 libras) es más de lo necesario para fines civiles y la instalación de cientos más de centrifugadoras podría reducir el tiempo necesario para enriquecer uranio para armas.

La pregunta es si Irán aceptará inspecciones intrusivas que tranquilizarían a la comunidad internacional –sobre todo a Israel- de que no puede y no va a desarrollar un arma nuclear.

3. Egipto lidiará con el nuevo poder y con dificultades económicas

Dada la tempestad que se arremolina en Medio Oriente, Israel probablemente podría doblegar el programa nuclear de Irán sin necesidad de bombardear. Además Siria y Líbano ya están lidiando con un Egipto diferente, donde un líder islamista alguna vez encarcelado ahora es presidente y donde grupos salafistas/yihadistas, sobre todo en regiones sin gobierno como el Sinaí, tienen renovadas fuerzas, inimaginables en la era Mubarak.

Estados Unidos tiene una relación incómoda con el presidente Mohamed Morsi, pues necesita de su ayuda en la mediación con Hamas en Gaza, pero le preocupa su acumulación de poder que debilita la democracia y sus ataques de retórica antioccidental. (Ha exigido la liberación de una del jeque Omar Abdel Rahman de una cárcel estadounidense, condenado por su participación en el primer atentado contra el World Trade Center, en 1993).

La aprobación de la Constitución elimina una incertidumbre, incluso si el opositor Frente de Salvación Nacional dice que el documento consolida el poder islamista. Pero al igual que el resultado, el índice de participación (alrededor de un tercio de los votantes) indica que los egipcios están cansados de la agitación y más preocupados por una profunda crisis económica.

Morsi impuso y luego eliminó nuevos impuestos y el tan esperado préstamo de más de 4,000 millones de dólares por el Fondo Monetario Internacional aún no se ha concretado. Las reservas internacionales de Egipto bajaron a 15,000 millones de dólares al final del año, suficientes para cubrir menos de tres meses de importaciones.

Los ingresos por concepto de turismo son un tercio de lo que eran antes de que estallaran las protestas callejeras a principios de 2011. La crisis egipcia de 2013 puede que tenga que ver más con la economía que con su política.

4. Libia amenaza con engendrar más agitación en África del Norte

La revolución de Libia, aunque no tan sísmica como lo que puede producir Siria, sigue reverberando por todas partes. Cuando cayó el gobierno de Muamar Gadhafi, las armas de su régimen llegaron hasta un bazar de armas en Malí y el Sinaí e incluso siendo interceptadas frente a la costa libanesa.

El gobierno libio no parece más cercano a consolidar su autoridad en el país, con brigadas islamistas que dominan en el este, agitación tribal en el Sahara y milicias involucradas en guerras territoriales.

El peligro es que Libia, un país enorme donde las instituciones cívicas fueron reprimidas durante cuatro décadas, se convertirá en la incubadora para una nueva generación de yihadistas, capaces de extender su influencia en todo el Sahel. Tendrán mucho espacio y muy poca oposición de las fuerzas de seguridad.

La aparición del grupo islamista Ansar Dine, en Malí, es solamente un ejemplo. En este país musulmán tradicionalmente moderado, los combatientes de Ansar y los rebeldes tuareg han expulsado a las fuerzas gubernamentales de una zona del norte de Malí que es del tamaño de España y han comenzado a implementar la ley islámica, incluyendo amputaciones y flagelaciones.

Combatientes extranjeros han comenzado a llegar para unirse al más reciente frente en la yihad mundial y analistas del terrorismo ven signos de que Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y grupos como Boko Haram, en Nigeria, comenzaron a trabajar juntos.

Existen planes para que una fuerza internacional ayude a las agotadas fuerzas armadas de Malí a recuperar el norte, sin embargo, un enviado europeo dijo que era casi imposible que esto se concretara antes de septiembre de 2013. Algunos analistas ven en África del Norte el próximo destino elegido por la yihad internacional, con brigadas y campos emergiendo a través de una enorme región desértica.

5. Una accidentada transición para las tropas en Afganistán

Estados Unidos y sus aliados quieren evitar que Afganistán se convierta en otro refugio para grupos terroristas. A medida que se acelera la reducción de tropas, 2013 será un año crítico para poner de pie a las fuerzas afganas de seguridad (los efectivos ya están, aunque su competencia sigue sin ser verificada), mejorar las instituciones civiles y trabajar hacia una sucesión posKarzai.

En noviembre, el Grupo Internacional de Crisis (ICG por sus siglas en inglés) dijo que las perspectivas estaban lejos de garantizarse.

“Demostrar por lo menos voluntad de garantizar elecciones limpias (en Afganistán, en 2014) podría forjar un grado de consenso nacional e impulsar la confianza popular, sin embargo, los pasos hacia una transición estable deben comenzar ahora para impedir una caída precipitada hacia el colapso del Estado. El tiempo se agota”, dijo el ICG.

Los críticos también han expresado inquietudes de que la fecha anunciada de 2014 para retirar las fuerzas de combate solo permitirá a los talibanes saber cuánto tiempo deben resistir antes de asumir el gobierno de Kabul.

Las autoridades estadounidenses insisten en que la palabra es “transición” y no “retiro”, sin embargo, la forma y la función de cualquier presencia militar en 2014 y después todavía está por acordarse.

6. ¿Hacia dónde centrará su atención Corea del Norte?

Entre los estados con capacidad nuclear que Estados Unidos quisiera evitar está Corea del Norte, que no ha dado señal alguna de estar dispuesto a frenar su ambicioso programa para probar dispositivos nucleares y los medios en que son transportados.

En mayo de 2012, Peter Brookes, del Consejo de Política Exterior de Estados Unidos, dijo que “Corea del Norte es un comodín y uno muy peligroso en la materia”. Pronosticó que el inexperto Kim Jong Un querría presentarse “pretencioso y al mando” tanto ante su país como ante el extranjero.

En diciembre, Pyongyang lanzó un misil balístico de largo alcance –el que científicos surcoreanos dijeron después que tenía el alcance para llegar a la Costa Oeste de Estados Unidos. A diferencia del fracaso del anterior lanzamiento de un misil, en 2009, logró poner un satélite en órbita.

A los dos últimos lanzamientos de este tipo han seguido ensayos de armas nucleares –en 2006 y 2009. Imágenes satelitales recientes de la zona de pruebas de armas analizadas por el grupo Norte 38 muestran que ahí sigue existiendo actividad.

Así que la decisión se convierte en una decisión política. ¿Kim seguirá mostrándose “pretencioso y al mando” ordenando otro ensayo? ¿O es que los grandes reajustes y reacomodos en el gobierno ocurrido del año pasado ya consolidaron su posición, lo cual le permitiría centrarse en la difícil situación económica del país?

7. La cocción de la disputa por unas islas entre China y Japón

Ha pasado mucho tiempo desde que Asia Oriental ha lanzado múltiples desafíos de seguridad, pero de repente los programas nucleares y misiles de Corea del Norte no son la única preocupación en la región.

Existe un creciente rencor entre China y Japón por unas islas en disputa en el Mar Oriental de China, el cual puede agravarse tras el regreso al poder en Japón de Shinzo Abe como primer ministro.

Desde hace mucho que Abe se muestra inquieto de que Japón es vulnerable al poder creciente de China y a su voluntad de proyectar ese poder. Durante todo 2012, Japón y China se enfrascaron en una guerra de palabras por las islas Senkaku o Diaoyu, desplegando barcos de pesca y de la Guardia Costera para apoyar las reivindicaciones de soberanía.

En los días previos a que los japoneses acudieran a las urnas, Beijing también envió un avión de vigilancia a esa zona, siendo la primera vez desde 1958, según funcionarios japoneses, en que Beijing se metía al espacio aéreo japonés. Japón envió aviones F-15 en respuesta.

Las islas están deshabitadas, pero los mares a su alrededor podrían ser ricos en petróleo y gas. También hay un factor como el de las Islas Malvinas que opera aquí: No ceder a la otra parte es una cuestión de orgullo nacional. Hay mucha historia entre China y Japón y buena parte de ella no es precisamente buena.

A medida que China ha desarrollado su capacidad de proyectar el poder militar, la marina de guerra japonesa también ha crecido. Incluso un incidente de bajo nivel podría derivar en una escalada de hostilidades. Y ya que actualmente las islas están administradas por Japón, Estados Unidos tendría la obligación de ayudar a los japoneses a defenderlas.

Pocos analistas prevén que estalle el conflicto y ambas partes tienen mucho que perder. Para Japón, China es un mercado de suma importancia, pero la inversión japonesa cayó drásticamente en el último año.

8. Incertidumbre económica en EU y crecimiento en China

Japón, la tercera mayor economía del mundo, no puede ayudar mucho en la reactivación del crecimiento global, que en 2012 fue un anémico 2.2%, según datos de Naciones Unidas. Los países de Europa que no están sumidos en la recesión rondan cerca de ella y el crecimiento en India y Brasil se ha debilitado. Lo cual deja nada más a EU y China.

Al lograr evitarse este martes el abismo fiscal, la mayoría de los pronósticos ven para 2012 en la economía de Estados Unidos una expansión de alrededor del 2%. Eso no es suficiente para compensar el estancamiento en otros lugares, por lo que una gran parte depende de China, para evitar el conocido aterrizaje forzoso.

Hasta ahora, el crecimiento de China ha sido impulsado por las exportaciones y el gasto en infraestructura, pero existen señales de que la clase media china cada vez más madura se está convirtiendo en una fuerza económica que hay que tener en cuenta.

9. Un panorama económico para Europa un ‘poquito mejor’

Nadie espera que Europa se convierta en un puntal económico en 2013, pero al menos el horizonte parece un poco menos oscuro que lo que parecía hace un año.

Los costos de préstamos para los “PIGE” (Portugal, Irlanda/Italia, Grecia y España) han bajado, por lo menos existe un avance discursivo hacia una nueva unión económica y fiscal y el Banco Central Europeo ha hablado fuerte en defensa de la eurozona.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, ahuyentó a los dragones en julio al declarar que “dentro de nuestro mandato, el BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, será bastante”.

En 2013, los mercados van a querer más que palabras de aliento, incluyendo un verdadero avance hacia la unión fiscal y bancaria que dejará atrás lo que a Draghi le gusta calificar como  el “mundo de hadas" europeo de la deuda insostenible y el colapso de los bancos.

Nada puede hacerse sin el visto bueno de la canciller alemana, Angela Merkel, conocida por un enfoque de “paso a paso” que probablemente será aún más cauto en un año en el que ella se enfrenta a la reelección.

Las elecciones a celebrarse en febrero en Italia podrían resultar más importantes, en las que competirán el primer ministro tecnócrata, Mario Mont, contra el disidente al cual reemplazó, Silvio Berlusconi, de 76 años.

La otra cuerda de trampa en Europa podría ser Grecia. Más recortes en el gasto –pedidos para poder recibir un rescate financiero de la UE/FMI– probablemente agudicen una ya muy dura recesión, amenazando con generar más disturbios sociales.

10. Se esperan ver más evidencias del cambio climático

El huracán Sandy, el cual impactó la Coste Este de Estados Unidos en noviembre, fue el más reciente indicador de los cambios en los patrones climáticos. Incluso si no se repite en 2013, el cima extremo está empezando a surtir efecto: en los lugares en los que vive la gente, en los políticos y en la industria aseguradora.

La tormenta del siglo comenzó a convertirse en la tormenta de cada más o menos diez años”, dijo Michael Oppenheimer, profesor de geociencias en Princeton.

"El cambio climático probablemente aumentará, simultáneamente, la intensidad y el tamaño de las tormentas, dando lugar a una importante intensificación de los oleajes”, escribieron él y sus colegas en la revista Nature.

En Estados Unidos la exposición del gobierno a las pérdidas relacionadas con las tormentas en los estados costeros aumentó más de 15 veces desde 1990, alcanzando los 885,000 millones de dólares en 2011, según el Insurance Information Institute.

El grupo asegurador Munich RE dice que, en las últimas décadas, América del Norte ha experimentado mucho más pérdidas que cualquier otra parte del mundo debido al clima extremo. En la región interior de Estados Unidos, los ojos estarán capacitados para mirar a los cielos en busca de señales de lluvia después de la peor sequía en 50 años en todo el Medio Oeste.

Jennifer Francis, del Instituto de Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad de Rutgers, ha demostrado que un Ártico más caliente tiende a disminuir la corriente en chorro, haciendo que serpentean y, esto a su vez, amplíe los fenómenos climáticos.

Es un arma de doble filo: temperaturas más altas pueden hacer que sea posible comenzar a cultivar en lugares como Siberia, pero el clima seco en los graneros tradicionales sería muy perjudicial.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación reporta que la existencia de los principales cereales se han reducido, lo cual contribuye a la volatilidad de los mercados mundiales. El mal tiempo en Argentina, el segundo mayor exportador de maíz, podría agravar el problema.

Ahora ve