El gobierno de Madrid crea un impuesto de un euro para las recetas médicas

Las personas deben pagar un euro por cada receta que surtan, una medida que llega en medio de la crisis y la incertidumbre de farmacéuticos
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Los habitantes de la Comunidad de Madrid comenzaron el año con un nuevo impuesto de un euro para quienes surtan una receta médica, medida impuesta por el gobierno regional que ha causado disputas con los farmacéuticos e incluso con el Ejecutivo.

A finales del año pasado, la Comunidad de Madrid aprobó el impuesto como una medida para “promover una mayor responsabilidad de los ciudadanos” que surten recetas en las farmacias y que solo obtengan “aquellos medicamentos que necesiten y que vayan a utilizar, y no acumulen innecesariamente fármacos en su domicilio”, según el gobierno. 

Sin embargo, la forma en que los madrileños deben hacer el pago —en medio de la crisis económica que vive el país— ha causado confusión, pues la nueva ley indica que cada persona puede pagar solo hasta 72 euros al año a través de un sistema informático de contabilización que aún no existe en las farmacias.

La Comunidad de Madrid afirma que el sistema de contabilización del llamado "euro por receta" estará disponible a partir de febrero, y mientras los establecimientos pueden emitir recibos de pago con el cargo para ser sumados cuando llegue el programa informático.

Ante ello, la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid (Adefarma), que dice agrupar a un 60% de las farmacias de la provincia, afirma que muchos de sus agremiados están en “absoluto desconocimiento” sobre cómo, cuándo y en qué forma deben hacer el cobro del impuesto, según un comunicado que emitieron a manera de rechazo por tal medida.

“Hemos de volver a lamentarnos públicamente por cómo ha transcurrido este nuevo episodio, producto del afán recaudatorio de una Administración Autónoma que todavía no se da por satisfecha en cuanto se ha reducido el gasto farmacéutico, entre un 20 y un 30% desde julio”, reclamó la Adefarma.

Frente a esa postura, el gobierno madrileño emitió una guía en la que explica que el tope de 72 euros será respetado, e incluso habría reembolsos para las personas que “excepcionalmente” pudieran pagar de más a lo largo del año.

También aclaran que el pago de un euro aplica solamente para los medicamentos que superen el costo de 1.67 euros (unos 2.18 dólares), y hay excepciones para las personas con discapacidad, algunos pensionistas y desempleados, y afectados con síndrome tóxico, entre otros.

La posición del gobierno español ha sido de rechazo a este impuesto, el cual también es aplicado en Cataluña desde julio, pues consideran que “vulnera el orden constitucional”, según dijo el Consejo de Estado en declaraciones recogidas por la agencia Notimex.

El presidente Mariano Rajoy, militante del Partido Popular, que también gobierna Madrid, dijo en conferencia de prensa el pasado 28 de diciembre que su administración tomaría la misma decisión de impugnar el impuesto ante el Tribunal Constitucional, como lo hizo en el caso de Cataluña.

“Sería impensable que el Gobierno tomara una decisión diferente en el caso de la Comunidad de Madrid”, declaró Rajoy, aunque no detalló cuándo presentaría el recurso.

En todo el país, el gobierno español ha implementado medidas de austeridad en el gasto público, entre ellas recortes a los presupuestos de sanidad. En septiembre entró en vigor un decreto que limita la atención médica bajo ciertas condiciones, entre ellas el tratamiento a inmigrantes indocumentados.

Ahora ve