La adopción de una niña indígena será decidida por la Corte Suprema de EU

Una ley de protección india le regresó la custodia al padre biológico, por lo que los padres adoptivos apelaron ante el máximo tribunal
  • A+A-
Por: Bill Mears
Autor: Bill Mears | Otra fuente: CNN
WASHINGTON (CNN) -

En la Suprema Corte de Estados Unidos decidirá una batalla de custodia que involucra “lo más conveniente” para una niña cherokee de tres años, un tema que abarca los derechos de los padres adoptivos y el deseo de preservar a las familias nativas americanas dentro las tribus.

Los magistrados informaron este viernes que oirán la apelación de Matt y Melanie Capobianco, quienes adoptaron legalmente a la pequeña Verónica en 2009, poco después de que su madre biológica accediera a darla en adopción. Es probable que se escuchen los argumentos orales del caso en abril y que el veredicto se emita a finales de junio.

La Suprema Corte de Carolina del Sur falló en julio a favor del padre biológico, quien pidió la custodia poco después del nacimiento de la niña. El padre es un miembro registrado de la nación Cherokee y está criando a la niña en Oklahoma.  

Dusten Brown firmó anteriormente un documento legal en el que acordaba dar a la niña en adopción, pero sus abogados dicen que el padre no comprendía el alcance de la cesión y que la madre de la niña tergiversó la herencia india ante los trabajadores sociales cuando se consumó la adopción.

La controversia es si Brown, quien alguna vez careció de la custodia, puede obtener la custodia paterna después de que la madre no india iniciara el proceso de adopción fuera de la tribu.

Una ley especial promulgada por el Congreso rige tales adopciones interestatales desde que las 556 tribus reconocidas actualmente por la federación se sujetaran a la supervisión del Departamento del Interior, obteniendo así beneficios y derechos únicos.

Los abogados de los Capobianco dicen que la ley federal no define como “padre” a un progenitor biológico fuera del matrimonio.

“Mi cliente ha peleado por la custodia desde poco después del nacimiento de su hija”, dijo a CNN Shannon Jones, abogada de Brown. “Ama a su hija con todo el corazón”.

Melanie Capobianco declaró a CNN el año pasado que sus vidas habían sido “trastornadas (… ) ¿Cómo se sentiría cualquier padre si se arrancara abruptamente a su hijo de su hogar sin permitirle contacto alguno? Es insoportable”.

La ley en cuestión es la Ley para el Bienestar de los Niños Indios (ICWA, por sus siglas en inglés) promulgada en 1978 en respuesta a décadas de abuso social sostenido en los procedimientos de los servicios sociales que resultaron en la separación de sus familias de numerosos niños nativos, quienes en muchos casos terminaron en hogares no indios.

La legislación se diseñó para “promover la estabilidad y la seguridad de las tribus y las familias indias a través del establecimiento de un estándar federal mínimo que evite la remoción arbitraria de niños indios de su núcleo familiar y tribal y garantizar que se acaten las medidas que eviten la ruptura de las familias indias en los procesos de custodia infantil”.

La relación de Brown con “el gobierno federalmente reconocido” de la Nación Cherokee implica que Verónica —que en los documentos de la corte es llamada Baby Girl— es miembro de la tribu y está sujeta a su jurisdicción.

“Nunca es la intención de nadie arrancar a un niño de un hogar amoroso”, dijo Todd Hembree, procurador de la tribu Tahlequah de Oklahoma.  “Sin embargo, queremos asegurarnos de que esos hogares amorosos tengan la oportunidad de ser hogares indios antes que nada”.

Como sucede en muchos pleitos por la custodia, hay un desacuerdo fáctico acerca de las circunstancias tanto de la ruptura de la pareja como de la subsiguiente adopción de la niña. Las partes están en desacuerdo incluso acerca de los temas legales que la corte suprema debería abordar.

Los Capobianco creen que el tema debería ser si la ley ICWA puede obstruir de forma inadecuada los procedimientos de adopción iniciados voluntariamente por una madre no india que tenía la custodia absoluta de la niña debido a que, de acuerdo con los padres adoptivos, el padre indio no logró establecer una relación padre-hija según las leyes estatales.

Sin embargo, Brown argumenta que ha establecido con éxito su paternidad según la ley estatal y cumple con los requisitos para ser considerado “padre” según la ICWA, por lo que tiene la potestad y la custodia de su hija.

En los documentos legales estableció que la niña fue concebida cuando la pareja estaba comprometida y que estaba “emocionado” por ser padre. Sin embargo, Brown afirma que la madre biológica terminó la relación a través de un mensaje de texto.

Brown accedió a ceder sus derechos paternos a cambio de que se le condonara la manutención de la niña, pero dijo que la madre nunca manifestó la intención de dar a la niña en adopción unilateralmente.

Además, Brown afirma que la madre biológica trató de “ocultar” su herencia india durante el proceso de adopción con los Capobianco, quienes viven en Charleston, Carolina del Sur.

Al establecer tal herencia, la Nación Cherokee y los servicios sociales del estado se habrían visto en grandes dificultades para permitir una adopción no india y para sacar a la niña del estado.

En ese entonces, Brown fue enviado a Iraq por un año con el Ejército estadounidense, lo que dificultó que insistiera en su reclamo de la custodia. Verónica vivió con los Capobianco durante dos años antes de que la Corte Suprema de Carolina del Sur fallara a favor del padre. Brown llevó a su hija de vuelta a Bartlesville, Oklahoma, la víspera de Año Nuevo de 2011.

La corte suprema del estado que falló en su favor estableció que Brown tenía “una relación profunda” con su herencia india americana, según la cual Verónica será criada.

Sin embargo, los Capobianco señalan otra parte de la resolución de la corte estatal: que a pesar del fallo en su contra, habían sido “padres ideales que demostraron la capacidad de proveer un ambiente familiar amoroso”. La corte señaló que no podía hacer nada y que la ley federal predomina sobre la ley estatal.

“Los tribunales en siete estados han sostenido que la ICWA no impide que las cortes cancelen los derechos de paternidad de un padre que no tiene custodia según la ley estatal cuando el padre ha dejado a su hijo bajo la custodia total de una madre no india”, dijo Lisa Blatt, abogada de la pareja.

Dice que el que el padre accediera a ceder sus derechos de paternidad en un principio implicaba que renunciaba a cualquier intento posterior por obtener la custodia una vez que la niña se encontrara en un ambiente hogareño feliz y estable.

Los Capobianco afirman que Brown se había rehusado a ofrecer ayuda económica a la madre biológica hasta que estuvieran casados y que “no quería saber nada” del embarazo.

Como madre soltera y con otros dos hijos pequeños, la madre biológica sintió que no tenía más opción que dar a su hija en adopción, según un expediente legal que sus abogados presentaron. Dicen que ella cumplió con las leyes que regulan la adopción en ambos estados y con la tribu.

La pareja agregó que ellos habían intentado ser padres siete veces a través de la fecundación in vitro, sin éxito. Ella es psicóloga en desarrollo infantil y él es técnico en hojalatería automotriz. Estaban presentes cuando nació Verónica y tuvieron una adopción “abierta”, es decir, que la madre podía mantener una relación con Verónica, como sucedió.

Ahora ve