Obama elige a un poeta latino para su ceremonia de toma de posesión

Richard Blanco, cubanoestadounidense y cuya obra refleja la integración y el sueño americano, declamará sus versos en la investidura
Autor: Moni Basu
(Reuters) -

Richard Blanco, el poeta al que le gusta describirse como "hecho en Cuba, ensamblado en España e importado a Estados Unidos", será el poeta invitado para la ceremonia de investidura del presidente Barack Obama, cuando el 21 de enero tome posesión de su cargo para un segundo mandato.

Blanco será el primer latino, la primera persona abiertamente gay y el poeta más joven en participar en el codiciado papel. Un comunicado del comité de la investidura dijo que Blanco fue elegido debido a que el poder de su poesía tiene sus raíces en la identidad estadounidense.

“La escritura de Richard encajará estupendamente para una toma de posesión que celebrará la fortaleza del pueblo estadounidense y la gran diversidad de nuestra nación”, dijo Obama el miércoles en un comunicado.

“Estoy que no quepo de alegría, condecorada con este gran honor, rebosante de emoción, admiración y gratitud”, dijo Blanco, de 44 años, en un comunicado. “En muchos sentidos, es la esencia del sueño americano, la cual se esconde detrás de gran parte de mi trabajo y de la historia de mi vida, la historia de Estados Unidos, en realidad”, dijo. "Estoy muy emocionado por la idea de esta reunión para festejar a nuestro país y a su gente a través del poder de la poesía”.

Blanco fue concebido en Cuba por padres que huyeron del régimen autoritario de Fidel Castro. Nació en Madrid, pero se crió en Estados Unidos, donde vivió en Nueva York y en Miami.

Su primer libro de poesía, Ciudad de los Cien Fuegos, versaba sobre la lucha de un inmigrante cubanoestadounidense para definir una identidad cultural. Ganó el prestigioso premio de poesía Agnes Lynch Starrett, de la Universidad de Pittsburgh.

"Siempre describo este libro como una historia de integración cultural”, trazando las aspiraciones culturales y la negociación de crecer como cubanoestadounidense, dijo Blanco del libro, cuyo título alude a la ciudad natal de su familia.

En una entrevista que salió al aire el miércoles en la Radio Pública Nacional, Blanco dijo que en las últimas semanas otra vez ha estado pensando sobre su herencia, después de enterarse que iba a escribir el poema inaugural.

“A pesar de que han pasado unas semanas desde que me enteré, sólo pensar en mis padres y mis abuelos y todas las dificultades que hemos pasado, y que aquí estoy, primera generación de cubanoestadounidense; esto es un gran honor que me ha llegado, sólo sentir esa sensación de increíble gratitud y amor", dijo.

En una entrevista telefónica desde su casa en Bethel, Maine, dijo al New York Times que se identificaba con la historia personal de Obama y su entorno multicultural. “Ha habido una conexión espiritual en ese sentido”, dijo. “De alguna manera, siento que cuando estoy escribiendo sobre mi familia, estoy escribiendo sobre él”.

Educado en Miami, Blanco comenzó su carrera profesional como ingeniero consultor. Quería hacer feliz a su familia logrando el tipo de trayectoria profesional anhelada en la comunidad cubanoestadounidense. Pero sus reflexiones sobre la identidad lo llevaron a la escritura, y se inscribió en un programa de maestría en Bellas Artes y escritura creativa en la Universidad Internacional de Florida. Su mentor entonces fue Campbell McGrath, autor de varios libros de poesía.

Incluso antes de que McGrath se mudara de Chicago a Florida para ser profesor, recibió una carta de Blanco. “No soy poeta, ¿pero me dejaría estar en su clase?”, solicitó Blanco a McGrath.

McGrath pensaba que Blanco sonaba ambicioso, pero el primer poema que escribió en clase, América, se convirtió en el primer poema de Ciudad de los Cien Fuegos.

“Desde el primer momento, sus poemas eran lo suficientemente buenos como para ser publicados”, dijo McGrath. "Llevó a su poesía las capacidades estructurales y analíticas de un ingeniero. Pudo ir más allá de la belleza de las palabras, para mirar debajo de la superficie y examinar la ingeniería del poema", dijo el mentor.

Pero más que cualquier otra cosa, McGrath consideró que el poder en los poemas de Blanco residía en los mensajes universales que él transmite. Sí, escribe sobre identidad, pero lo hace de una manera muy personal: a través de la familia y las relaciones. “Son poemas profundamente humanistas”, dijo McGrath.

En América, por ejemplo, Blanco escribe sobre cómo se servía carne de cerdo como platillo en cada reunión familiar y que un año, cuando él tenía siete años, explicó que en su lugar deberían comer pavo en Acción de Gracias. Eso es lo que todos los demás hacían.

“Abuelita preparó la pobre ave / como si cometiera un acto de traición a la patria / fingiendo su entusiasmo por mi bien”.

McGrath dijo que uno de sus favoritos es El Florida Room, un poema sobre el hogar y la familia publicado en el más reciente libro de Blanco, Buscando el Motel del Golfo.

“No es una sala de estar, pero El Florida, donde me senté solo durante horas con mariposas congeladas en las cortinas de poliéster y los rostros de figuras de Lladró: ángeles tristes, payasos, y princesas con los ojos vidriosos azules y griess, mirando desde atrás las puertas de cristal del armario de pared.

No es el cuarto de televisión, sino donde observé Creature Feature cuando niño, aferrándome a mi hermano, a salvo de los vampiros en el mismo sofá donde me enamoré con Clint Eastwood y mi Abuelo viendo películas del Oeste, o a mujeres compasivas llorando en telenovelas con mi abuela”.

El equipo de toma de posesión de Obama ha pedido a Blanco que escriba tres poemas, dijo McGrath, del cual elegirán uno para que lo lea en las escaleras del Capitolio el 21 de enero en la ceremonia de juramento de Obama.

Solamente ha habido cinco poetas inaugurales en la historia de EU. Robert Frost fue el primero, en 1961, en la toma de posesión del presidente John Kennedy. Los otros fueron Maya Angelou, en 1993, en la de Bill Clinton; Miller Williams, en 1997, otra vez en la de Clinton; Alexander, en 2009, y ahora Blanco.

Ahora ve
No te pierdas