HRW acusa al gobierno de Venezuela de censura sobre la salud de Chávez

La organización internacional acusó al gobierno venezolano de intimidar a los medios de comunicación que cuestionan las versiones oficiales
diosdado cabello venezuela
diosdado cabello venezuela  diosdado cabello venezuela  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico

La organización internacional de derechos humanos, Human Rights Watch (HRW) acusó al gobierno de Venezuela de censurar e intimidar a los medios de comunicación que se atreven a cuestionar la información oficial sobre la salud del presidente Hugo Chávez.

“Con los años, el gobierno chavista ha construido un régimen legal que le permite censurar y castigar a sus críticos, lo que constituye una clara violación a las normas internacionales… ahora está usando estas leyes para limitar la discusión pública en temas de importancia nacional”, dijo José Miguel Vivanco,  director de la organización en América, según un comunicado.

En el documento, emitido este sábado, Human Rights Watch acusa al gobierno venezolano de censurar a la televisora Globovisión al ordenarle suspender una serie de anuncios en los que utilizaban extractos de discursos oficiales para cuestionar la posición del gobierno sobre la ausencia de Chávez durante su toma de posesión el 10 de enero.

El 9 de enero la CONATEL, la agencia de telecomunicaciones del gobierno, ordenó a la televisora dejar de transmitirlos y le prohibió pasar “cualquier video similar”, denunció HRW.

CONATEL basó su decisión en el artículo 27 de la ley de medios de Venezuela, “que fue aprobada en 2004 por la Asamblea Nacional pro-Chávez y modificado en 2010 para prohibir a las estaciones de radio y televisión transmitir cualquier material que pueda ‘fomentar ansiedad entre la población o atentar contra el orden público’”, precisó la organización en un comunicado.

“CONATEL le advirtió (a Globovisión) que se exponía a sanciones serias”, informó José Miguel Vivanco en entrevista con CNN en Español. “Estamos ante una situación de abuso, de arbitrariedad total donde no hay parámetros, no hay instituciones democráticas  vigentes que estén en condición de contrarrestar estos abusos”, señaló.

La organización internacional también denunció que el 6 de enero  agentes de inteligencia del gobierno venezolano irrumpieron en la casa del Federico Medina Ravell, un hombre de negocios a quien acusan de publicar tuits que cuestionan la versión oficial del gobierno sobre la salud de Chávez.

El 8 de enero, el gobierno venezolano confirmó que las computadoras de Medina Ravell habían sido confiscadas y que el hombre de negocios se encontraba bajo investigación por “fomentar el terrorismo en las redes sociales”, informó la organización internacional.

“No hay nada en el contenido de Globovisión que pudiera ser descrito como una amenaza al orden público”, consideró Vivanco, “y sería exagerado que un bloguero fuera procesado por cargos de terrorismo por cuestionar la información oficial sobre la salud del presidente”, según el comunicado.

La tarde del 10 de enero, día que la Constitución del país marca como el inicio del nuevo gobierno, Chávez debía tomar posesión pero las complicaciones de salud le impidieron acudir.

La Suprema Corte de Venezuela decidió que era innecesario que el presidente asistiera a la toma de posesión para que iniciara su siguiente periodo, por lo que continúa siendo el mandatario en funciones.

Ese día el vicepresidente, Nicolás Maduro, acusó a la oposición del país de fomentar “una campaña para intentar desestabilizar” a la nación y culpó a la “prensa del mundo” de mentir sobre la situación de gobernabilidad de Venezuela y su relación con el líder de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien también es partidario de Chávez.

“Pueden decirle a nuestros hermanos pueblos de Sudamérica, de Centroamérica, y del Caribe que esta revolución tiene sus motores prendidos, que nuestro pueblo está más libre que nunca, que nuestra fuerza armada está firme con el socialismo”, dijo Maduro a la prensa internacional.

Chávez lleva un mes hospitalizado en La Habana, Cuba, luego de ser operado por cuarta ocasión por el cáncer que padece. El gobierno de Venezuela ha dado informes sobre su salud, pero nunca ha especificado el tipo de cáncer contra el que lucha.

La oposición considera que es el gobierno quien ha fomentado los rumores sobre la salud de Chávez por el hermetismo que mantienen. "La secrecía es la fuente de los rumores que incrementan la incertidumbre y causan angustia”, dijo a inicios de enero Ramón Guillermo Aveledo, líder de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición opositora a Chávez.

Este sábado, Adán Chávez, hermano del mandatario y gobernador del estado de Barinas negó que el presidente se encuentre en coma y dijo que “avanza en su recuperación”.

Ahora ve
No te pierdas