El dolor y las interrogantes persisten en Newtown a un mes del tiroteo

Los habitantes de esa localidad tratan de definir cuál es el siguiente paso después del tiroteo en la escuela donde murieron 20 niños
Autor: David Ariosto y Susan Candiotti
(Reuters) -

Las preguntas persisten 31 días después de la masacre en la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, Connecticut. El dolor de esa comunidad también continúa tras conmocionar al resto de Estados Unidos

La fuerza de esa angustia es lo suficientemente fuerte como para hacer eco en los pasillos del poder en Washington.

Mientras las autoridades investigan por qué Adam Lanza, de 20 años, disparó contra 27 personas, incluyendo a 20 niños, aún no hay un consenso claro en Newtown respecto a cuál es el siguiente paso.

Muchos residentes piden un control más estricto sobre las armas, incluyendo la prohibición de las armas de asalto, utilizadas en muchos tiroteos.

El jefe de la policía de Newtown, Michael Kehoe, le dijo a la cadena NBC que está a favor de esas medidas de restricción, que también tomarían en cuenta los cargadores de munición de alta capacidad.

Los estudiantes de Sandy Hook regresaron a clases este mes, en la ciudad cercana de Monroe, mientras los investigadores siguen en la escena del crimen.

¿Qué hará Newtown con su escuela? Algunos han propuesto derribarla y transformarla en algo positivo.

La tragedia ha sido tan profunda que las encuestas recientes sugieren que puede haber un cambio en la opinión pública respecto a los límites de la Segunda Enmienda.

La familia de una de las víctimas, Noah Pozner, de seis años, ha contactado a la Casa Blanca para discutir reformas respecto al uso de armas.

En Washington, la tragedia de Newtown ha provocado que se abra de nuevo el debate. El presidente Obama encomendó a un equipo, encabezado por el vicepresidente Joe Biden, discutir y plantear medidas para evitar masacres con armas.

La Asociación Nacional del Rifle se prepara  para uno de sus desafíos más importantes en los últimos años. "Nos estamos movilizando para una pelea", dijo el presidente de esa organización, David Keene.

Los gobernadores de los estados como Connecticut, Nueva York y Colorado han pedido mayores restricciones y controles extensos de fondo respecto a las ventas de armas de fuego.

Otros estados, como Alaska, Arizona y Montana han tratado de aprobar una ley que los exima de estrictas regulaciones federales.

Después de Newtown, varios legisladores del Congreso se comprometieron a introducir medidas de control de armas.

En el primer día de la nueva sesión, los legisladores de la Cámara de Representantes presentaron casi una docena de proyectos de ley relacionados con la violencia armada.

Ahora ve
No te pierdas